Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

A Ana Duato le ha salido un hijo actor

Se llama Miguel Bernardeau y ya ha rodado su primera película, Es por tu bien, junto a José Coronado, Javier Cámara y Roberto Álamo.

0
Miguel Bernardeau en la película 'Es por tu bien' | Fotograma

Siendo Cuéntame la serie televisiva más vista en los últimos años, de las dieciocho temporadas que viene emitiéndose con extraordinario índice de audiencia, resulta un tanto extraño, sorprendente incluso que su protagonista femenina no aparezca más a menudo en los medios de comunicación, dada su indudable popularidad. Pero ha sido siempre decisión suya y de su marido estar alejados de los focos, fuera de su trabajo. Lo que desde mayo último se comprende mejor al estar imputados por la Fiscalía Anticorrupción.

Ana Consuelo Duato Boix nació en Valencia hace cuarenta y ocho años. Lleva casada con Miguel Ángel Bernardeau desde 1989. Él es el propietario de la productora de Cuéntame. Natural de Albacete, de cincuenta y seis años, se conocieron en la capital levantina en el transcurso de un rodaje. Él obtuvo el título de director cinematográfico pero se ha venido dedicando a labores de producción. El matrimonio se estableció en Madrid. Tendrían dos hijos: el primogénito, llamado como el padre, que ahora tiene veintiún años, y la pequeña, María, de trece. Residen en un chalé en la Dehesa de la Villa, en los aledaños de Puerta de Hierro. Siendo millonarios no hacen ostentación alguna. Tampoco se exhiben en fiestas de sociedad o relacionadas con entrega de premios y saraos cinematográficos. Les gusta la intimidad. Luego, sí, llegado el momento de las vacaciones disfrutan de una vivienda en la zona de Las Salinas, de Ibiza y realizan largos y costosos viajes al extranjero. También son propietarios de una finca en el pueblo serrano madrileño de Chapinería y los estudios donde se rueda Cuéntame, pertenecientes al término municipal de otro pueblo madrileño, Pinto.

Sépase que, con su productora Ganga (y otras que poseen con diversas denominaciones a efectos fiscales) el matrimonio ha ido engordando su patrimonio con series televisivas de éxito. Desde luego ninguna comparable a Cuéntame por la que Televisión Española venía pagando doce millones de euros por temporada. Cantidad aumentada después de que hace cerca de un año venciera el anterior contrato. Se temió que otra cadena se hiciera cargo en delante de la serie, ante la pasividad de los directivos del Ente Público, quienes muy a última hora resolvieron prorrogar el acuerdo, mejorando las condiciones para la productora, aunque ignoramos en qué medida.

Lo peor fue que en esos días la Fiscalía Anticorrupción los acusó de fraude fiscal. En el caso de Ana Duato el supuesto fraude alcanza la cifra de 794.390 euros. La actriz había dejado de tributar desde 2010 a 2012. Su marido también ha sido investigado por distintas irregularidades. A ambos les embargaron las cuentas, propias y de la productora. Por los datos sabidos cuando se destapó el caso supimos que Ana Duato venía destinando sus ingresos derivados de sus derechos de imagen a una sociedad que gestionaba ese capital a cambio de anotarle en su cuenta corriente treinta y tres mil euros mensuales durante cincuenta años. Qué duda cabe que este procedimiento fiscal (en el que asimismo está imputado Imanol Arias) ha afectado al matrimonio Bernardeau, aunque Ana Duato tenga que fingir cada semana en los capítulos de Cuéntame sus propios problemas, para sonreir si viene a cuento o mostrarse contenta con todos los Alcántara, en su personaje de Merche. Y como luego, después del trabajo no se la ve en ningún acto público, digamos que la actriz guarda para sí sus negros pensamientos hasta que se celebre el juicio y se determine por sentencia la cuantía de una elevada multa segura, pues no creemos vaya por ello a la cárcel, ni ella, ni su marido ni Imanol Arias.

ana-duato-Brigada-Central.jpg
Ana Duato en la serie 'Brigada Central' | RTVE

Ana Duato, prima por cierto de Nacho Duato, el gran coreógrafo, quería ser veterinaria y luego pediatra. La vocación de actriz le vino después. En el cine, las doce películas que lleva rodadas no le han aportado, ni de lejos, tanta popularidad como las series de televisión en las que ha tomado parte. En un capítulo de Brigada Central coincidió con Imanol Arias, luego su compañero en la serie Querido maestro, año 1998. Aunque antes ya se había lucido en Villarriba y Villabajo y después sobre todo en Médico de familia.

Los Alcántara

Pero nada de ello comparable a Cuéntame. Imanol es un compañero perfecto en esa trama familiar, con quien asimismo trabajó en el docudrama sobre la vida del profesor, premio Nobel, Severo Ochoa. Ambos son imprescindibles en Cuéntame. Un matrimonio querido por varios millones de televidentes. Loa Alcántara, imagino, concluirán en el momento en que las historias no den más de sí y se haya extinguido el contrato, que no es el caso por ahora, con sus excelentes datos de audiencia. Una cosa son los problemas que sus dos protagonistas tengan con el Fisco en la vida real, y otras su vida de ficción en la serie. Y el público no les ha dado la espalda por lo primero y continúan fieles al programa televisivo de los jueves en la 1.

Ana-Duato-medico-familia.jpg
Ana Duato y Emilio Aragón en 'Médico de familia'

Cuando quedó embarazada de su primogénito Ana Duato tuvo que dejar su papel en Médico de familia, donde Emilio Aragón, en su personaje de Nacho Martín se enamoraba de ella, la pediatra Irene Cerezo, tras romper con Alicia (Lydia Bosch). Aquel trabajo le hizo mucha ilusión por interpretar a una doctora de medicina infantil, como ella hubiera querido ser en la vida real, ya decíamos. Recordaba: "Mi abuela es farmacéutica y mi abuelo y mi tío, pediatras, yo no pude ser esto último porque era mala estudiante, y entonces descubrí que lo que me gustaba era interpretar".

Embarazada, dejó por unos días Madrid, pues deseaba que su hijo naciera en Valencia. Como así fue, el doce de diciembre de 1996. Casi cuatro kilos pesó el bebé, pareciera que anunciando que iba a ser un chico atlético. Y ahí lo tenemos tan alto como su madre. Ha decidido ser actor, se ha formado académicamente para ello y piensa irse a Los Ángeles, a completar sus estudios de Arte Dramático. Supongo que para otear también qué pasa por el mítico Hollywood. Y sus padres, tan contentos. Porque el joven ya ha rodado su primera película, Es por tu bien, junto a José Coronado, Javier Cámara y Roberto Álamo, comedia en la que personifica a un nini. Ya saben, quien ni estudia ni trabaja, y se las busca como puede.

hqdefault.jpg

En Cuéntame, por cierto, hizo su debut televisivo en la anterior temporada, en aquel capítulo donde era el chófer de un general, al que ametrallaban en un atentado en San Genaro. Para su carrera ha elegido el apellido paterno, supongo que tras meditarlo mucho en familia y no usar el de su madre, para que no digan que se apoya en ello. Así es que a este casi recién llegado al mundo de la farándula se le conoce como Miguel Bernardeau.

Temas

En Cultura

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Un golpe bajo de Hugo Paz a Sofía Suescun enfada a los espectadores de 'Supervivientes'
    2. Una madre por gestación subrogada abochorna en directo a Irene Montero
    3. Lucía Rivera presume de trasero en una azotea barcelonesa
    4. El separatismo enseña los dientes al Rey
    5. 30 años del fracasado matrimonio del duque de Alba con Matilde Solís
    0
    comentarios

    Servicios