Menú

Antonio Hernández, Premio Nacional de Poesía

El poeta gaditano ha sido galardonado por su poemario Nueva York después de muerto con el que ya obtuvo el Nacional de la Crítica.

0
El poeta gaditano ha sido galardonado por su poemario Nueva York después de muerto con el que ya obtuvo el Nacional de la Crítica.
Antonio Hernández

Antonio Hernández ha ganado hoy el Premio Nacional de Poesía por su poemario Nueva York después de muerto, una obra "totalizadora, arriesgada y comprometida que recoge la herencia literaria", según el jurado, que destaca también que es "un libro que rehumaniza y salva del olvido".

El galardón, que está dotado con 20.000 euros, reconoce la obra de un autor español escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en 2013.

Nacido en Arcos de la Frontera (Cádiz) en 1943, Antonio Hernández ya obtuvo este año el Premio Nacional de la Crítica española con este mismo poemario. Por ello a Hernández esta distinción le ha pillado por sorpresa, "en este país no se repiten las buenas obras que se hacen con los pobres de los líricos como yo", ha manifestado a declaraciones a Europa Press.

"Me siento igual que Rafael Chirbes, un estupendísimo escritor al que admiro, porque yo también he ganado este año el de la Crítica y el Nacional, y como la poesía es la hermana bella y pobre de toda la literatura me hace mucha ilusión", ha explicado el poeta a la Agencia Efe tras conocer el fallo del galardón.

"Le doy las gracias al jurado y me gusta que diga que eso de que 'salva del olvido', una frase que me recuerda a Cernuda y su Dónde habite el olvido y aunque Cernuda no esté en el poemario está presente en el libro porque era gran amigo de Lorca, quien junto con Rosales son los protagonistas del poemario", ha subrayado el poeta.

Portada del poemario galardonado

En Nueva York después muerto hay tres protagonistas Lorca, Rosales y el propio autor.

"Es un coloquio y un libro que hice, por así decir, por encargo de Luis Rosales -dice el autor-, una persona muy irónica que cuando estaba ya en casa mal con una embolia, me pidió que le llevara libros porque ya no tenía su biblioteca y un día me dijo que hubiera querido terminar su obra con una trilogía que se llamara 'Nueva York después de muerto'".

"Nunca pensé que yo lo haría. Es un libro complejo, lleno de filosofía, antropología, sociología y su interrelación con los tres géneros: poesía, narrativa, teatro y el periodismo. Es un intento de poesía 'total' y un homenaje a la trilogía de Rosales", continúa. "Con este libro, que era una apuesta grande y arriesgada, cosa que en la poesía actual existe poco o nada, he quemado mi ultimo cartucho y parece que ha salido bien", ha recalcado el autor.

Antonio Hernández cultiva la narrativa, el ensayo y el periodismo, y, sobre todo, la poesía, con títulos como El mar es una tarde con campanas, Con tres heridas yo, Sagrada forma, Habitación en Arcos, El mundo entero, Isurgencias (Poesía, 1965-20007) o este último libro premiado Nueva York después muerto.

La obra de Antonio Hernández ha sido reconocida con un importante número de prestigiosos premios, el de la Crítica de Poesía, el premio Andalucía de Novela, Gran Premio Centenario del Círculo de Bellas Artes, el Rafael Alberti, Gil de Biedma, Miguel Hernández o Tiflos de poesía, entre otros.

Su obra ha sido traducida a más de veinte idiomas, entre ellos, italiano, ruso, serbio, árabe, chino o coreano, además de gallego, portugués, catalán y valenciano.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD