Menú

Desvelada la misteriosa identidad de Elena Ferrante

Una investigación internacional revela el nombre real de la autora que ha vendido 1,6 millones de ejemplares en Norteamérica y 600.000 en Reino Unido.

Una investigación internacional revela el nombre real de la autora que ha vendido 1,6 millones de ejemplares en Norteamérica y 600.000 en Reino Unido.
Detalle de la portada 'Dos amigas' | Lumen

La investigación se ha tratado con un despliegue digno de un caso de trascendencia política. Cuatro medios de comunicación –Il Sole, Frankfurter Allgemeinen Sonntagszeitung, The New York Review of Book y Mediapart–, unieron sus fuerzas para dar con la identidad real de la persona que se escondía bajo el pseudónimo de Elena Ferrante. La investigación, dirigida por el periodista Claudio Gatt, ha dado sus frutos. Ya no es un secreto ese nombre que con tanto celo se guardaba: Elena Ferrante es en realidad la traductora Anita Raja. Esta hipótesis se barajaba desde hace tiempo, pero no se había podido demostrar.

anita-raja-2-.jpg
Anita Raja. | 'Il sole'
la-nina-perdida-de-elena-ferrante-lumen.

A pesar de que en España la saga Dos Amigas –formada por La amiga estupenda, Un mal nombre, Las deudas del cuerpo y La niña perdida– no ha terminado de despegar, en el resto del mundo ha sido un auténtico boom. Ha vendido 2,6 millones de ejemplares en Italia, 1,6 millones en Norteamérica y 600.000 en Reino Unido. Era considerada una de los 100 personajes más influyentes de 2016, según la revista Time.

Ha sido precisamente el rastro del dinero que esas ventas han generado el que ha marcado el camino a los investigadores hacia Anita Raja. Traductora para Edizioni, editorial que, curiosamente, publica las obras de Elena Ferrante en Italia, Raja vio crecer sustancialmente sus ingreso tras el éxito del primer libro de su saga. Qué decir de su patrimonio. Adquirió varios inmuebles, entre ellos un apartamento de once habitaciones en Roma valorado en dos millones de dólares o una villa en la Toscana. Son operaciones que no cuadran con las que podría realizar un simple traductor.

Además, Raja es hija de una judía de origen polaco que huyó del Holocausto y que después se refugió en Nápoles, justamente unas circunstancias con las que se jugaba para dar con ella a partir de extractos de los libros que se pensaban autobiogáficos. Por el momento, la editorial no ha desmentido ni confirmado ningún extremo.

El hecho de que una superventas fuese un fantasma sin rostro traía de cabeza a Italia. Se llegaron a realizar estudios lexicográficos para conocer su personalidad. Algunos aseguraron que Elena Ferrante era Domenico Starnone, un guionista napolitano, precisamente, casado con la traductora Anita Raja.

En Cultura

    0
    comentarios