Menú

Los beneficios de la ropa laboral para la salud

Hay ocasiones en las que esta ropa no es optativa y se busca que sea cada vez más segura.

0
Hay ocasiones en las que esta ropa no es optativa y se busca que sea cada vez más segura.
La ropa de trabajo es cada vez más segura. | Pixabay

Existen una amplia variedad de profesiones (que van desde cocineros a soldadores, pasando por enfermeras u obreros) que por la realización de sus tareas específicas requieren de una ropa laboral concreta que garantice su seguridad en el trabajo. En este sentido, hay empresas especializadas que dan cobertura a esta necesidad como es el caso del Grupo Billingham. Cualquiera que esté interesado en ropa laboral de seguridad puede encontrar en ellos una amplía selección que satisfaga sus necesidades, un estilo de ropa que va más allá de la moda y donde lo que premia es la comodidad y seguridad del trabajador

El empleo de esta ropa no es optativa y en muchas profesiones las leyes lo exigen tratando de evitar males mayores que se puedan producir al trabajar en los distintos oficios y mirando siempre de salvaguardar las vidas y la salud de aquellos que los desempeñan.

Las exigencias mínimas en cuanto a la utilización y elección de los equipos de protección individual (también conocidos como EPI) aparecen registradas en la Directiva 89/656/CEE de 30 de noviembre, transpuesta al Derecho Interno español por el R. D. 773/1997, de 30 de mayo (BOE de 12 de junio) por lo que toda empresa se encuentra en obligado cumplimiento de aplicarlas.

Si bien es cierto que la ropa de seguridad que se elija ha de estar acorde con la labor que se desempeña, tampoco es menos cierto que ha de resultar cómoda para quien la lleva (de hecho, el que no se consiga esto, ya puede implicar riesgos de por sí) En cada caso, deberá valorarse el tiempo de exposición a los riesgos, la gravedad de los mismos (en caso de producirse) y su frecuencia.

Con la entrada de España en la Comunidad Europea, esto supone que toda la ropa laboral de seguridad ha de cumplir con las exigencias del mencionado decreto y constar con una seña identificativa en la que pueda verse: CE.

Además, cada equipo debe contar con un folleto informativo que resulta muy útil tanto para su selección como para su posterior uso. Aunque existen empresas que ofrecerán este tipo de ropa más barata, siempre se ha de contar con aquellas que aseguren calidad, pues es la seguridad lo que está en juego. Atendiendo a estos detalles resultará más sencillo diferenciar unas de otras.

Los distintos tipos de ropa de protección

Ésta se suele clasificar en función del riesgo específico que pretende cubrir. Así, se pueden encontrar, a rasgos generales, ropa de protección: frente a riesgos de tipo mecánico, frente al calor y el fuego, frente a riesgo químico, frente a la intemperie, frente a riesgos biológicos, frente a radiaciones, de alta visibilidad, frente a riesgos eléctricos y antiestática.

Entre las prendas más demandadas se encuentran las de calzado. Aquí cabe diferenciar entre el calzado de seguridad (que cuenta con un tope de seguridad que ofrece protección frente a impactos. Se realizan ensayos con un nivel de energía, mínimo, de 200J y de una presión que alcanza, al menos, los 15kN); el de protección (que también incorpora elementos para proteger al usuario y tiene un tope, pero los impactos se ensayan con un nivel de energía de 100J y una carga de 10Kn) y el de trabajo (no ofrece garantía de protección contra impactos, pero sí que trata de proteger a quien los lleva de riesgos derivados de accidentes).

Los materiales que se emplean están en función de las necesidades específicas que se pretende cubrir. Para evitar el riesgo de resbalar es muy común usar, por ejemplo, suelas de caucho o sintéticas con diversos dibujos.

En los trabajos de construcción se suele emplear plantillas metálicas internas que se incorporan, lo que aísla de perforaciones. Y ya, en los trabajos en los que se considere que existe peligro de descargas eléctricas, lo ideal es contar con un calzado que haya sido pegado o cosido o vulcanizado directamente y que no cuente con ningún conductor de la electricidad (como pueden ser los clavos) En definitiva, en función de la labor que se desempeñe, será más adecuado usar uno u otro.

Las otras prendas más demandadas son la ropa de alta visibilidad (que cuentan con material reflectante para ofrecer una visibilidad mínima, hasta en condiciones desfavorables, como puede ser el caso de las personas que trabajan asfaltando las carreteras, tanto de día como de noche) y los guantes de seguridad.

Estos últimos también tienen diferentes materiales de acuerdo a la profesión que se desempeñe. Por ejemplo, para manipular materiales con bordes filosos o ásperos, se recomiendan usar de cuero o lona, pero para trabajos de fundición se requieren otros más específicos y que cuenten con un material resistente al calor.

La adquisición de estos productos es casi tan importante como el mantenimiento de los mismos. Tan sólo se puede asegurar una protección eficaz contra riesgos si las prendas se conservan en buen estado, se lleva a cabo una limpieza adecuada y se almacena en un lugar apto. Esto asegurará que la vida útil de las prendas seleccionadas sea mayor y eficaz al 100% durante todo ese periodo.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia