Menú

Athletic de Bilbao: siete partidos y 37 días sin ganar

Los rojiblancos atraviesan su peor momento en mucho tiempo: hundidos en puestos de descenso y con la soga al cuello en la Champions.

0

El león está herido. El Athletic de Bilbao, un histórico del fútbol español, atraviesa una grave crisis deportiva de la que, a día de hoy, tiene muy difícil salir. La manita encajada en el Santiago Bernabéu (5-0) es la gota que colmó el vaso. Aunque el Real Madrid jugó su "mejor partido desde Cardiff", tal y como reconocía Carlo Ancelotti tras el partido, no menos cierto es que los rojiblancos rayaron a un bajísimo nivel y pudieron encajar más goles, aunque Gorka Iraizoz -el mejor de los suyos- evitó que la sangría fuera aún mayor.

Casi nada funcionó anoche en el Athletic. Mikel Rico, el canalizador de juego de los vascos, estuvo fallón en el pase y se mostró muy duro, teniendo que cortar con constantes faltas el fútbol blanco. Ante la falta de juego, los leones se dedicaron a cortar el juego de los locales con constantes faltas, tratando de romperles el ritmo. La entrada de Ibai Gómez al comienzo de la segunda parte, en sustitución de un Beñat que acabó con una herida en la cabeza tras un choque con Dani Carvajal al cuarto de hora de partido, pareció dar otro aire a los leones tras el descanso. De hecho, el bilbaíno tuvo la mejor ocasión de los suyos con un cabezazo bien desbaratado por Casillas. Pero nada más lejos de la realidad. Fue un mero espejismo porque el Madrid, arrollador, pasó siempre por encima de un inoperante rival cuya presión -si se le puede llamar así- nunca inquietó al cuadro de Ancelotti.

Con el de anoche en el Bernabéu, ya son siete los partidos que el Athletic lleva sin ganar entre Liga y Champions. Lo cierto es que el final de agosto pintaba bien para el cuadro de Ernesto Valverde, que en apenas tres días sellaba su clasificación para la fase de grupos de la máxima competición europea -victoria por 3-1 ante el Nápoles en San Mamés, con un Aritz Aduriz estelar- y firmaba su primera victoria en Liga, por 3-0 ante el Levante.

Desde entonces, todo han sido tropiezos para el conjunto del Bocho, actualmente antepenúltimo en la tabla con los mismos puntos (4) que el Córdoba y el colista Deportivo de La Coruña: cuatro derrotas -en el Camp Nou, en casa ante el Granada, en Vallecas y en el Bernabéu- y un empate, en casa ante el recién ascendido Eibar. En definitiva, un solo punto de 15 posibles.

El panorama tampoco es más halagüeño en la Champions. Tras el debut sin goles en casa contra el Shakhtar Donetsk, los vizcaínos cayeron en Bielorrusia ante el BATE Borisov (2-1), en uno de los peores partidos que se les recuerda en mucho tiempo.

Ahora, con el parón liguero por delante debido a los compromisos internacionales, el Athletic tiene tiempo para reflexionar y, sobre todo, tratar de corregir errores. "Estamos tocados. Necesitamos el parón", admitía Valverde este domingo en voz alta tras el varapalo en el Bernabéu. Un descanso que, sin duda, les viene a los leones como agua de mayo.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios