Menú

Marc Gasol le cambia al cara al Basquet Girona: ¿abuso de poder en la LEB Oro?

El pívot ha jugado tres partidos con el equipo del que es presidente y los ha ganado, promediando 17,3 puntos, 11,7 rebotes y 30,7 de valoración.

El pívot ha jugado tres partidos con el equipo del que es presidente y los ha ganado, promediando 17,3 puntos, 11,7 rebotes y 30,7 de valoración.
Marc Gasol, en un partido con el Basquet Girona en la LEB Oro. | Twitter

El Basquet Girona es otro equipo bien distinto desde la llegada a la cancha de Marc Gasol. "Quiero ser feliz cada día, ayudar a los compañeros en la pista y hacerles disfrutar a ellos y a la gente. Quiero hacer disfrutar a Fontajau (...) He vivido todo lo que se pueda vivir como jugador de baloncesto, lo he gozado. A veces me he equivocado, pero siempre he intentado mejorar y no me arrepiento de nada en mi carrera. Ahora tengo ganas de jugar aquí en Girona, en Fontajau".

Con estas palabras anunciaba el mediano de los Gasol, el pasado 25 de noviembre, su vuelta a los terrenos de juego cuatro meses después, tras haber disputado los Juegos Olímpicos de Tokio el pasado verano con la selección española —cayó en cuartos de final ante Estados Unidos—. Marc se encontraba sin equipo desde el 10 de septiembre tras ser cortado por los Memphis Grizzlies, franquicia a la que llegó procedente de Los Angeles Lakers y tras haber ganado el anillo de campeón con los Toronto Raptors en junio de 2019.

En principio Marc Gasol volvía a Fontajau como presidente del Basquet Girona, el club que él mismo fundó en 2014, tras haber rechazado una interesante oferta del FC Barcelona y descartando, por tanto, seguir así los pasos de su hermano Pau, que la pasada campaña volvió a la disciplina azulgrana tras 20 años de carrera en la NBA y antes de colgar definitivamente las botas.

Pero a Marc le picó el gusanillo de volver a las canchas y el pasado 3 de diciembre volvía a vestirse de corto para ayudar a su Girona, que hasta entonces, sin él como jugador, acumulaba una mala racha de siete derrotas consecutivas y se encontraba hundido en la clasificación con un balance de 2-7.

Ahora, desde que el pívot de Sant Boi, de 36 años, se ha puesto al mando de la ofensiva gerundense, el equipo dirigido por Jordi Sargatal —sustituyendo a Carles Marco— ha ganado los tres partidos que ha jugado en la LEB Oro con Marc en la cancha. Gasol debutó el pasado 3 de diciembre en Fontajau ante el Levitec Huesca La Magia (89-47), luego jugó frente al Easycharger Palencia en tierras castellano-leonesas (62-73) y este mismo viernes en casa contra el Palmer Alma Mediterránea Palma (98-77).

Un encuentro, este último, en el que Marc batió su récord de anotación en la LEB Oro con 21 puntos con 7/12 en tiros de campo. Además, logró 10 rebotes para acabar con 31 de valoración en 27 minutos y medio de juego.

Desde su debut hace quince días frente al Huesca, Marc ha sido el mejor del Basquet Girona al sumar tres dobles-dobles y promediar en total 17,3 puntos, 11,7 rebotes y 30,7 de valoración en 25 minutos. Números que no engañan sobre su superioridad en la segunda categoría del baloncesto español.

Ahora la pregunta es: ¿de verdad que Marc Gasol no está para cotas mayores como la Liga Endesa o incluso la NBA? El jugador de Sant Boi, que el próximo mes de enero cumplirá 37 años, tiene claro que, si no hubiese elegido al Girona, seguramente hubiera ido al Barça. "El Girona era mi única opción para seguir jugando. Sin la posibilidad de jugar aquí, seguramente hubiera ido al Barça, y así se lo trasladé a Juan Carlos (Navarro, mánager de la sección de baloncesto de la entidad azulgrana) como amigo", explicó hace tres semanas un Marc Gasol que de nuevo está haciendo disfrutar a Fontajau, además de disparar a su Basquet Girona.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios