Menú

Cuatro años del Cholo Simeone en el Atlético de Madrid

Un 23 de diciembre de 2011, Diego Pablo Simeone era anunciado como nuevo entrenador rojiblanco.

2
Cuatro años del Cholo Simeone en el Atlético de Madrid
Simeone en el Camp Nou tras ganar la Liga. | Archivo

Llegó en la peor situación posible para un técnico y se ha encumbrado como el mejor entrenador de la historia del Atlético de Madrid. Diego Pablo Simeone cumple cuatro años al frente del conjunto rojiblanco con las mejores sensaciones posibles y con títulos bajo el brazo. La mejor manera de entrar en la historia.

Un 23 de diciembre de 2011, el Atlético anunciaba la contratación de Simeone para sustituir a Gregorio Manzano. El equipo de la ribera del Manzanares vivía una de sus épocas más grises. Estaba muy cerca del descenso, la afición estaba cansada de tantos cambios de rumbo y no existía ningún proyecto deportivo.

La eliminación copera de 2011 ante un equipo de Segunda B, el Albacete, y una derrota en el Calderón ante el Betis terminaron de finiquitar a Manzano para iniciar la búsqueda de un nuevo míster que todos intuían que llegaría: Simeone. El Cholo fue presentado un 27 de diciembre.

"Sé de la exigencia del Atlético de Madrid. La responsabilidad es enorme, pero no me asusta. Todo lo contrario. Me entusiasma la presión. Lo que me encantaría es ver a un equipo fuerte, aguerrido, con contragolpe y con velocidad. Un equipo que recuerde al que nos enamoró en su día", dijo el argentino en su presentación.

Debut en Málaga

El primer partido de Simeone con el Atlético de Madrid no fue una victoria. En La Rosaleda, un empate a cero frente al Málaga inició la nueva era Simeone y ya en ese momento se vio que la fortaleza defensiva del equipo les iba a convertir en un conjunto "molesto", como quería Simeone.

Su primera victoria llegó en la siguiente jornada con un 3-0 en el Calderón ante el Villarreal. Esa temporada acabó con la consecución de la segunda Europa League de la historia para el Atlético con la victoria en Bucarest ante el Athletic Club de Bilbao. En agosto llegaría otra Supercopa de Europa con un apabullante 4-1 ante el Chelsea.

Copa y Liga

Dos títulos en el bolsillo en menos de nueve meses reforzaron mucho el proyecto inicial de Simeone que terminó de fortalecerse con la Copa del Rey de 2013 en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid. No sólo se conquistó la décima Copa, también se rompió la maldición de más de 13 años sin ganar al eterno rival.

Un año después, otro 17 de mayo, pero de 2014, Simeone y su famoso "partido a partido" volvieron a hacer historia ganando la Liga en el Camp Nou con el gol de Godín. Dos títulos en el Santiago Bernabéu y en el Camp Nou colocaron al Atlético de Madrid en lo más alto del panorama futbolístico mundial.

Sólo hubo un lunar: la final de la Champions en Lisboa. El gol de Sergio Ramos evitó que Simeone y los suyos lograran la temporada perfecta en el curso 2013/2014. La Supercopa de España conquista ante el Real Madrid poco tiempo después significaría el quinto título ganado por Simeone en un club que moldeó a su antojo con una filosofía que ha convencido a todos.

Futuro rojiblanco

Mucho se está hablando de la posible marcha de Simeone del Atlético de Madrid, pero el argentino tiene contrato hasta 2020 y, por el momento, no tiene pensado abandonar la que considera su casa. Ni siquiera el interés del Chelsea parece minar la resistencia de un entrenador que siempre ha comentado que le cuesta irse de los sitios donde está contento y feliz.

En su carrera, ya sea del Atlético al Inter y del cuadro de San Siro a la Lazio, Simeone ha dejado a un lado el aspecto monetario para seguir en el club donde se sentía querido. Sólo la obligación de marcharse o las invitaciones a salir de los clubes le obligaron a cambiar de aires.

El Atlético tiene blindado a su técnico hasta 2020 con un cláusula de 20 millones de euros y con 6 'kilos' al año como ficha, pero desde la directiva, en caso de que tienten a su técnico, no tendría problemas en hacer un esfuerzo económico más para mantener a su guía espiritual.

La renovación de jugadores importantes y la capacidad de Simeone para hacer frente a las salidas de hombres tan relevantes como Falcao, Courtois, Diego Costa o Arda Turan lo convierten en el entrenador al que los seguidores del Atlético no quieren perder de vista nunca. La directiva sabe que tendrá que tener contento a todas las partes para que eso siga así.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios