Menú

La corrupción es Historia de España

Miguel Ángel Ordóñez, investigador de la corrupción marbellí, presenta en Es la mañana del fin de semana su último libro.

0
La corrupción en España desde el siglo XIX Es la Mañana de Fin de Semana

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

En cuestión de bribones, éste es un país con conciencia de exceso de corruptos desde tiempos inmemoriales. Reseñar los bribones que ha habido en nuestra Historia y no desembocar en una larga enciclopedia es una tarea complicada, por su gran abundancia. Miguel Ángel Ordoñez ha conseguido contarnos de una manera didáctica y entretenida la historia de la corrupción en España desde el siglo XIX hasta la actualidad en unas 378 páginas, que son las que componen Dos siglos de bribones y algún malandrín (Grupo Edaf)

Indica el autor que "en estas páginas está lo mejor de cada casa; no están todos los que son pero sí todos los que están. Y si hay algo común entre todos ellos es su modus operandi, al igual que las excusas cuando son atrapados y que llegan al punto de decir que , al fin y al cabo, no hacían nada distinto a lo que hacen otros muchos". Una de las claves de ese pensamiento colectivo, resumido en "¿si tú pudieras, no lo harías? Cuestión de oportunidad. Ya sabemos lo que hacía el Lazarillo de Tormes con las uvas.

Nos cuenta Ordóñez las similitudes que se pueden encontrar en el que fuera favorito y primer ministro de Carlos IV, Manuel Godoy y el empresario encantado de que sus allegados le llamaran "Don Vito", Francisco Correa .

Entre tanto enfuche, chorizo y morcilla se va tejiendo la historia de una España que desde la Transición a tiempos recientes, ha contado con una retahíla inconmensurable de corruptelas. Indica Ordóñez que la mayoría, "fomentadas por los propios partidos con vocación de gobierno. Lo que es un drama".

Y aunque el mayor malandrín del reino sea Iñaki Urdagarín, no es el primer miembro del entorno de nuestra reciente Familia Real acusado por constituir una Fundación sin ánimo de lucro para hacerse de oro ilegalmente. Al abuelo de don Juan Carlos, Alfonso XIII, ya le pasó: cuenta el autor cómo montó con un grupo de amiguetes un lucrativo tinglado de apuestas ilegales. La tapadera: la cría del galgo español y la beneficencia. Para colmo, usaban galgos ingleses, más veloces, para ganar las apuestas.

El galgo, como siempre, tan maltratado.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios