Menú

¿Cómo evitar las ofertas de trabajo falsas en España?

Aumentan las ofertas de trabajo falsas en España. Hackers usan IA para crear anuncios convincentes y robar dinero o información personal. ¡Cuidado!

Aumentan las ofertas de trabajo falsas en España. Hackers usan IA para crear anuncios convincentes y robar dinero o información personal. ¡Cuidado!
Pixabay

Cada vez son menos quienes compran un periódico para buscar trabajo en la sección de clasificados. La inmensa mayoría de los puestos de trabajo se ofertan a través de portales de búsqueda de empleo online, hasta el punto de que a veces ni siquiera tenemos que tomarnos el tiempo de buscarlo: la propia aplicación del portal de empleo nos hará llegar las nuevas ofertas que encajen con nuestro perfil.

Sin embargo, y según nos advierte ExpressVPN, muchas de las ofertas de empleo que se publican en estos portales web son falsas. De hecho, la cantidad de ofertas falsas está aumentando de forma considerable en los últimos años por culpa de la IA, una tecnología que puede utilizarse para redactar anuncios de trabajo realmente convincentes, incluso si no se tiene conocimiento alguno de la lengua castellana o del panorama laboral en España.

ChatGPT y otras plataformas de inteligencia artificial generativa están contribuyendo entonces a disparar el número de ofertas de trabajo falsas que se publican en nuestro país, pero que están orquestadas desde países que ofrecen una mayor impunidad a los hackers, como Rusia, Bielorrusia o Irán. Los objetivos de estas ofertas fraudulentas pueden ser diversos, pero en todos los casos la víctima es cualquier persona que se postule a ellas.

El robo de dinero a través de las ofertas falsas

Los estafadores pueden plantearse de forma directa el robo de dinero de las víctimas mediante la publicación de una oferta de trabajo falsa. Las técnicas para hacer esto en realidad son bastante más antiguas de lo que parece, y, de hecho, ya se publicaban muchas ofertas falsas de este tipo en los anuncios clasificados de los periódicos.

Para poder lograr su objetivo, un estafador acostumbra a promocionar una oferta de trabajo donde se ofrece un salario muy superior al promedio: con frecuencia en torno a los 3000 € o incluso 4000 € por mes. Y, además, esta oferta falsa nos anticipa que no necesitamos contar con formación previa para poder optar a este supuesto trabajo.

Este tipo de ofertas son muy apetitosas para quienes llevan toda una vida cobrando poco más de 1000 € en trabajos no cualificados en la construcción, la logística o la industria alimentaria, que se apresuran a postularse al empleo. Pronto reciben una comunicación que les anuncia su preselección, pero aquí viene la trampa: deben hacer un pago previo para conseguir el empleo.

Si el pago ronda los 200 € o 300 €, generalmente se justifica argumentando que sirve para costear una instancia formativa previa o la tramitación de permisos especiales para el trabajo. Pero el pago también puede ser mucho menor, de apenas 2 € o 3 €, en este caso bajo el pretexto de verificar la información bancaria del candidato o candidata al empleo.

En cambio, si el pago se realiza mediante transferencia bancaria o mediante PayPal, la víctima pierde el dinero abonado: generalmente los 200 € o 300 € de la supuesta formación. En cambio, si el pago se realiza con tarjeta, el ciberatacante roba esta información bancaria y se apropia de todo el dinero que esté disponible en la tarjeta empleada por la víctima.

Tus cuentas online también están en riesgo

Por otra parte, la información que compartimos en el currículum también puede ser utilizada por los hackers con fines perniciosos. En concreto, los ciberatacantes hacen uso de toda la información adjunta para tratar de vulnerar las cuentas online de las víctimas, tratando de averiguar las contraseñas de acceso a sus redes sociales, o sencillamente apropiándose de su identidad para hacerse con el control de sus cuentas bancarias.

Resulta especialmente peligroso adjuntar una fotocopia del DNI en las candidaturas de empleo. Con esta fotocopia –más la información adjunta en el currículum–, los hackers pueden hacerse pasar por las víctimas ante una empresa de telefonía y solicitar un duplicado de su tarjeta SIM, bajo el pretexto de haberla perdido. Tras recibir el duplicado, el ciberatacante tendrá pleno control del número de teléfono de la persona a la que está tratando de robar.

A partir de aquí, un hacker puede vulnerar los códigos 2FA que protegen el acceso a las cuentas bancarias de la víctima. El ciberatacante incluso podría haber solicitado previamente la información de la cuenta a la víctima, bajo el pretexto de una falsa contratación. Las consecuencias económicas que puede tener un robo de este tipo son desastrosas, y, lo que es peor, los hackers pueden encontrarse muy lejos de la capacidad de acción de la justicia.

Limitar la información que compartimos a la hora de postularnos a un empleo es entonces fundamental si queremos mantenernos a salvo en la red. Debido al uso de las herramientas de IA, las ofertas de trabajo falsas son prácticamente indistinguibles de las legítimas. Por eso se recomienda incluir en el currículum un número de teléfono y un correo electrónico no asociados a nuestras cuentas online. ¡No hay que ponerles las cosas fáciles a los hackers!

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso