Menú

Fórmula 1

Nefasto comienzo de Alonso con el McLaren al averiarse dos motores el primer día

"Son comprensibles las dudas, pero hay que mantener la calma", decía el asturiano tras la primera jornada de test en Montmeló.

0
"Son comprensibles las dudas, pero hay que mantener la calma", decía el asturiano tras la primera jornada de test en Montmeló.
Fernando Alonso en Barcelona. | Twitter

Fernando Alonso vuelve a tener los mismos problemas de la temporada pasada con su McLaren. El piloto asturiano empezó los primeros test de pretemporada en el circuito de Cataluña en Montmeló y en los primeros giros con su monoplaza MCL32 tuvo que echarse a un lado tras detectar un problema en el motor Honda.

El piloto asturiano tuvo que regresar al box del equipo debido a una fuga de aceite y por precaución se vio obligado a abandonar la pista. Alonso y su equipo trabajaron después en el monoplaza y conseguieron volver a pista en la sesión vespertina, pero los problemas continuaron: el segundo motor Honda también se averiaba por la tarde debido a un problema relacionado con el sistema de aceite y combustible.

Los ingenieros aún no se echan las manos a la cabeza al considerar que este tipo de test son precisamente para tener tiempo de solucionar todos los problemas que puedan surgir. Aún así, la sombra de la duda sigue rodeando a McLaren-Honda debido a los enormes problemas de fiabilidad que han tenido desde que Alonso fichó por la escudería de Woking en diciembre de 2014, con lo que el asturiano cumple con ésta su tercera campaña en el equipo británico.

"Nadie esconde su frustración"

A la conclusión de esta primera jornada de ensayos, Alonso reconoció que "son comprensibles las dudas", pero también dijo que "hay que mantener la calma". "Es jugoso que, después de los dos años que hemos tenido con dificultades, lleguemos al tercer año y que en la primera vuelta tengamos que cambiar la unidad de potencia... Es muy fácil el titular y muy fácil pensar", dijo al respecto el asturiano en declaraciones que reproduce la web motorsport.com.

"Todos podemos opinar lo mismo y tener esa sensación. Pero no dejándose llevar por esa primera impresión o esa frustración, que todos tenemos. Yo creo que los aficionados, nuestros patrocinadores, los mecánicos, los ingenieros que llevan trabajando cuatro o cinco meses, después de que el coche llegara el sábado por la noche y tuviera el domingo un día de filmación, nadie esconde su frustración, y nosotros los primeros", dijo el bicampeón mundial.

"Como digo, son comprensibles las dudas que puedan tener los aficionados y las dudas que pueda dejar, pero creo que es un primer día de test, sin esconder que hemos perdido información importante porque con el nuevo reglamento hay mucho que ver, mucho que entender de aerodinámica, de los neumáticos, del estilo de conducción, pitstops, salida... Hay una cantidad de cosas infinitas que probar y no hemos podido", agregó el ovetense. "Sin esconder eso, creo que hay que mantener la calma, son ocho días de entrenamientos y vamos a sacar conclusiones en el octavo. Y ojalá que sean lógicamente mejores que las de hoy, que no estamos contentos", añadió.

0
comentarios