Menú

Thomas Müntzer, el teólogo que encabezó una guerra de campesinos

Andrés Amorós habla en Es la mañana de Federico del libro La guerra de los pobres, del autor francés Éric Vuillard.

0
Los Libros: 'La guerra de los pobres' Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

la-guerra-de-los-pobres.jpg

El escritor Éric Vuillard rescata en La guerra de los pobres (Tusquets) la figura de un personaje muy curioso, Thomas Müntzer, un joven teólogo que encabezó una lucha de campesinos en el sur de Alemania en 1524.

Éric Vuillard (1968) es un autor francés muy reconocido actualmente, premio Franz Hessel 2012, Premiol Valery-Larbaud 2013 por La batalla de Occidente y Congo, premio Joseph Kessel 2015 por Tristeza de la tierra y Premio Goncourt 2017 por El orden del día.

Vuillard ha dado con un filón, la recreación narrativa de grandes hechos históricos desde el punto de vista del hombre anónimo. Sus libros tienen menos de 200 páginas y no usa un estilo periodístico, sino poético.

Thomas Müntzer (1489-1525) tuvo un antecedente muy claro, el inglés Wyclif y el bohemio Hus, que defendieron la relación directa del hombre con Dios sin necesidad de pasar por el Papa o por la Iglesia. Defendía el clero pobre y que se tradujera la Biblia a lengua vulgar. Negaba la transubstanciación y es el comienzo de los anabaptistas, que defienden no bautizar hasta edad de la razón.

Tiene una curiosa relación con Lutero, que sostenía que "no son los campesinos los que se sublevan sino Dios". Sin embargo, después Lutero de acusa de politizar la revuelta. Müntzer le llama "la carne que lleva una vida regalada".

La vida pública de Müntzer dura tan solo cinco años. Fue predicador, se casó con una ex-monja, redactó la primera liturgia completa en alemán e hizo un "Manifiesto de Praga". En el año 1524 se sumó a la rebelión de los campesinos. En 1525, sufrió la derrota en la batalla Frankenhausen que causó 4.000 muertos. Murió decapitado.

Entre sus ideas más básicas encontramos la lucha contra la Iglesia y autoridad, un movimiento que estaba en el ambiente: "Sed de pureza, atmósfera fin del mundo". Creyó en el advenimiento del reino de Dios. Al conde le llama "pobre y mísero saco de gusanos". Firmaba sus cartas como: "Desbaratador de los impíos. Armado con la espada de Gedeón". Se enfrenta contra la razón, contra Erasmo. Curiosamente, por ese irracionalismo influye en Nietzsche.

Se trata de un personaje muy interesante y novelesco. El estilo del libro es muy rebuscado aunque con frases cortas, minimalista. Se administra en pildoritas poéticas muy brillantes.

Andrés Amorós ve un cierto oportunismo con este libro porque hay implícita cierta simpatía por los antecedente de populismos actuales. Se lee fácil pero el autor renuncia a hacer novela de un personaje tan complejo. Lo ve desde fuera y con unos pocos brochazos. Es un autor muy listo que vende bien algo que es poquita cosa.

Eric Vuillard: La guerra de los pobres, Barcelona, ed. Tusquets, septiembre 2020, 94 págs, 14’90 euros. ISBN: 978-84-9066-862-7

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD