Menú

Champions League

Messi rompe el maleficio ante Cech y acerca al Barcelona a cuartos (0-2)

Premio excesivo ante el Arsenal gracias a un doblete del argentino. Piqué no jugará la vuelta. Los culés llevan 33 partidos sin conocer la derrota.

0

Misión cumplida en el Emirates Stadium. El Barcelona ha logrado un triunfo excesivo ante el Arsenal (0-2), merced a un doblete de Leo Messi, para poner pie y medio en cuartos de final de la Champions. Un año más.

Como hace cinco temporadas, los azulgranas van camino de dejar en la cuneta a los gunners en octavos de final. Entonces costó más porque en el partido de ida, también en el Emirates Stadium, el equipo de Arsene Wenger ganó por 2-1 y luego cayó por 3-1 en el Camp Nou. Con el resultado de esta noche, en cambio, el partido de vuelta se le presenta más plácido al equipo que actualmente dirige Luis Enrique.

El partido jugado esta noche en Londres tuvo dos partes bien diferenciadas: si en la primera las ocasiones llegaron con cuentagotas -dos para el Barça y una para el Arsenal-, la segunda fue de ida y vuelta, un auténtico correcalles, y fueron los catalanes los que se acabarían llevándose el gato al agua al imponer su mayor efectividad.

El primer tanto llegó un contragolpe de libro, con la firma de la MSN, que culminó Messi para romper su maleficio ante Petr Cech, después de seis partidos sin poder ver portería ante el checo. El segundo también lo marcó Leo, transformando un penalti que él mismo provocó después de haberse llevado una patada dentro del área de Flamini, que acababa de entrar al campo.

En un ambiente espectacular, con un Emirates a rebosar, Luis Enrique pudo disponer de su once de gala, el mismo que el año pasado conquistó la quinta Copa de Europa en Berlín, mientras que Arsene Wenger afrontaba el encuentro con cuatro bajas importantes: los españoles Santi Cazorla y Mikel Arteta, más Jack Wilshere y el central Gabriel Paulista.

El partido arrancó sin un dominador claro, con el Barça intentando imponer su juego y el Arsenal queriendo explotar la velocidad de Alexis Sánchez, un exazulgrana, y Oxlade-Chamberlain. La primera ocasión la tuvieron los gunners a los 12 minutos con una gran triangulación por el costado derecho que Oxlade-Chamberlain no llegó a concretar desde el punto de penalti. En realidad, ahí acabó el peligro de los londinenses en la primera parte.

En el otro bando, apenas aparecía la MSN. Messi, Luis Suárez y Neymar no daban señales de vida en ataque porque el Arsenal, bien plantado, no daba concesiones. Los gunners lo fiaban todo a la contra, en numerosas ocasiones con pelotazos en largo, pero se mostraban sólidos atrás. Eso sí, poco a poco se fue entonando el tridente sudamericano del Barça y, en los estertores de la primera parte, Suárez dispuso de dos ocasiones consecutivas para haber firmado el 0-1, aunque su primer remate lo salvó Monreal y luego conectó mal con la testa tras un centro de Dani Alves desde la derecha.

Afortunadamente para el espectador, el panorama cambió a la vuelta de vestuarios y, después de una primera parte intensa pero aburrida, las ocasiones empezarían a llegar como churros. La primera clara de este segundo acto la tuvo Neymar, tras un gran pase en profundidad de Iniesta, pero el brasileño no pudo con un excelso Cech en el mano a mano. Respondió el Arsenal poco después con un buen remate de cabeza de Giroud, a centro de Monreal, que Ter Stegen desvió con una mano salvadora.

El partido se iba abriendo y, en el intercambio de golpes, el más efectivo fue el Barcelona. Así llegó el 0-1, tras una contra de libro con la firma de la MSN: Neymar condujo el balón por la izquierda tras una pared con Suárez y, después de llevarse a dos defensas, se lo cedió a Messi, que fusiló a Cech para poner al Barça por delante, rompiendo de paso su particular maleficio ante el meta checo.

De nuevo la MSN tuvo la ocasión de haber logrado el segundo tanto, y por partida doble -primero Neymar se entretuvo a la hora de chutar a puerta y luego Luis Suárez mandó la pelota al palo-, pero lo cierto es que el 0-2 no se haría demasiado de rogar. Y esa sentencia llegó en la recta final, después de que Flamini, en su primera jugada tras su entrada al campo -sólo un minuto antes había sustituido a su compatriota Coquelin-, cometiera un penalti absurdo sobre Messi que el propio astro argentino se encargaría de transformar. El crack de Rosario no pudo marcarle ningún gol a Cech en seis partidos y esta noche, en sólo 90 minutos, le hizo dos.

Game over. Triunfo del Barça, excesivo, que le permite afrontar la vuelta con cierta tranquilidad. Eso sí, sin Gerard Piqué por acumulación de amonestaciones. Los de Luis Enrique, además, encadenan una racha de 33 partidos sin conocer la derrota. Una auténtica barbaridad.


Ficha técnica

Arsenal, 0: Cech; Bellerín, Mertesacker, Koscielny, Monreal; Coquelin (Flamini, m.82), Ramsey; Oxlade-Chamberlain (Walcott, m.50), Özil, Alexis Sánchez; y Giroud (Welbeck, m.72)
FC Barcelona, 2: Bravo; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Busquets, Rakitic, Iniesta; Messi, Luis Suárez y Neymar

Goles: 0-1, m.71: Messi; 0-2, m.83: Messi, de penalti.
Árbitro: Cüneyt Çakir (Turquía). Mostró tarjeta amarilla a Monreal (m.6), del Arsenal; y a Piqué (m.84), del Barcelona
Incidencias: Partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Emirates Stadium de Londres ante 59.889 espectadores
0
comentarios

Servicios