Menú

La hipocresía de los puritanos, según Dickens

Andrés Amorós recomienda La declaración de George Silverman, una novela corta e inquietante del gran novelista británico del siglo XIX.

0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Los Libros: 'La declaración de George Silverman' Es la Mañana de Federico

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Los Libros: 'La declaración de George Silverman'" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Detalle de la portada 'La declaración de George Silverman' | Periférica

Dos años antes de morir, el gran novelista británico del siglo XIX Charles Dickens (1812-1870) escribió La declaración de George Silverman, una novela corta que llega a España de la mano de la editorial extremeña Periferia. Los singulares dibujos de Ricardo Cavolo ilustran el mundo y las emociones de esta novela corta, una de las menos conocidas pero más bellas de su autor.

la-declaracion-de-george-silverman.jpg

Dickens es un genio comparable a Galdós. Un narrador realista, con un gran sentido del humor, humanidad profunda y compasión por débiles.

George Silverman es niño y pobre, y siempre tiene hambre; ha pasado su corta existencia en un lúgubre sótano; sus padres acaban de morir… Es un niño salvaje, "un bobo salvaje, un cachorro sarnoso, un lobezno" (pág. 21). Él mismo, ya anciano, contará sus peripecias.

La única causa de eso es la pobreza: "Le conté que no tenía ni frío ni hambre ni sed. Que yo supiera, salvo el dolor de una paliza, aquélla era la esfera completa de los sentimientos humanos" (pág. 18). "La única y poderosa causa de toda ruina que conocía: la pobreza" (pág. 20).

No conoce qué son ni el deber ni la belleza. Al ver a una niña, descubre qué son los sentimientos, por primera vez llora por algo que no sea físico.

A eso se añade la hipocresía de los puritanos que se adueñan de Dios, que ven la religión como un negocio. Los acusa de la unión de ambición e ignorancia. Tiene una visión muy desoladora del mundo: son "tan malos como la mayoría" (pág. 30). En los esfuerzos por ser una persona moral, acaba como un Cyrano y vuelve a la ruina.

Es una historia muy inquietante, muy pesimista, una reflexión sobre la sociedad y la condición humana. Es realista, muestra que el ser humano no es sólo materialismo, igual que el último Galdós y Tolstoi.

Charles Dickens. La declaración de George Silverman, epílogo de Rafael Reig, Cáceres, ed. Periférica, abril 2019, 73 págs, 16’50 euros. ISBN: 978-84-16291-76-2.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation