Menú

El Madrid no se apiada de un triste Espanyol

Décimo triunfo consecutivo en Liga de un Real Madrid que recupera la ventaja de diez puntos sobre el Barcelona.

0
Décimo triunfo consecutivo en Liga de un Real Madrid que recupera la ventaja de diez puntos sobre el Barcelona.

El Espanyol no ha sido rival para el Real Madrid, que ha conseguido un cómodo triunfo (5-0) que le permite mantener las distancias con el Barcelona. Los blancos han sido muy superiores de principio a fin. Cristiano Ronaldo, que ya suma 30 tantos en Liga, abrió la cuenta en la primera parte, mientras que Khedira marcó el segundo antes del descanso. Higuaín firmó un doblete en la segunda parte para romper una sequía de seis jornadas sin marca. Kaká, entre medias, también quiso sumarse a la fiesta.

Después del trabajado triunfo del Barça ante el Sporting de Gijón (3-1), el Madrid quería hacer lo propio ante el Espanyol para volver a tener diez puntos de ventaja sobre los azulgranas. José Mourinho, que tenía las bajas del sancionado Pepe y los lesionados Di María y Benzema, dio la titularidad a Carvalho para que formase en el centro de la defensa junto a Sergio Ramos. También Mauricio Pochettino tenía destacadas ausencias en el conjunto periquito, aunque la buena noticia es que recuperaba a Sergio García.

Los blancos se hicieron dueños del partido desde muy pronto, teniendo la posesión ante un rival que se dedicó a esperar atrás para tratar de sorprender al contragolpe. Con el equipo moviéndose al ritmo que marcaba Mesut Özil, fue Cristiano Ronaldo quien asumió la responsabilidad ofensiva. El portugués recibió al cuarto de hora un buen pase en profundidad de Higuaín, pero se escoró demasiado ante la salida de Kiko Casilla y se quedó sin ángulo para el disparo. Era el primer aviso del Madrid.

También Kaká, que empezó demasiado frío, quiso probar fortuna con un duro disparo desde lejos que el meta españolista desvió con los puños. Fue el preludio del 1-0. A los 23 minutos, Özil robó el balón tras una indecisión de Raúl Rodríguez y habilitó para Higuaín. Raudo, el argentino tocó para Cristiano, que se incorporaba por la izquierda, y el portugués fusiló a Casilla para abrir un melón que hasta ese momento estaba muy duro.

Viéndole las orejas al lobo, el Espanyol empezó a salir de su parcela y a acercarse a los dominios de Iker Casillas. Al fin comenzaba a aparecer Joan Verdú, el alma del equipo perico y hasta entonces inédito. También Philippe Coutinho, el futbolista con más calidad del cuadro barcelonés. El brasileño empezó a hacer de las suyas, como con un sombrero que dejó en evidencia a Carvalho, o con un disparo lejano que puso en apuros al meta madridista.

Pero todo fue un espejismo. Porque el Madrid es un auténtico ciclón en ataque. Antes del descanso (m.38) llegó el 2-0, con un inesperado protagonista. En otra gran jugada colectiva, de nuevo con la participación de Cristiano y Özil, Sami Khedira recibió un pase de primeras de su compañero de selección para presentarse ante Casilla y batirle con mucha calidad, con un disparo raso y colocado, como si fuera un nueve puro.

Aún pudo llegar el tercer gol, pero Higuaín, ya en el tiempo de prolongación de la primera mitad, supo resolver en un mano a mano ante Kiko Casilla. También lo intentó Cristiano, con un lanzamiento desde fuera del área, pero el balón acabó estrellándose en el larguero después de haberlo repelido, a duras penas, el guardameta del Espanyol.

Recital de Kaká

Se veía venir que al Espanyol le podía caer un saco, y así fue. Higuaín, en el comienzo de la segunda parte, no perdonó en esta ocasión ante el cancerbero visitante, al que fusiló después de recibir un perfecto pase en profundidad de Kaká. En plenos rumores sobre un posible cambio de aires la próxima temporada, el Pipita se resarcía después de siete semanas sin ver portería (había marcado su último tanto el 14 de enero, en la victoria por 1-2 ante el Mallorca).

Mourinho había quitado en el descanso a Carvalho, a quien castigó por su flojísimo partido, dando entrada a Raphael Varane. También Pochettino movió ficha al realizar un doble cambio, metiendo en el terreno de juego a Raúl Baena y Sergio García en sustitución de Álvaro Vázquez y Coutinho, respectivamente. Sorprendió la decisión del técnico de Santa Fe de quitar al brasileño, teniendo en cuenta que fue probablemente el mejor de los suyos en la primera parte.

El ataque españolista mejoró con la presencia de Sergio, campeón de Europa con la selección española hace cuatro años, pero no fue suficiente para inquietar a la seria defensa blanca, mucho más segura con Varane en el campo. El joven internacional francés se comportó como un auténtico veterano, cortando algún que otro intento de contragolpe visitante, y superó con creces la actuación del indolente Carvalho, quien puede tener los meses contados en el Madrid.

Mientras, el ataque local era un auténtico ciclón. El siempre voraz Cristiano pudo haber logrado el segundo en su cuenta particular, pero perdonó ante la salida de Casilla. Quien no lo hizo fue Ricardo Kaká. El brasileño marcó un golazo que recordó a su época en el Milan. Recibió arriba, recortó a su defensor hacia fuera y, cuando parecía que se quedaba sin ángulo, colocó el balón junto a la cepa del segundo palo para hacer subir el cuarto al marcador.

De nuevo volvió a aparecer Kaká, que cuajó un grandísimo partido, en los últimos minutos al romper la cintura a Javi López con una cola de vaca y habilitar al Pipita, quien le pegó durísimo desde el corazón del área para colar el balón por toda la escuadra. Sumaba así el argentino su noveno gol ante el Espanyol en diez partidos, después de haberle hecho también un hat-trick en el encuentro de la primera vuelta del campeonato en Cornellá (0-4).

Higuaín rozó el triplete pocos minutos después, aunque Casilla, de largo el mejor de los suyos, le ganó la partida en el mano a mano. El Pipita le dejó su puesto a Álvaro Morata, la gran sorpresa en la lista de Mourinho, y el canterano también pudo haberse sumado a la fiesta. A los 88 minutos, el joven delantero tuvo en sus botas el 6-0 tras recibir un pase de Cristiano, pero el meta visitante, formado en las categorías inferiores del Real Madrid, lo evitó con una intervención espectacular.

Al final, exhibición y manita del Madrid que le permite dar un paso más hacia el título de Liga. Los blancos arrancan otra hoja del calendario -quedan trece jornadas para el final- y conservan la ventaja de diez puntos sobre el Barcelona.


Ficha técnica

Real Madrid, 5: Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Carvalho (Varane, m.46), Marcelo; Xabi Alonso, Khedira; Kaká, Özil (Callejón, m.69), Cristiano Ronaldo; e Higuaín (Morata, m.81)
RCD Espanyol, 0: Casilla; Javi López, Raúl Rodríguez (Amat, m.60), Héctor Moreno, Dídac; Forlín, Romaric; Weiss, Verdú, Coutinho (Sergio García, m.46); y Álvaro Vázquez (Baena, m.46)

Goles: 1-0, m.23: Cristiano Ronaldo; 2-0, m.38: Khedira; 3-0, m.46: Higuaín; 4-0, m.66: Kaká; 5-0, m.78: Higuaín
Árbitro: Teixeira Vitienes (Comité cántabro). Mostró tarjeta amarilla a Carvalho (m.30), del Real Madrid; y a Romaric (m.53), Forlín (m.56) y Baena (m.82), del Espanyol
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo sexta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante cerca de 77.000 espectadores

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios