Menú

¿Por qué los gorros de invierno llevan pompón?

Muchos gorros de invierno tienen pompones, pero ¿Cuál es su finalidad? ¿Es un motivo estético o práctico? ¿Cuál es su origen?

Muchos gorros de invierno tienen pompones, pero ¿Cuál es su finalidad? ¿Es un motivo estético o práctico? ¿Cuál es su origen?
niña, naturaleza, sombrero | Pixabay/CC/StockSnap

Durante el invierno es algo muy habitual el proteger la cabeza y las orejas con gorros de lana, pero hay numerosos tipos y algunos llevan un pompón en lo más alto, otros no cuentan con él. Estos gorros son un complemento indispensable en el fondo de armario durante los meses de frío, al igual que las bufandas y los guantes. Si uno va de compras puede encontrar un amplio abanico de gorros diferentes, con diseños y colores para todos los gustos. Sin embargo, es posible dividirlos en dos grandes grupos: con pompón y sin pompón. Pero, ¿Cuál es el origen del pompón?

Al igual que ocurre con la gran mayoría de hechos históricos, existen diferentes hipótesis que explican por qué algunos gorros están coronados por una borla de lana. Los gorros de invierno con pompones son una elección popular en la moda invernal, y aunque el adorno puede parecer simplemente decorativo, su inclusión tiene raíces tanto prácticas como estéticas. Aunque parezca un simple adorno, el pompón en los gorros tiene un curioso origen que muy pocas personas conocen. Y no es una mera cuestión de estética.

Hay que destacar que los primeros pompones se observan en los vikingos, cuyo auge se situó entre los siglos VIII y XI de esta era, por ejemplo, el dios mitológico Freyr era representado con un casco que a su vez tenía un pompón. Pero, ¿Cuál es la utilidad del pompón? En épocas más recientes, se cree que los pompones tenían una utilidad principal: identificar al que lo llevara. Por ejemplo, en la iglesia católica, los clérigos solían llevar sobreros con pompones, y el color de estos daba información, como por ejemplo cuál era su principal ocupación.

Algo similar ocurría con los pompones que se encontraban en los cascos y los sombreros de la época napoleónica, así como en las tradicionales boinas de las tierras altas de Escocia. De tal manera que los pompones servían para identificar el regimiento, la compañía o el clan familiar de aquel que lo portara de un simple vistazo y desde la distancia.

Pero también existe la explicación de que los gorros de lana siempre han sido habituales entre los marineros y los pescadores, sobre todo para faenar en aguas frías. En este caso, el pompón de los gorros servía para evitar que el marino se golpeara la cabeza con los techos bajos del interior de su barco.

Para qué sirve el pompón del gorro

Desde un punto de vista funcional, el pompón en los gorros de invierno tiene una historia ligada a la utilidad. En climas fríos, especialmente en regiones con inviernos extremadamente fríos, la nieve y el hielo pueden acumularse en los gorros, creando un peso adicional y afectando la forma del accesorio, por ello, el pompón sirve como contrapeso natural, ayudando a mantener el gorro en su lugar y evitando que se deforme con la acumulación de nieve. Además, el pompón puede tener una función térmica, al ser una pequeña bola esponjosa, actúa como un aislante adicional que atrapa el aire y ayuda a mantener la cabeza más abrigada.

Desde el punto de vista estético, el pompón en los gorros de invierno ha evolucionado hasta convertirse en un elemento distintivo de estilo. A lo largo de los años, diseñadores de moda han incorporado pompones en diversas formas, colores y tamaños para añadir un toque de personalidad y originalidad a la prenda. La presencia de un pompón en un gorro puede ser una expresión de estilo y creatividad, convirtiéndolo en un accesorio de moda más allá de su función práctica.

Teorías acerca del origen del pompón

Existen numerosas teorías acerca del origen y verdadera función del pompón del gorro. Una de las más aceptadas es que se remonta a la época vikinga, concretamente entre los siglos VIII y XI. Feyr, dios de la lluvia, del sol naciente y de la fertilidad fue representado en una estatuilla hallada en Södermanland, Suecia, en 1904, con un pompón en su casco. Algunos historiadores consideran que era simplemente un elemento decorativo, mientras que otros apuntan a que servía para quitarse el casco con mayor facilidad.

  • Inglaterra

En el siglo XVI en Inglaterra los soldados y marineros utilizaban la conocida como gorra Monmouth. Esta tenía una pequeña lengüeta en la costura que se podría considerar la precursora del pompón tal y como se conoce en la actualidad.

  • Francia

De lo que no cabe ninguna duda es de que el término pompón viene del francés, y se traduce como «esfera decorativa». además, durante la época napoleónica, formaba parte del uniforme de la infantería, este se colocaba en la parte superior del gorro de los soldados y el color indicaba la compañía a la que pertenecían.

También se cuenta que los pompones de los gorros nacieron en la marina francesa. Al parecer, en 1858, durante una visita de la emperatriz Eugenia, uno de los soldados sufrió un grave accidente. En un barco amarrado en el arsenal Brest, una ola azotó la nave provocando que un marinero se golpeara con la cabeza en el techo. Esta le ofreció su pañuelo para que se limpiara y quedó empapado de sangre. Los superiores le explicaron que debido al angosto pasillo de las naves y a las fuertes olas, este tipo de accidentes eran habituales. Para evitarlos, se decidió incluir en las gorras una bola de color rojo (en recuerdo del pañuelo manchado de la emperatriz), de forma que este accesorio se convirtió en algo común para proteger la cabeza de los marineros en barcos y submarinos.

  • Iglesia católica

En la iglesia católica el color del pompón de los clérigos daba información sobre su rango o principal ocupación, mientras que en los clanes familiares o incluso en los regimientos se usaba también para poder identificar a sus miembros desde la distancia.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios