Menú

La reina que amaba a las mujeres

Día de buen cine en la Seminci con la vida de la Reina Cristina y el atentado fallido contra Hitler en 1939.

0
La reina que amaba a las mujeres
Protagonistas de la película | Productora oficial

La vida de la reina Cristina de Suecia ha sido llevada al cine en varias ocasiones. La primera en 1933 cuando Greta Garbo protagonizó La reina Cristina de Suecia, o más recientemente, en 1974, en Abdicación con Liv Ullmann. Sin embargo nunca se había hecho tanto hincapié en la relación lésbica que tuvo con la atractiva condesa Ebba Sparre, a la que hizo dama de compañía.

The girl King, que ha sido traducida como Reina Cristina, la mujer que fue rey, participa en la Sección Oficial de la Seminci y cuenta la historia de esta soberana sueca que fue coronada en 1633 con tan sólo 6 años cuando murió su padre Gustavo II Adolfo. Educada como si fuera un príncipe bajo una estricta supervisión luterana, se convirtió en una joven que amaba el arte y las humanidades y que mandó llevar a su corte a Descartes por el que sentía un gran respeto y afecto.

La reina acabó con la guerra de los 30 años, se enfrentó a protestantes y católicos e intentó hacer de Suecia el país más sofisticado de Europa. El prestigioso director finlandés Mika Kaurismäki nos contaba para Es Cine que ha hecho "la película que quería hacer Greta Garbo pero que el Hollywood de los años 30 ni le dejó ni estaba preparado". Para el papel de Cristina ha elegido a Malin Buska, una actriz sueca que también nos decía que "mi segundo nombre es Cristina, me lo puso mi abuela por esta reina a la que tengo bastante admiración". Soberbia la interpretación de Buska para un papel muy difícil y que a buen seguro el jurado tendrá muy en cuenta para el palmarés.

Este año está siendo sin duda la edición de las películas basadas en hechos reales. Y a esa lista se suma Elser, película alemana muy interesante sobre el atentado fallido que Georg Elser perpetró contra la cúpula nazi el 8 de noviembre de 1939 con el objetivo de matar a Hitler. Falló por tan sólo unos minutos. La película comienza con el arresto de Elser y su posterior interrogatorio con dosis de tortura al estilo nazi.

Entretanto, vamos viendo flashback de su vida y de los motivos que le llevaron a poner una bomba en una cervecería de Múnich. Para los detractores de los flashback tengo que decir que están muy bien insertados al hilo del interrogatorio e invetigación. Drama dirigido por Oliver Hirschbiegel que ya nos dejó impresionados con El hundimiento. En esta ocasión cuenta con un fantástico Christian Friedel, firme candidato a la Espiga a la interpreación masculina.

El tostón del día

Y como nada, o casi nada, puede ser perfecto en esta vida llegó el tostón del día, y casi del festival, L'Artéria invisible, del director catalán Pere Vilà Barceló responsable también de La lapidación de St. Etienne que sufrimos en este mismo certamen en 2012. Película rodada en catalán, un asunto que no deja de asombrarme ya que ante las continúas quejas de que el cine no es rentable, ¿qué necesidad hay de rodar en catalán para luego gastar más dinero en doblarla al castellano?

La película cuenta, más bien el espectador es el que tiene que adivinar, cómo un político es acusado de abusos sexuales mientras su mujer vive obsesionada con tener un hijo. Paralelamente vemos la vida de una pareja joven que al final tendrá algo que ver con el político y su mujer. Pere Vilà ha querido ser original abusando de larguísimos planos fijos en los que no vemos a los personajes. Sí, no los vemos. De vez en cuando pasan por delante de la cámara, pero si han salido de plano, mala suerte oye.

Temas

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation