Menú

Un error garrafal de Valdés da vida al Madrid

El primer clásico del curso no ha defraudado. Se lo ha llevado el Barça, aunque la ventaja es mínima de cara a la vuelta en el Bernabéu.

0
El primer clásico del curso no ha defraudado. Se lo ha llevado el Barça, aunque la ventaja es mínima de cara a la vuelta en el Bernabéu.

Choque de trenes en la ida de la Supercopa de España. Como viene ocurriendo en los últimos clásicos entre los dos grandes del fútbol nacional, el partido de esta noche en el Camp Nou también ha sido vibrante, entre dos equipos que ofrecen estilos muy diferentes. Barcelona, más rodado en pretemporada, ha ganado pero su ventaja es mínima (3-2) de cara al partido de vuelta, el próximo miércoles en el estadio Santiago Bernabéu.

Los culés fueron superiores, pero el Real Madrid ha salido vivo de este primer asalto gracias a un gol de Di María a cinco minutos del final del tiempo reglamentario, tras un error garrafal de Víctor Valdés. Previamente, Pedro –en fuera de juego–, Messi de penalti y Xavi habían neutralizado el tanto inicial de Cristiano Ronaldo, que adelantó a los blancos en su primer remate entre los tres palos.

Después de unos primeros minutos de respeto mutuo y bastante trabados, el Barcelona rápidamente se hizo con la posesión de la pelota. Con la inclusión de Adriano en el lateral izquierdo en detrimento de Jordi Alba –el otro fichaje azulgrana esta temporada, Alex Song, ni siquiera estuvo en el banquillo–, los culés tocaban y tocaban en el medio campo, no dando la más mínima concesión al rival.

El Madrid, que acudía a territorio hostil mermado por la baja de uno de sus puntales como Pepe –su lugar en el once lo ocupó Raúl Albiol–, ni se enteraba de la película ante la superioridad local. Sorprendió José Mourinho al dar entrada en el once a Benzema y Callejón, dejando en el banquillo a dos jugadores que fueron titulares ante el Valencia como Higuaín y Di María. El técnico portugués había enterrado el hacha de guerra y, un año después del episodio del dedo en el ojo, saludó amigablemente a Tito Vilanova.

Las primeras ocasiones se hicieron esperar. La primera llegó a los 19 minutos, cuando Messi recibió dentro del área un balón servido desde la derecha por Dani Alves, aunque su remate de primeras salió desviado. La siguiente tuvo la misma firma. De nuevo el argentino llevó la zozobra a la defensa madridista cuando, a la media hora, se marchó de Arbeloa y cruzó su remate en exceso ante la portería de Iker Casillas. El equipo blanco sufría una barbaridad para frenar las embestidas de los culés, que gozaban de una posesión escandalosa, cercana al 75 por ciento. 

Cómo no, tenía que aparecer el santo con guantes que defiende la portería del Madrid, desviando un peligroso remate de Pedro desde la frontal del área grande. El Barça le estaba dando un baño a un equipo al que le costó horrores despertar de su letargo. Los de Mourinho, conscientes de la superioridad azulgrana en el manejo de la pelota, se aferraron al contragolpe como gran arma, y un gran balón servido en profundidad por Benzema a Cristiano llevó cierta inquietud al Camp Nou. 

El partido se endureció en los últimos minutos de la primera parte, con entradas constantes que afeaban el juego. El Madrid, además, se daba con un canto en los dientes viendo que su portería seguía a cero.

Segunda parte trepidante

La segunda mitad comenzó con polémica por un posible penalti de Arbeloa a Alexis Sánchez que Clos Gómez dejó en el limbo. El chileno ya había reclamado otra pena máxima en la primera mitad por un presunto derribo de Sergio Ramos. Justo después, lo que acabaría llegando fue el gol visitante. El Madrid sacó petróleo en su primer remate entre los tres palos. Fue en un córner botado por Özil que Cristiano Ronaldo, ganándole la partida por alto a Busquets, cabeceó para batir a Valdés (m.55). Demasiado castigo para un Barça superior.

Pero la alegría le duró poco a los blancos porque sólo un minuto después, Mascherano sirvió un gran pase en profundidad a Pedro. El canario se marchó de Coentrao y se plantó solo ante Casillas y le batió con un potente remate para establecer la igualada. Lo cierto es que fue un gol que no debió subir al marcador por fuera de juego. Despertó el Barça, que siguió intentándolo con un remate cruzado de Dani Alves que salió desviado por muy poco, mientras Mourinho respondió dando entrada en el campo a Higuaín y Di María en lugar de Benzema y Callejón, respectivamente.

Fue entonces cuando Iniesta metió una velocidad más y comenzó su recital para liderar la remontada de los suyos. Primero provocó un claro penalti de Sergio Ramos que Messi se encargó de transformar con maestría (m.69) y luego, ocho minutos después, se inventó un jugadón de auténtico crack para fabricar el gol que supondría el 3-1. Se marchó el de Fuentealbilla de Khedira y Albiol en la frontal para meterle un pase de tiralíneas a Xavi, quien superó a Casillas en su salida para ampliar la ventaja culé.

Se las prometían felices los locales, que en los últimos minutos pudieron haber conseguido el cuarto con un remate dentro del área pequeña de Messi ante el que se lució Casillas con una parada casi imposible. Y de lo que pudo ser el 4-1 se pasó al definitivo 3-2. Sólo unos segundos después, Di María sacó tajada de un error garrafal de Valdés: el portero de Hospitalet se hizo un lío tremendo con la pelota en los pies y el Fideo, muy atento en el área, le robó la cartera para acabar marcando a puerta vacía.

Demasiado castigo para un Barça que fue superior y que ahora se complica su cuarta Supercopa de España consecutiva. El Santiago Bernabéu, la próxima semana, terminará por dictar sentencia.


Ficha técnica

FC Barcelona, 3: Valdés; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Adriano; Busquets, Xavi (Cesc, m.83), Iniesta; Pedro (Jordi Alba, m.87), Alexis (Tello, m.71) y Messi
Real Madrid, 2: Casillas; Arbeloa, Albiol, Sergio Ramos, Coentrao; Xabi Alonso, Khedira; Callejón (Di María, m.65), Özil (Marcelo, m.81), Cristiano Ronaldo; y Benzema (Higuaín, m.60)

Goles: 0-1, m.55: Cristiano Ronaldo; 1-1, m.56: Pedro; 2-1, m.69: Messi, de penalti; 3-1, m.77: Xavi; 3-2, m.85: Di María
Árbitro: Clos Gómez (Colegio aragonés). Mostró tarjeta amarilla a Xabi Alonso (m.11), Arbeloa (mi.44) y Albiol (min.50), del Real Madrid; y a Mascherano (m.45), del Barcelona
Incidencias: Partido de ida de la Supercopa de España disputado en el Camp Nou ante 91.728 espectadores. Casi lleno. En los prolegómenos del encuentro, el FC Barcelona homenajeó a algunos de los deportistas catalanes que ganaron medalla en los Juegos Olímpicos de Londres

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios