Menú

Iker Casillas viola el reglamento interno del Real Madrid al pasearse en moto

Hace un año, el guardameta ya se libró de ser denunciado por la DGT tras conducir con el brazo escayolado.

0
Hace un año, el guardameta ya se libró de ser denunciado por la DGT tras conducir con el brazo escayolado.

Mal ejemplo el que da Iker Casillas como capitán del Real Madrid. El guardameta se ha saltado el código interno del club al ser cazado paseando en moto, según puede comprobarse en la revista Diez Minutos. En concreto, el futbolista aparece en una fotografía conduciendo una moto junto a Sara Carbonero.

Según se especifica en el régimen interno del club, los jugadores no pueden poner en peligro su integridad física en actividades que les pueda generar un problema, y entre ellas está la de montar en moto.

No es la primera vez que Casillas comete una imprudencia al mando de un vehículo. En enero de 2013, tras producirse la lesión de la mano izquierda -en un partido de Copa del Rey ante el Valencia en Mestalla- que lo tuvo varios meses de baja, el portero internacional fue cazado al volante de un utilitario con el brazo escayolado, lo que levantó ampollas entre la opinión pública.

Se pidió a la Dirección General de Tráfico (DGT) una dura sanción para Casillas, pero el organismo decidió no denunciar al jugador "por una foto, sin conocer dónde se encontraba el jugador, si circulaba en ciudad o carretera...".

El Barça, "partidario de no permitir"

El Real Madrid es muy claro en estos casos. La entidad blanca tiene contratados importantes seguros para proteger a sus jugadores y recibir una compensación en caso de lesión. Sin embargo, un accidente fuera de su actividad deportiva no estaría cubierto, por lo que actuaciones de esta índole están expresamente prohibidas.

A diferencia del club blanco, el FC Barcelona es más flexible en este tipo de casos porque no prohíbe expresamente, sino que se muestra partidario de no permitir a sus jugadores "practicar deportes que pongan en riesgo su integridad física". Esto implica evitar deportes con ruedas -entre ellos, por supuesto, montar en moto-, además de esquiar o practicar alpinismo o escalada, entre otros.

Precedentes en el Madrid

Cabe recordar los casos anteriores registrados en el Madrid, donde el club sancionó disciplinariamente a jugadores que habían incumplido el código interno. En el año 2000, Alberto Rivera y Albert Celades sufrieron un leve percance en el Paseo del Prado de Madrid a las seis de la madrugada. Los dos deportistas fueron sancionados por su club por la hora en la que se produjo el golpe y porque uno de los dos futbolistas dio positivo en el control de alcoholemia.

La imprudencia al volante le puede salir muy cara a Karim Benzema. En febrero de 2013, el delantero francés fue cazado circulando a 216 kilómetros por hora por la M-40, lo que podría suponerle la retirada del carnet durante más de un año, una multa altísima y una pena de prisión de tres a seis meses.

Al margen de las cuentas pendientes que tendrá con la Justicia, Benzema también podría tener que hacer frente al código disciplinario interno de su club. Aunque apenas han trascendido detalles, al delantero se le han abierto un expediente disciplinario que podría conllevar una fuerte sanción económica por la mala imagen que ha dado del Real Madrid en este caso.

La última imprudencia la ha protagonizado Asier Illarramendi, que hace apenas un mes corrió delante de una vaquilla disfrazado de Batman en una fiesta de carnaval en Azpeitia (Guipúzcoa). El joven centrocampista ha pedido perdón por haberse salto el reglamento interno del club, aunque parece que finalmente no será multado.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios