Menú

Odilon Redon: arte, amor y fantasmas

Andrés Amorós recomienda en Es la mañana de Federico la novela Un amor de Redon (Fórcola ediciones), de Ricardo Lladosa.

0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Los Libros: 'Un amor de Redon' Es la Mañana de Federico

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Los Libros: 'Un amor de Redon'" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Andrés Amorós recomienda en Es la mañana de Federico la novela Un amor de Redon (Fórcola ediciones), de Ricardo Lladosa.
Odilon Redon, pintor francés. | Wikipedia

Andrés Amorós recomienda esta semana es Es la mañana de Federico la novela Un amor de Redon (Fórcola ediciones), de Ricardo Lladosa, que será presentada la semana próxima en Museo Pablo Serrano de Zaragoza.

un-amor-de-redon.jpg

Es la segunda novela de Ricardo Lladosa (Zaragoza, 1972), periodista cultural que se está abriendo camino como novelista. El título evoca a Proust y su libro Un amor de Swann. Lladosa elige como protagonista a un personaje muy interesante y bastante desconocido, un gran acierto: Odilon Redon (1840-1916), pintor simbolista francés.

La novela está ambientada en un paraje de los alrededores de Burdeos, en el verano de 1894. El pintor simbolista francés Odilon Redon llega al castillo de Pantenac con el encargo de pintar tres grandes óleos para decorar el comedor. Su propietario, el banquero Lévy, acaba de adquirir el inmueble en pública subasta instada por los acreedores de los marqueses, dueños del castillo desde el reinado de Francisco I de Francia. Lévy desea que Redon retrate a las tres mujeres más seductoras de la Biblia: Betsabé, Judit y Salomé. En Pantenac, Redon conocerá a Ainhoa, esposa del banquero y pionera de la fotografía, quien pide al pintor que le permita fotografiarlo mientras trabaja en los tres óleos, al objeto de documentar el proceso creativo. Entre ambos se fragua una amistad que Redon, en cartas dirigidas a sus amigos Paul Gauguin y Stephane Mallarmé, no dudará en calificar de "comunión artística".

En torno al pintor y la fotógrafa se congrega una galería de personajes secundarios: los señores Legrand, mayordomo y ama de llaves del castillo; Lucien, hijo del banquero y poeta maldito; Remigius Altmayer, jesuita ingeniero que habita la cercana parroquia de Saint Nazaire o Jules Lamort, fotógrafo post mortem, junto a otros personajes célebres como el poeta Paul Verlaine, o el novelista André Gide.

odilonredon-autorretrato.jpg
Autorretrato

Rendon fue un artista con una vida ordenada en el época post impresionismo. Fue precursor del surrealismo y amigo de Mallarmé, Gide, Gauguin o Van Gogh - algunos aparecen en esta novela-. Adora a Poe, Baudelaire y Delacroix. Hasta 1890, sólo pinta en blanco y negro. Luego descubre el color. Le hizo famoso "otro loco suelo", Huysman, autor de Á rebours (1884), protagonizado por un decadente personaje que colecciona cuadros de Redon. Es el libro que regalan a Dorian Gray.

La trama tiene base real y hay tres temas principales en esta novela: la creación artística, una historia sentimental compleja y los fantasmas. Es una novela "bien escrita, que se lee con interés por el personaje, por el ambiente, por los temas que plantea y por la intriga sentimental".

Ricardo Lladosa: Un amor de Redon, Madrid, eds. Fórcola, 238 págs, 19’50 euros.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation