Menú

El caso Sergio Ramos está fuera de control

Las filtraciones son diarias. En Inglaterra, cuatro periódicos abren con el malestar del central en el Real Madrid. En el club están muy molestos.

0
Las filtraciones son diarias. En Inglaterra, cuatro periódicos abren con el malestar del central en el Real Madrid. En el club están muy molestos.
Florentino y Sergio Ramos en una imagen de archivo | EFE

Sergio Ramos está enfadado con las personas que mandan en el club y las personas que mandan en el club están enfadadas con Sergio Ramos. La situación es así. No importa el peso del central en el vestuario, los años que lleva en el club o que sea el segundo capitán. Las relaciones ahora mismo son casi inexistentes y las que hay, no son positivas. Pensar en que su futuro está en el Real Madrid hasta el final de su carrera o que su renovación es posible, ahora mismo es una quimera.

¿Cómo han llegado a esta situación? Para entenderlo hay que remontarse hasta casi un año atrás. Evidentemente no han gustado en el club los continuos pulsos a la planta noble pero, además, hay que sumarle una rebelión contra los servicios médicos del Real Madrid o las exigencias económicas para continuar a pesar de que le quedan dos años más de contrato. El malestar en la planta noble es tan mayúsculo que el dinero, motivo principal del distanciamiento, ha pasado a ser secundario. Los mensajes públicos –el último en la ciudad deportiva de Las Rozas, los recados a la prensa o las filtraciones están desgastando una relación que tiene difícil solución.

A Florentino Pérez no le gustan los pulsos de René Ramos, hermano y agente de Sergio y cuyo objetivo no es otro que conseguir que el defensa sea el segundo jugador mejor pagado del Real Madrid. Hasta marzo de 2013, Cristiano Ronaldo estuvo cobrando lo que hoy pretende ganar el defensa del Madrid. El delantero, con dos Balones de Oro y con más de 50 goles por temporada, estuvo con el mismo sueldo cuatro temporadas hasta que logró su primera y, hasta la fecha, única renovación.

En el club mantienen que Sergio Ramos e Iker Casillas son los jugadores mejor pagados tras Cristiano. Según varias informaciones, el defensa cree y está convencido de que esto no es verdad y que Gareth Bale y Benzema cobran más que él. Esto lo considera injusto desde finales de la pasada temporada cuando fue uno de los principales artífices de la décima Copa de Europa.

Su contrato finaliza en 2017. Tendrá 31 años, aunque su rendimiento no está cuestionado en el club, sí su comportamiento. Parece que no sabe, pese a su experiencia, que a través de la prensa no conseguirá su objetivo. Más bien lo contrario. Desde hace unos días el diario As habla con rotundidad sobre la intención de Ramos de "irse ya" del Real Madrid y este martes, trae una oferta del Manchester United. 30 millones más De Gea.

En Inglaterra hasta cuatro periódicos abren sus ediciones impresas con Sergio Ramos. Es la imagen que transmite el club en España y fuera de nuestras fronteras: uno de los mejores jugadores del mundo, Sergio Ramos, está descontento en el Real Madrid. Y todo es por el dinero. El central de Camas cobra seis millones de euros netos por temporada y pretende llegar a los diez.

Pese al pesimismo que sobrevuela el futuro de Ramos en Chamartín, su salida este verano no se contempla. Tiene contrato por dos años más, el Real Madrid no quiere venderlo y su cláusula de rescisión es de 200 millones de euros. Si Sergio Ramos quiere irse realmente, algo que no han desmentido ni él ni su agente, tendrá que traer una oferta importante.

Las filtraciones interesadas son diarias. Sergio Ramos, según el periódico As, considera irse porque el club no desmintió a Jordi Majó, pero en el Madrid piensan que debería ser al revés. Tendrían que ser Sergio o René quienes desmientan estas informaciones. Ayer cuando el defensa fue pillado en público por la prensa tuvo una gran oportunidad y no lo hizo. "Estoy tranquilo", se limitó a decir. El club quiere que Sergio continúe, no le ha ofrecido sus servicios a ningún equipo y no pueden desmentir todos los rumores que surgen cada día. Y mientras, en Inglaterra se afirma que el Manchester United está molesto porque están utilizando el nombre del club para que Ramos consiga su mejora de contrato.

Veremos si Florentino Pérez y Sergio Ramos consiguen olvidar estos meses en los que se están haciendo tanto daño y son capaces de sentarse y firmar la renovación. Una imagen ahora difícil de imaginar viendo el panorama. ¿Un dato a tener en cuenta? Sergio no ha olvidado y tiene muy en cuenta que Florentino pagó hace diez años al Sevilla 27 millones de euros.

En Deportes

    0
    comentarios