Menú

Champions League

El Real Madrid vence al Atlético con un gol de Chicharito y es semifinalista de la Champions

El mexicano marca en el 87 el gol de la victoria. Arda Turan vio la roja minutos antes. Ancelotti sorprendió con Ramos en el centro del campo.

0

No fue en el minuto 93 y no fue Sergio Ramos. Fue un actor secundario durante toda la temporada, Javier Chicharito Hernández, quien dio el pase a las semifinales de la Champions en el minuto 87. No fue un título, pero, igual que en Lisboa, este tanto le supo a gloria al Real Madrid y supuso un palo para el Atlético. El equipo de Simeone habrá salido ganador de los sietes derbis anteriores, pero Europa sigue siendo territorio blanco.

Hacía mucho tiempo que el Santiago Bernabéu no disfrutaba de una victoria así. En años, quizá. O, si lo pensamos bien, en meses. Cuando en este estadio se celebró la Décima lograda en Lisboa. Y es que ganar al Atlético y en Champions es incomparable. Por eso, cuando habían pasado diez minutos desde el final del partido, nadie se había movido de su asiento. Los aficionados seguían celebrando una victoria y mucho más. Porque durante mucho tiempo, desde el Manzanares se ha puesto en duda eso de "quién manda en la capital".

En Europa manda el Madrid y en esta edición de la Champions, con méritos sobrados. ¿Puede ser que el plan de Ancelotti haya salido tal y como él tenía pensado? Sergio Ramos fue la sorpresa en el once. Jugó en el centro del campo, como hace año y medio en el Camp Nou, pero el resultado fue diferente porque enfrente estuvo un Atlético que llegó al Bernabéu a verlas venir.

La imagen de Simeone sale muy dañada

El equipo de Simeone estuvo irreconocible. Pensaba que estaban esperando su momento para dar un acelerón. Pero no. No esperaban nada. Su único objetivo fue defender. Cuando robaban un balón, no había ni opción de contraataque. Simeone, que sale muy dañado de este partido por su planteamiento, por la lectura del partido y por sus cambios, pretendía clasificarse a unas semifinales de Champions con el balón parado. Ancelotti preparó hasta los saques de banda.

Al final, la lesión que más notó el Real Madrid fue la del portero. La de Miguel Ángel Moyá. Jan Oblak fue el mejor jugador de su equipo vino y del partido. El guardameta esloveno salvó al Atlético en el Calderón y en la vuelta, aguantó todo el vendaval posible. Hasta un pase de la muerte en el que no pudo hacer nada. Ronaldo se metió en el área y cedió a Chicharito, que sólo tuvo que empujarla.

Minutos antes, en el 76, se produjo una acción determinante y que los atléticos quizá utilicen como excusa: la expulsión de Arda Turan. El turco protestó la que era su segunda amarilla. Una tarjeta absurda con la que el Atlético estaba jugando porque de nuevo, los rojiblancos fueron al límite. Era el plan de Simeone. Faltas, cortar el ritmo, que el partido sólo tuviera momentos y no continuidad. Pero Turan calculó mal y sentenció a un Atlético que ya estaba contra las cuerdas y pidiendo la prórroga como un boxeador que pide que toquen la campana para cambiar de asalto.

Chicharito, que fue el jugador más ovacionado de la noche, pudo irse perfectamente con el traje de Higuaín. Falló innumerables ocasiones. Muchas de ellas claras. El azteca fue el reflejo del partido del Madrid. Un quiero y no puedo. Si no mandaba el disparo fuera, ahí estaba Oblak para frenar la alegría anticipada en la grada.

En la primera parte, el equipo de Simeone sólo tuvo una ocasión clara y llegó tras un saque de banda. El Real Madrid, que jugó con diez jugadores en campo contrario, siempre tuvo el partido medio controlado. Controlado en el juego pero no en el incierto marcador.

La frase de Ancelotti de "no tendremos prisa" fue tal cual. El Madrid jugó un partido inteligente. Pese a las bajas, eran superiores, se sentían superiores y sólo tenían que esperar esa oportunidad. Las tuvieron antes, para no sufrir antes. En el minuto 11, Chicharito mandó a la red lateral un disparo; en el 13, Ronaldo disparó fuera un zurdazo; en el 26, James no acertó con una falta directa y, sobre todo, la que más lamentó Ancelotti fue una que tuvo Ronaldo en el 43 al fallar un mano a mano con Oblak. Fue la de Gareth Bale en el Calderón, pero esta vez en el Bernabéu. Pero ni aún así el Real Madrid se rindió.

Chicharito se vistió de Higuain

Los blancos jugaron con hándicap. No hicieron cambios hasta después del gol y Coentrao no podía subir la banda. El jugador no podía con su alma. Pero la fe mueve montañas. Eso lo sabe bien el Atlético, que ha probado de su propia medicina. Al descanso, Simeone quitó a un errático Saúl por Gabi pero el equipo no mejoró. Habían pasado ocho minutos y no habían pasado el centro del campo. El técnico argentino, que veía que no lograban crear peligro de esta forma, metió a Raúl García por Griezmann. Un cambio incomprensible y que redujo aún más el poco fútbol que demostraron hasta entonces. El Cholo renunció al talento para dar entrada a la provocación del Navarro. El Madrid ya le conoce. Sólo Pepe cayó una vez en su trampa.

En el 79, Chicharito falló otro mano a mano con Oblak. O quizá fue mejor el portero esloveno. Parecía que el partido se iba a otra prórroga. Hasta que llegó Ronaldo. No había hecho absolutamente nada. Todo le salió mal al portugués, pero en una gran internada por banda derecha, consiguió ceder a Chicharito. ¿Quién se lo iba a decir? Ni el propio delantero mexicano se hubiera creído este escenario hace meses.

En definitiva, el Madrid fue justo merecedor del pase a semifinales. Fue el que más buscó la victoria con 32 remates entre la ida y la vuelta, por sólo tres del Atlético en los 180 minutos. Y tuvo que ser Chicharito, un jugador del Manchester United que honra al fútbol por su entrega y persistencia, quien marcara el gol de la victoria y decidiera la eliminatoria. Un jugador que lloró con el pitido final. ¡Que tiemble Europa porque el campeón ha vuelto!


Ficha técnica

Real Madrid, 1: Casillas; Carvajal, Varane, Pepe, Coentrao (Arbeloa, m.90); Sergio Ramos, Kroos, Isco (Illarramendi, m.92), James; Cristiano Ronaldo y Chicharito Hernández (Jesé, m.90)
Atlético de Madrid, 0: Oblak; Juanfran, Miranda, Godín, Gámez; Tiago (Giménez, m.85), Koke; Arda Turan, Saúl (Gabi, m.46); Griezmann (Raúl García, m.65) y Mandzukic

Goles: 1-0, m.87: Chicharito
Árbitro: Felix Brych (Alemania). Mostró tarjeta amarilla a Pepe (m.74) y Arbeloa (m.92), del Real Madrid; y a Raúl Garcia (m.74) y Koke (m.93), del Atlético. Expulsó a Arda Turan por doble amonestación (ms.31 y 76)
Incidencias: Partido de vuelta de cuartos de final de Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 83.500 espectadores. Lleno

0
comentarios

Servicios