Menú

Conoce las opciones de los simuladores de préstamo 'online'

Para pedir un préstamo online lo mejor es hacer simulaciones para no equivocarse.

Francisco Morón Selva
0
Los simuladores de préstamos 'online' tienen sus ventajas. | Pixabay

En los últimos años las opciones de financiación externa que no dependen de las entidades bancarias tradicionales se han multiplicado. Ya no es necesario acudir personalmente al banco para solicitar un préstamo, ya que Internet permite gestionar peticiones de forma online y transparente. Los tiempos de espera se han reducido y las posibilidades son más amplias.

La crisis económica, que afectó a todo el sector de la banca e incrementó la deuda pública, hizo que el público general comenzara a buscar nuevas fuentes de financiación. Si bien las entidades de crédito online ya existían por aquel entonces, actualmente su presencia es mucho mayor y su acción ha diversificado el mercado. El principal punto diferencial ha sido el avance de la tecnología y la aplicación de nuevo software y soluciones en el paradigma de la financiación. La digitalización ha supuesto un cambio total en la realidad del mercado financiero.

En este sentido, los simuladores de préstamos online han acercado al cliente la información de los distintos procesos de financiación disponibles. Un simulador de préstamos es una herramienta que actualmente se emplea con asiduidad para que el usuario compruebe el tipo de prestación que puede recibir. Gracias a él, puede averiguar qué cantidades podría obtener, los plazos de devolución o los tipos de intereses que tendría que pagar. Estos sistemas permiten saber las opciones a partir de las necesidades y filtros del cliente, por lo que son usadas de forma general, tanto en las propias entidades que ofrecen el servicio, como en el cliente que busca saber a qué préstamo puede optar.

Los simuladores permiten calcular la cuota, la tasa anual equivalente (TAE) y la amortización, de manera que el cliente puede saber todos los puntos que configurarán su préstamo. A su vez, los tiempos de respuesta son muy reducidos y, en caso de concesión, es fácil que se disfrute del dinero en la misma semana en que se ha solicitado. Sin embargo, ¿cuál es el objetivo de este tipo de préstamos?

Préstamos para llevar a cabo grandes inversiones

Los préstamos se pueden ajustar a las situaciones de la vida, desde las pequeñas urgencias hasta los grandes proyectos. Y es que existen entidades que conceden sumas elevadas de dinero a los clientes, en ocasiones donde el préstamo es una manera para empezar proyectos económicos de envergadura, como pueden ser una inversión estratégica o la puesta en marcha de un nuevo negocio. Los requisitos van en conjunción con el importe que se ha solicitado y son directamente proporcionales.

No obstante, las entidades bancarias tradicionales siempre solían pedir elevados intereses por cada préstamo, así como se pedía la comparecencia de un aval o de una nómina para asegurar la operación. Actualmente, los análisis de las compañías no son tan detallados y las expectativas económicas que se le exigen al cliente se han reducido. No se requieren grandes avales ni nóminas para que se conceda un buen préstamo.

Aunque las comisiones son variables en función de los operadores, la simulación del préstamo ayuda a calcular las cuotas de devolución según el tipo de préstamo que se ha pedido. En este sentido, el periodo que dure el plazo de devolución suele ser la gran diferencia a la hora de pagar comisiones, y es que, a medida que se pide una mayor duración, los tipos de intereses y comisiones también tienden a subir.

Otro elemento diferencial de las entidades de préstamo es el tipo de actividad en que se enmarcan, ya que no ofrecen todos los servicios de los bancos, de manera que son capaces de adaptarse más a cada usuario. En este caso, las compañías suelen enfocarse hacia la satisfacción de un perfil específico de demandante de crédito, desde los pequeños comerciantes hasta los inversores de futuro.

Los usuarios subrayan que los procesos de solicitud son sencillos y transparentes, si bien antes de acercarse a él no tienen en su haber toda la información que consideran necesaria. En este aspecto, lo fundamental es comprender bien las condiciones del préstamo y asegurarse de los costes que supone, así como de los plazos de devolución que se están estipulando. Otra cuestión importante es conocer el riesgo que supone el impago y la comisión que acarrearía el incumplimiento de los pagos.

Los préstamos y créditos online son muy demandados en Estados Unidos, el mercado donde comenzaron, especialmente para la financiación de viajes en clientes más modestos, pero también en la búsqueda de financiación para inversiones de mayor calado. Este es un mercado que ha crecido mucho en los últimos tiempos en España, sobre todo a medida que la tecnología avanza y el sector financiero ha cambiado de paradigma.

El hecho de que las entidades de crédito sean capaces de ofrecer productos a medida del cliente, especialmente para hacerle frente a grandes importes y proyectos, hace que sean una opción muy demandada. Estos préstamos son ahora la nueva forma de hacer realidad los proyectos más ambiciosos.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco