Menú

La Real amarga al Athletic su último derbi en La Catedral

Tras una primera parte vibrante, con claro color rojiblanco, los txuri-urdin se hicieron con el mando del partido para acabar sumando los tres puntos.

0
Tras una primera parte vibrante, con claro color rojiblanco, los txuri-urdin se hicieron con el mando del partido para acabar sumando los tres puntos.

El estadio de San Mamés ha lucido sus mejores galas para una ocasión tan especial como es el último derbi vasco de su centenaria historia, antes de la inauguración del nuevo campo la próxima temporada. Pero el resultado no ha podido ser peor para los intereses locales: derrota por 1-3 del Athletic ante una Real Sociedad que, después de verse superada en el primer período, se hizo con el timón del partido para voltear el marcador y sumar tres puntos que la afianzan en puestos europeos. Los leones, por contra, ven cada vez más de cerca la amenaza del descenso.

Y es que los dos equipos viven situaciones opuestas cuando hace un año era todo lo contrario: el equipo de Marcelo Bielsa vivía instalado en una nube, en una temporada en la que acabó disputando, y perdiendo, dos finales, mientras que Philippe Montanier vivía, una jornada sí y la otra también, sobre el alambre antes de que su equipo pudiera enderezar el rumbo. Ahora son los txuri-urdin los que presumen de ser el mejor conjunto vasco del momento.

Gran primera parte 

El inicio del derbi fue vibrante, con el Athletic superando a su rival a base de intensidad y una rápida circulación del balón. La Real comenzó el choque con una presión alta, pero tuvo que recular ante el empuje de los leones, que empezaban a gozar de claras ocasiones para ponerse en ventaja. En una de ellas, mediado el primer acto, tuvo que aparecer Claudio Bravo con una palomita espectacular para desviar el remate de Mikel San José. La noche prometía.

También lo intentó Aduriz con un peligroso remate cruzado, poco antes de que el 1-0 subiera al marcador. A la media hora. Entonces, un medido centro de Aurtenetxe desde la izquierda le llegó dentro del área a Ibai Gómez, que conectó una volea espectacular ante la que nada pudo hacer Bravo. Merecido premio para un equipo, el de casa, que estaba dando una lección de fútbol a su rival.

Pero ya se sabe lo poco que dura la alegría en casa del pobre, que este año no es otro que el Athletic, pues los txuri-urdin lograron el empate sólo cuatro minutos después. Fue en una jugada protagonizada por Griezmann y Chory Castro, los dos mejores jugadores visitantes sobre el verde: el uruguayo centró desde la derecha y el francés, aprovechándose del fallo de Iraola en el marcaje, cabeceó en el segundo palo para batir a Raúl. Demasiado castigo para los pupilos de Bielsa, que fueron claramente superiores en la primera mitad.

La Real, mejor tras el descanso

El guión del choque cambió tras el paso por vestuarios: se le apagó la chispa a los dos equipos y el juego se volvió tosco, con muchas entradas por parte de unos y otros. El Athletic se quedaba sin ideas y la Real, a la chita callando, pasaba a gobernar la contienda. Mediado el segundo acto llegaba el tanto que revertía la situación en San Mamés: Raúl Fernández, muy inseguro durante toda la noche, no acertó a atrapar el balón tras una falta lateral sacada por Chory y lo dejó muerto en el área pequeña, donde apareció Agirretxe para fusilar y establecer el 1-2.

Minutos después entró Carlos Vela, que se encargó de revolucionar el partido. A los 70 minutos, el mexicano tuvo una buena ocasión, desbaratada por Raúl, y seis después firmaba el definitivo 1-3. El exjugador del Arsenal recibió un pase de Griezmann y se presentó en la frontal del área, firmando un gran remate, raso y colocado junto al palo, que el guardameta local no pudo detener.

Quedaba así visto para sentencia un derbi vasco que empezó teniendo color rojiblanco pero se acabó tiñendo de blanquiazul. Fernando Llorente entró en los últimos minutos y apareció alguna que otra vez por el área de Bravo –como con un remate de cabeza que salió desviado–, pero su presencia no bastó para acortar distancias.

Mención especial para Undiano Mallenco. El colegiado navarro, que el próximo martes dirigirá el clásico del Camp Nou, donde Barcelona y Real Madrid dirimirán el pase a la final de Copa, aprobó el derbi. Por los pelos, se podría decir: estuvo correcto en casi todas sus decisiones, pero no vio una bofetada de Markel Bergara a Ander Herrera en el rostro, al inicio de la segunda mitad, que debió costarle la expulsión al mediocentro realista.


Ficha técnica

Athletic Club, 1: Raúl; Iraola, San José, Laporte, Aurtenetxe (Muniain, m.64); De Marcos, Iturraspe; Ander Herrera, Susaeta, Ibai Gómez; y Aduriz (Llorente, m.73)
Real Sociedad, 3: Bravo; Carlos Martínez, Mikel González, Iñigo, De la Bella; Bergara, Illarramendi (Pardo, m.87); Chory Castro (Zurutuza, m.75), Xabi Prieto, Griezmann; y Agirretxe (Vela, m.67)

Goles: 1-0, m.30: Ibai Gómez; 1-1, m.34: Griezmann; 1-2, m.66: Agirretxe; 1-3, m.76: Vela
Árbitro: Undiano Mallenco (Comité navarro). Mostró tarjeta a Laporte (m.38), Iturraspe (m.45) y Muniain (m.83), del Athletic; y a Illarramendi (m.48), de la Real Sociedad
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de la Liga BBVA disputado ante cerca de 40.000 espectadores, entre ellos cientos de seguidores de la Real Sociedad. Lleno. Último derbi vasco en el actual San Mamés

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios