Menú

La historia del sindicalista que hizo temblar al Kremlin

El director Wajda ha presentado Walesa, la historia del sindicalista que luchó por la democracia en la Polonia dominada por la URSS.

0

Tras el gran fiasco con I’m the same i’m an other, este viernes nos volvimos a reconciliar con el cine de los Países Bajos, por lo general bastante interesante en la SEMINCI, gracias a Matterhorn, fuertemente aplaudida por el público. De hecho, el mayor aplauso oído hasta ahora.

El director holandés Diederick Ebbinge nos presenta la vida rutinaria y maniática de un hombre, Fred, que vive solo en una pequeña comunidad calvinista. Pronto descubriremos que tiene mujer e hijo, pero no destriparemos lo que pasó con ellos. Sin embargo su aburrida vida se ve sacudida con la aparición de un extraño hombre, Theo, que no parece hablar su idioma y al que acoge en su casa.

La comunidad calvinista le da la espalda y todo se complica cuando Theo pide matrimonio a Fred. Una tragicomedia desternillante que muestra la necesidad de liberación del individuo, especialmente en los ambientes más cerrados. Aunque advierto que en esta película nada es lo que parece ser, o casi nada.

La siguiente película presentada en la sección oficial, La reconstrucción, es una producción argentina dirigida por Juan Taratuto que abandona momentáneamente la comedia para presentarnos un drama en toda regla protagonizada por Diego Peretti.

El personaje de Peretti es otro hombre solitario al que atormenta algo ocurrido en el pasado y que acude a regañadientes a la llamada de ayuda de un amigo. Una vez allí, experimentará una serie de acontecimientos que hará que definitivamente deje el pasado atrás.

Pese a que la historia es buena y la localización, Ushuaia, ayuda a ese ambiente frío y distante que necesita la historia, Taratuto no ha sabido mostrar la evolución del personaje central, qué es lo que hace que cambie. Y todavía menos ha conseguido que el público empatice con el atormentado hombre y ni remotamente que te emociones.

Por último vimos la película de clausura y que este sábado pondrá fin al Festival Internacional de Cine de Valladolid, Walesa, del director polaco Andrzej Wajda, uno de los cineastas más respetados y laureados de Europa.

Wajda, cronista de la historia de Polonia en sus películas, dedica este biopic (ya dije el otro día que están de moda) a Lech Walesa, el sindicalista polaco que luchó para que la democracia y la libertad llegara al país, entonces satélite de la URSS, y que llegó a ser presidente y ganó el Premio Nobel de la Paz. Una interesante película para aquellos que disfruten de cine político y que cuenta como Walesa cofundó el sindicato Solidaridad que fue capaz de hacer temblar al todopoderoso Kremlin.

Wajda ha empleado imágenes reales para ilustrar las revoluciones de los años 70 o incluso parte del discurso de Walesa en el Capitolio de EEUU. Con esta película la SEMINCI, el festival dedicado al cine de autor en España, echa el cierre hasta el año que viene.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios