Menú

42, el campus gratuito de programación que rompe los esquemas de la formación tradicional

Con una metodología basada en la gamificación y "el peer to peer", 42 mantiene una filosofía centrada en "aprender a aprender".

0
Con una metodología basada en la gamificación y "el peer to peer", 42 mantiene una filosofía centrada en "aprender a aprender".
Campus 42 de programación. | Telefónica

¿Es posible convertirse en programador profesional sin ir a clases ni aprender a través de libros? Se puede y es la propuesta de 42, un campus presencial abierto 24/7 y gratuito que sigue una metodología basada en proyectos de las diferentes ramas de la programación a través de un concepto innovador y disruptivo de la formación. El proyecto de 42 se engloba dentro de la estrategia de acción social de Fundación Telefónica, donde desde hace más de 20 años, se trabaja en proyectos de innovación educativa y empleabilidad.

El campus está abierto para todas las personas mayores de 18 años que aspiran a convertirse en profesionales de alto nivel sin límite de edad. No se necesita de titulación ni formación previa. Según sus organizadores, solo es necesario "ser perseverante y tener ganas de aprender a aprender", ha explicado Luis Miguel Olivas, director de empleabilidad e Innovación Educativa de Fundación Telefónica. Además, 42 pretende ser una academia de valores, de actitud y de aprendizaje de "hard y soft skills".

Con una metodología basada en la gamificación y "el peer to peer", 42 mantiene una filosofía centrada en "aprender a aprender" y un espacio en el que se fomenta la creatividad, el esfuerzo, la superación y el trabajo en equipo. Todo ello con el objetivo de formar todos los perfiles digitales demandados por el mercado laboral.

42 llegó a España en septiembre de 2019 de la mano de Fundación Telefónica y la apertura del campus de Madrid, en Distrito Telefónica. Hace tres meses se ha abierto en Urduliz, Vizcaya y en otoño llegará a Barcelona y Málaga. Desde allí se impulsan iniciativas para motivar la inscripción y participación de las mujeres en la academia y fomentar las vocaciones tecnológicas con el fin de romper la brecha digital de género. Además de reservar una cuota de plazas del 30% para las piscinas que se celebran durante el año, se organizan actividades específicas donde se da voz a referentes femeninos en el sector STEM.

¿Cuántos campus hay?

Tras el éxito del primer campus de programación 42 en París, se ha creado una red global, la 42 Network, con un total de 30 campus en la actualidad repartidos por Ámsterdam, Tokyo, Roma, Moscú, Bangkok, Wolfsburgo, Bruselas, Adelaida, Sao Paulo, Quebec…

Fundación Telefónica, tras la gran acogida del campus de 42 Madrid, ha apostado por expandir este modelo en España y junto con otros aliados ha expandido el proyecto por otros puntos del territorio nacional: Urduliz (Vizcaya), en funcionamiento desde abril de 2020, Málaga, Barcelona y Alicante.

Con estos nuevos campus, Fundación Telefónica y sus socios estratégicos dan un paso más y se anticipan al escenario profesional del futuro. Todo con el fin de dar respuesta a las necesidades del mercado laboral y preparar a la sociedad para las nuevas profesiones digitales.

¿Cómo apuntarse?

En la actualidad, hay más de 30.000 personas registradas entre los campus de Madrid y Urduliz. La inscripción es gratuita en todos los campus y está permanentemente abierta. Para poder acceder no son necesarios conocimientos previos ni titulación. Solo hay que superar dos fases: un test de habilidades online de 2 horas y 15 minutos como máximo y un período de selección presencial de 26 días consecutivos en el campus llamado "la piscina".

La última prueba del proceso de selección consiste en 26 días consecutivos de trabajo sumergido en 42, la llamada "piscina". Es decir, hay que atreverse a programar. Supone una inmersión total en el mundo del código donde los que más saben nadar enseñan a los que menos saben y entre todos tratan de llegar hasta el final. Todo ello en un ambiente de colaboración y trabajo en equipo durante los siete días de la semana, día y noche.

¿Cómo se aprende en 42?

El proceso de aprendizaje suele durar 3 años de media y sigue una metodología basada en proyectos de las diferentes ramas de la programación. 42 es un campus vivo, en la actualidad existen más de 100 proyectos que van creciendo y actualizándose constantemente. Estos se organizan como un árbol de programación con 21 niveles al cual los estudiantes se enfrentan, como si de un videojuego se tratase, superando las fases y adquiriendo conocimientos competenciales.

Una vez se supera una parte obligatoria común a todos los estudiantes, estos pueden elegir su camino dentro del curso seleccionando la rama de especialización más específica acorde a sus intereses. Hay muchas ramas para elegir. El plan de estudios incluye programación orientada a objetos, programación móvil, programación funcional, ciberseguridad, inteligencia artificial, ingeniería inversa, código malicioso, programación de kernels, Big Data, programación de redes, programación 3D y mucho más.

42 emplea una metodología "peer-to-peer learning" o de aprendizaje entre pares, donde lo más valioso es aprender del compañero. El aprendizaje entre pares es un modelo educativo en el que los estudiantes aprenden unos de otros a través del trabajo colaborativo superando, compartiendo retos y, sobre todo, evaluándose entre ellos.

Los estudiantes o deben preocuparse si no saben nada de programación previamente, este aprendizaje es igual de válido tanto para los que saben como para los que no. Esa es una de las claves del éxito de 42: funciona para todos y aprenden todos, el que más sabe y el que menos. En este proceso, lo más importante es que los estudiantes no compiten entre ellos, sino que entienden que para avanzar en la metodología tienen que colaborar y trabajar mano a mano.

Por otro lado, 42 es un aprendizaje basado en proyectos. En él, los estudiantes obtienen un conocimiento más profundo de la tecnología a través de la exploración activa de desafíos y problemas del mundo real. Aprenden haciendo y pensando críticamente en lugar de seguir instrucciones y memorizar.

En Tecnociencia

    0
    comentarios