Menú

Clos Gómez, de nuevo en la picota

El colegiado aragonés se reencontrará con Mourinho, quien señaló sus trece errores en la rueda de prensa tras un Real Madrid-Sevilla.

0

"El peor árbitro para el mejor partido". Así de elocuentes se muestran en el portal madrid-barcelona.com para referirse a la designación de Carlos Clos Gómez como árbitro del clásico que madridistas y azulgranas disputarán esta noche en el Santiago Bernabéu, correspondiente a la ida de semifinales de la Copa del Rey.

Se trata de un árbitro que expulsó a Pep Guardiola hace casi tres años y que ha tenido sus más y sus menos con José Mourinho, quien denunció los trece errores del colegiado en rueda de prensa tras un Real Madrid-Sevilla en diciembre de 2010.

En la temporada 2009/10, Clos Gómez, colegiado de 40 años perteneciente al Comité de Árbitros de Aragón, expulsó a Guardiola de forma injustificada en el estadio Juegos Mediterráneos durante un Almería-Barcelona (2-2). El entonces técnico culé llamó "mentirosos" al colegiado y a su asistente Gallego Galindo, al tiempo que acusó a aquél de falsear el acta, lo que le costó una multa de 15.000 euros.

Guardiola había protestado un penalti sobre Messi que Clos Gómez no señaló. El colegiado escribió entonces en el acta del partido: Guardiola abandonó el área técnica, desplazándose hasta el asistente y acercando su cara a escasos centímetros de éste, a la vez que le gritaba con los brazos en alto: 'Pitas todo al revés, no te enteras de nada'".

La respuesta del técnico de Sampedor no se hizo esperar: "El árbitro y el asistente mienten y lo saben. Soy impulsivo y no será la última vez que me expulsen, pero yo me equivoco y voy a la grada, y ellos mienten, se lo diré personalmente al árbitro cuando le vea".

El folio con los trece errores

Meses después, durante un Real Madrid-Sevilla disputado en diciembre de 2010 en el Santiago Bernabéu (1-0), Clos Gómez volvió a saltar a la fama con una actuación que indignó al equipo blanco y especialmente a José Mourinho.

El técnico salió a la rueda de prensa posterior al partido con un folio en el que puntualizaba, uno a uno, los 13 errores del colegiado aragonés que a su juicio perjudicaron al Madrid.

"Quieren que sea yo el que ataque al árbitro y defienda a mi equipo", dijo Mou. "Tiene que ser defendido porque lo merece hoy y muchas veces más. Si yo cojo esto y voy para adelante la historia es siempre la misma, suspensión a Mourinho. Tenemos un club, un organigrama y quiero que la gente defienda a mi equipo, no sólo yo", añadió el técnico portugués, en una velada crítica al entonces director general de la entidad madridista, Jorge Valdano.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios