Menú

'El País' despide a Fernando Savater

Tras casi cincuenta años ligado al periódico de Prisa, El País prescinde del filósofo, durísimo contra la deriva del diario.

Tras casi cincuenta años ligado al periódico de Prisa, El País prescinde del filósofo, durísimo contra la deriva del diario.
Fernando Savater. | David Alonso Rincón

El filósofo Fernando Savater ha dejado de ser columnista de El País. El diario de Prisa le ha echado después de que este lunes se publicaran varios extractos y entrevistas en torno a su nuevo libro, Carne gobernada, en el que vierte durísimas críticas contra el periódico y su pleitesía a Pedro Sánchez. Es el colofón a unos desencuentros cada vez más frecuentes entre Savater y la línea oficial del periódico. En una entrevista reciente en el diario El Mundo decía que Félix de Azúa y él eran "los últimos mohicanos", las únicas voces críticas con Pedro Sánchez y el golpe separatista de 2017. Ya sólo queda uno. En esta charla, previa al despido, comentaba, "si alguien se siente molesto, que se vaya, porque yo llegué antes seguro. Yo he dedicado muchas horas de mi vida a ese periódico. Ese periódico lo he hecho yo. O sea, la gente compraba el periódico entre otras cosas porque escribía yo, no porque estaba Miguel Barroso".

Savater ha confirmado el despido a varios medios, asegurando que aunque sabía que "había razones para que me despidieran", no creía que ocurriera. En El Confidencial, cuenta que recibió una llamada de la directora de El País, Pepa Bueno, y que la conversación sobre el despido fue "en tono amistoso".

Savater llevaba escribiendo en El País desde la fundación del periódico. En su último libro carga contra la cabecera recordando los desencuentros de los últimos años y señala las razones de la "evidente decadencia" del diario, entre ellas "la colonización ideológica por parte del PSC", "la entrada masiva de socialistas catalanes". Cita a varios columnistas cuyo primordial objetivo, dice, "es demostrar que solo los elementos más reaccionarios se oponen a los nacionalismos periféricos". También lamenta "una desafortunada invasión femenina" y apunta que en un momento en que "los mejores columnistas en todos los medios son mujeres", en El País "nos ha tocado el lote menos lucido": "tanto las de casa como las importadas, salvo las honrosas y escasas excepciones de rigor, son tan sectarias y aburridas como los varones con quienes se codean". Savater se ha lamentado de que "el periódico ha cambiado mucho, de haber sido un periódico crítico, plural, a convertirse en un medio gubernamental abiertamente".

En cuanto a su "soledad" dentro del diario, evoca el vacío que se le hizo en la promoción de su último libro y cómo "se levantó la veda y aparecieron artículos tratando de refutar los míos cuando empezó a alejarse de "la ortodoxia". "Los que creyeron que eso me iba a hacer reventar de cólera o de frustración no me conocen bien: puedo asegurar sin vanagloria que nunca he disfrutado tanto con mis columnas como en estos últimos tiempos, sabiendo a cuántos molestan", afirma.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso