Menú

Champions League

El Barça vuelve a aliarse con los goles en propia meta (4-1)

Dos goles en propia meta allanan el camino de los azulgranas. Luis Suárez cerró el marcador para acabar con 13 meses de sequía en Champions.

0
El Barça vuelve a aliarse con los goles en propia meta (4-1)
Manolas marca en propia meta para hacer subir el 2-0 al marcador. | EFE

Mucho se habla de la flor de Zidane, pero lo del Barcelona con los goles en propia meta —a su favor— es digno de estudio. Dos se ha marcado la Roma esta noche en la portería de Alisson en el Camp Nou, y los azulgranas ya llevan cinco a su favor en Champions esta campaña. Se podría decir que 'goles en propia meta' es el máximo realizador del conjunto culé en la máxima competición continental este curso por detrás de Leo Messi, que lleva seis.

No tuvo su mejor noche el astro argentino. Lo intentó, pero se quedó sin ver puerta, pero los azulgranas tienen recursos suficientes para terminar mojando aunque enfrente esté el brasileño Alisson, uno de los mejores porteros del mundo hoy por hoy. Otro es Ter Stegen. Sensacional el momento que atraviesa el cancerbero alemán, que salvó a los suyos en más de una ocasión con paradones de muchísimo mérito.

El caso es que al Barça le volvió a sonreír la fortuna con los goles en propia meta que se marcó la Roma, el primero, obra de De Rossi, justo antes del descanso y el segundo, de Manolas, al poco de volver de vestuarios. Con el equipo giallorosso aturdido, Piqué marcó el tercero y Luis Suárez daba la puntilla a los italianos, rompiendo de paso una racha de 13 meses sin marcar en competición europea —su último gol se remontaba al 8 de marzo de 2017, en la vuelta de octavos de final contra el París Saint-Germain (6-1) la pasada campaña—, poco después de que Dzeko hubiera acortado distancias.

Lo cierto es que el de esta noche fue un partido un tanto extraño que se decidió a trompicones. De inicio, Ernesto Valverde apostó por un 4-4-2, con Semedo y Sergi Roberto jugando por la banda derecha, y dejando en el banquillo a Dembélé y Paulinho. Pero la fórmula no le acabó de funcionar al Txingurri en el primer tiempo. Su equipo se pareció demasiado a la versión que mostró en el Sánchez Pizjuán, si bien los romanistas no generaron las ocasiones del Sevilla.

Impreciso y sin fluidez en la circulación del balón, el Barcelona no encontró el ritmo, especialmente en la primera media hora. La presión defensiva de los pupilos de Di Francesco incomodó a Iniesta, Busquets y Messi. Este último, muy vigilado por un rapidísimo Manolas, no anduvo fino en los últimos metros. No ponía en aprietos la Roma a Ter Stegen, aunque llegaba con facilidad a su área. Así fue como Dzeko, en el minuto 9, cayó dentro del área tras un forcejeo con Semedo que bien podría haber acabado en penalti.

Tras un tímido aviso de Messi, las primeras ocasiones de peligro las tuvieron Rakitic y Luis Suárez: el croata estrelló un tiro raso en el palo, mientras que el uruguayo se topó con Alisson, que sacó una buena mano para evitar el 1-0. Poco a poco, el Barcelona empezaba a sentirse más cómodo en los últimos metros y el primer tanto llegó poco antes del descanso. Con fortuna, pues De Rossi acabaría mandando la pelota al fondo de su portería al tratar de cortar un pase. Nada pudo hacer esta vez el meta brasileño del conjunto giallorosso, que tuvo bastante más trabajo que de costumbre. El Barça se marchaba con ventaja al marcador, recibiendo demasiado premio a los méritos que había hecho en los primeros 45 minutos.

Se repitió el guión del primer tiempo a la vuelta de vestuarios y la Roma, ambiciosa, buscó al Barça en su área, que seguía perdiendo balones con bastante facilidad. Perotti tuvo el empate, pero no supo conectar con la testa el centro preciso de Florenzi al corazón del área. Respondió el Barça: Jordi Alba sorprendió con un disparo lejano que Alisson rechazó sin convicción, mientras que Messi, en una de sus jugadas que pocas veces perdona desde la frontal, no consiguió sorprender al meta brasileño. Dos avisos que precedieron al segundo gol de la noche en propia meta. De nuevo la mala suerte volvió a cebarse con los italianos. Un centro de Rakitic lo remató Umtiti al poste y, en el rebote, Manolas mandaría la pelota al fondo de las mallas.

Pese al 2-0 en contra, la Roma no se achicó y buscó su gol en el Camp Nou. Pero dejó espacios y el Barça lo aprovechó para anotar el tercero y dejar la eliminatoria prácticamente vista para sentencia. Luis Suárez recibió un balón de Messi dentro del área y chutó a puerta y, aunque Alisson evitaba el tanto en primera instancia, el rechace lo aprovechó Piqué para cazar el cuero sin oposición y mandarlo a la portería rival (3-0, min.59).

Se abrió entonces el partido porque tan cerca estuvo de llegar el cuarto del Barça como el primero de la Roma. Cambió el guión de partido Di Francesco con la entrada al campo de Gonalons, El Shaarawy y Defrel. Este último gozó de una ocasión clarísima que Ter Stegen salvó a bocajarro, tras un error del cancerbero germano en la salida del balón. De nuevo Ter Stegen se lució a un disparo lejano de Perotti, pero a la tercera llegó la vencida para los giallorossi: Dzeko, en el 80', cazó un balón en el interior del área y, esta vez sí, logró un tanto que parecía mantener con vida a los suyos.

Pero en el 87 apareció Luis Suárez con un gol de nueve. Un gran remate del uruguayo, imposible para Alisson, que le permitía acabar con una sequía de diez partidos sin ver portería en la Champions. Un tanto que deja al Barcelona muy cerca de las semifinales, a las que el equipo azulgrana ha faltado en las dos últimas campañas al ser eliminado por el Atlético de Madrid, primero, y por la Juventus, después.


Ficha técnica

FC Barcelona, 4:Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti, Alba; Busquets (Paulinho, m.66), Rakitic, Iniesta (Denis Suárez, m.85), Sergi Roberto (André Gomes, m.83); Messi y Luis Suárez
AS Roma, 1: Alisson; Bruno Peres, Manolas, Fazio, Kolarov; Pellegrini (Gonalons, m.60), De Rossi (Defrel, m.76), Strootman; Florenzi (El Shaarawi, m.72), Perotti y Dzeko

Goles:1-0, m.38: De Rossi, en propia meta; 2-0, m.55: Manolas, en propia meta; 3-0, m.59: Piqué; 3-1, m.80: Dzeko; 4-1, m.87: Luis Suárez
Árbitro:Danny Makkelie (Holanda). Mostró tarjeta amarilla a Kolarov (min.44) y Strootman (m.86), de la Roma
Incidencias:Partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou ante 90.106 espectadores. Antes del partido, el club homenajeó a Leo Messi por sus 100 goles en la máxima competición europea

Lo más popular

0
comentarios

Servicios