Menú
0

Si usted, querido lector, tuviera que escribir un manual de lo que un verdadero cinéfilo debe o no debe hacer o decir para parecerlo, uno de las primeros capítulos sería jamás, pero jamás, confesar que ha visto o disfrutado una película de Roland Emmerich. Quizá consciente de ello, el realizador alemán, responsable de cintas como las exitosas Independence day, 2012 o El Patriota (con las que, huelga decir, un servidor se lo pasó pipa... para olvidarlas al instante siguiente) ha decidido abordar Anonymous, un thriller de época que toma como punto de partida diversas teorías (o más bien leyendas) sobre la verdadera autoría de las obras atribuidas a William Shakespeare.

Un movimiento, sin duda, destinado a reivindicarse como artesano capaz de abordar todos los géneros. No obstante, a Emmerich le han traicionado sus limitaciones como director (su puesta en escena resulta elegante pero fría) tanto como las ínfulas de un guión confuso, prolijo y oscuro, con una presentación de personajes poco clara y cierta falta de foco en el verdadero conflicto. Defectos que, pese a las indudables buenas intenciones del filme, no desaparecen a lo largo de su dilatado metraje.

Lo más atractivo de Anonymous, dejando de lado su excelente diseño de producción y la labor de su reparto (encabezado por un excelente Rhys Ifans: ver cuando confiesa su plan al duque de Essex en el tramo final del filme), es contemplar el eco que las tramas urdidas por de Vere tienen en el propio devenir de los hechos desarrollados en la Corte Isabelina, o la sugerente idea de que el poder de la palabra, de la pluma –y en definitiva, de la ficción- puede ser suficiente para marcar una cierta diferencia en la realidad. Son sugerencias de interés, como lo es también la presencia de Derek Jacobi en el prólogo y epílogo de la cinta -lo mejor de toda ella-, que en manos de un cineasta de altura, capaz de pulir las aristas del libreto, hubieran convertido Anonymous en una película mucho mejor.

En Cultura

    0
    comentarios
    Acceda a los 6 comentarios guardados

    Servicios