Menú

Casillas y el Madrid vuelven a amargar al vecino

Déjà vu en el Vicente Calderón, donde los blancos, con goles de Benzema y Özil, han ganado por quinta vez seguida.

0
Déjà vu en el Vicente Calderón, donde los blancos, con goles de Benzema y Özil, han ganado por quinta vez seguida.
Benzema pelea por un balón con Godín. | EFE

Castigo excesivo del Real Madrid al eterno rival, el Atlético, en el estadio Vicente Calderón, donde los blancos han ganado por cuarta temporada consecutiva (1-2) gracias a los goles en la primera mitad de Karim Benzema y Mesut Özil, unidos a una soberbia actuación de Iker Casillas, mientras que el Kun Agüero acortó distancias en la recta final. Un triunfo, en definitiva, que permite al conjunto de José Mourinho seguir a cinco puntos del Barcelona, que previamente había ganado al Getafe (2-1).

El técnico portugués puso en liza el trivote, con Xabi Alonso, Khedira y Lass Diarra, y dejó en el banquillo a Di María. También optó por dar la titularidad a Cristiano Ronaldo, pese a que aún no está plenamente recuperado de su lesión en el gemelo izquierdo. Pero el de Madeira no quiere perderse un solo partido. En el otro bando, Quique Sánchez Flores salió con el once esperado. Su único cambio con respecto al equipo que jugó el pasado sábado en Almería (2-2) fue la inclusión de Álvaro Domínguez en el centro de la defensa en detrimento de Perea.

El Madrid salió enchufado y muy pronto avisó de sus intenciones. Después de una ocasión de Khedira a los seis minutos, cinco después el alemán filtró un gran pase a Benzema, que no perdonó ante David de Gea. El francés, en un momento de forma espectacular, allanaba el camino de los blancos y sumaba su décimo gol en Liga. Parecía que los blancos se iban a hacer con el dominio del partido, pero el Atlético reaccionó... ¡y de qué manera! Lo intentaron los rojiblancos por medio del Kun Agüero, Reyes y Godín, pero se toparon con las manos salvadoras de Iker Casillas. Una vez más, el capitán de la selección española volvía a amargarles la noche a los de Quique Sánchez Flores.

Cuando se barruntaba el empate en el Calderón, llegó el 0-2. Después de un penalti clarísimo de Ujfalusi a Cristiano Ronaldo que se tragó Teixeira Vitienes, Marcelo combinó con Mesut Özil. El alemán, que volvió a cuajar un sensacional partido, se inventó un gran disparo desde la frontal para acabar batiendo a De Gea. Pudo haber hecho un poco más el joven guardameta del Atlético, que no tuvo su noche. Con el 0-2 se llegó al descanso y de nuevo el Madrid se frotaba las manos en el Calderón.

Pero también tocaba sufrir en la segunda mitad, en la que el canterano Koke, que entró en sustitución de un flojísimo Elías, dio nuevos bríos al conjunto del Manzanares. Forlán, hasta entonces desaparecido en combate, salió más enchufado tras el descanso y también lo intentó con un disparo que se estrelló contra el lateral de la red. Sin embargo, todo el peso del ataque rojiblanco iba recayó en Agüero. El argentino se quedó solo en el mano a mano con Casillas, quien, al igual que hizo en la final del Mundial ante Robben, sacó otra de sus manos milagrosas para evitar el gol. De nuevo se mascaba el 1-2.

No era la noche de Cristiano. Lo intentó el portugués tras una combinación con Benzema, pero de nuevo volvió a pecar de egoísta. Estaba claro que aún no se ha recuperado de su lesión y si sigue forzando así, a estas alturas de la temporada, puede acabar pagándolo muy caro. Mourinho por fin se dio cuenta en la recta final y decidió quitar a su compatriota, constantemente abucheado por la afición del Calderón. Tanto CR7 como Marcelo se llevaron los insultos de la parroquia rojiblanca.

A cinco minutos del final del tiempo reglamentario llegó el premio a la insistencia del Atlético. Agüero, el mejor de los suyos, se asoció con Koke y acabó batiendo a Iker para volver a creer en el milagro. Pero quedaba muy poco tiempo por delante, el Madrid supo controlar el partido, con alguna que otra entrada sin ton ni son, y se llevó tres puntos de oro del Calderón, de donde ha vuelto a salir victorioso por cuarto año seguido en Liga -quinto triunfo consecutivo teniendo en cuenta el duelo de vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey (0-1)-. Desde el 30 de octubre de 1999, cuando se impusieron por 1-3 en el Santiago Bernabéu, los rojiblancos no saben lo que es ganar al vecino de la capital. Y ya ha llovido mucho desde entonces.


Ficha técnica

Atlético de Madrid, 1: De Gea; Ujfalusi, Domínguez, Godín, Filipe Luis; Mario Suárez, Tiago (Juanfran, m.86), Reyes, Elías (Koke, m.46); Agüero y Forlán (Diego Costa, m.77)
Real Madrid, 2: Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Carvalho, Marcelo; Lass Diarra (Arbeloa, m.81), Xabi Alonso, Khedira; Özil, Cristiano Ronaldo (Di María, m.71); y Benzema (Adebayor, m.70)

Goles: 0-1, m.11: Benzema; 0-2, m.32: Özil; 1-2, m.85: Agüero
Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes (Colegio cántabro). Mostró tarjeta amarilla a Agüero (m.34) y Ujfalusi (m.36), del Atlético; y a Lass Diarra (m.62), Marcelo (m.76) y Xabi Alonso (m.88), del Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima novena jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 55.000 espectadores. Lleno. Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del terremoto de Japón y de Adrián Escudero, máximo goleador de la historia del club rojiblanco

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 11 comentarios guardados

    Servicios