Menú

¿Está Zidane imitando a Ancelotti?

Las similitudes entre Zidane y Ancelotti van creciendo a medida que pasan los días. Tienen una forma de ser parecida y la misma idea de fútbol.

0
Ancelotti y Zidane | EFE

"He conocido a Mourinho, Guardiola, Bielsa y Ancelotti pero yo tengo que hacer de Zidane", avisó el francés en una señal de cual sería su metodo en el Real Madrid. Zidane quiere ser Zidane, pero la realidad es que la directiva, los jugadores, empleados de Valdebebas que trabajan junto a los jugadores e incluso quizá hasta el pripio Zidane, ven en él muchos rasgos de Carlo Ancelotti. En su forma de ser, método de trabajo y en la idea de fútbol que tienen en mente. Son demasiadas similitudes como para no realizar una comparación. Se parecen más de lo que parece a simple vista.

1. Relación con los jugadores

Los múltiples mensajes de la plantilla a Carlo Ancelotti tras su salida del Real Madrid, demostraron la buena y estrecha relación del entrenador con sus jugadores. Aspecto que no dio importancia Benítez pero sí Zidane. "Lo primero es tener buena relación con los jugadores", dijo en su presentación. Por eso y pese a su relativa timidez, es una persona cercana que prefiere el dialogo a la imposición. Alguien que opta por picar a Ronaldo en un concurso de faltas en lugar de intentar enseñarle cómo lanzarlas.

Los futbolistas respetan a un entrenador con muy poca experiencia porque les entiende y sabe como tratarles. Todos los pesos pesados del vestuario estan de su lado. Ha dado con la tecla al instante. Tras dos semanas con Zidane, Ronaldo confiesa que tiene más empatía con él que con Benítez y Modric que no desperdicia palabras innecesarias". Zidane es un hombre de pocas palabras como lo era Ancelotti. Su primer discurso a la plantilla, desvelado en Libertad Digital, así lo demuestra.

2. Dirigir los partidos desde el área técnica

Zidane no llega a los partidos con un blog y un boligrafo para apuntar sus anotaciones como hacen Benítez o Mourinho. El galo encara los encuentros como Ancelotti. Es raro verle sentado en el banquillo. Está de píe en el área técnica, no suele dar ordenes a sus jugadores y cuando habla con ellos, lo hace con indicaciones directas. Pocas palabras, sin esquemas en folios y las manos como único recurso adicional. Es un cambio que agradecen los jugadores que estaban cansados de Benítez y sus continuas indicaciones. Les machacaba con demasiadas ideas y correcciones.

No llegaban a estar a gusto con Rafa, un entrenador que no paraba de gesticular. Se sentaba en el banquillo y al instante se levantaba para llamar la atención a algún futbolista. Transmitía tensión. Es lo opuesto a Zidane que apenas realiza aspavientos. Alguna indicación con los brazos y poco más. Transmite tranquilidad como hacía Ancelotti. Un matiz importante: Zidane no para de animar y Benítez solía protestar bastantes acciones fallidas de sus jugadores. Eso sí, cuando tenga que gritar, Zizou lo hará. Ya lo hacía cuando era segundo del italiano y en el Castilla.

3. El jugador antes que la táctica

Zidane y Ancelotti fueron líderes de sus equipos. Jugadores del centro del campo. Los dos son conscientes de que la táctica se debe adaptar a las caracteristicas de los jugadores que tiene en cada equipo. Benítez era un entrenador que casi estaba obsesionado con la táctica. Pasaba horas y horas analizando los movimientos de cada jugador. Donde estaba y donde debería estar. Esto suponía una reducción en la libertad de los jugadores.

Zidane, como Ancelotti, no es partidario de un sistema férreo en el que los jugadores estén encasillados. Partiendo de cierto orden y sacrificio defensivo, prefieren conceder más ocasiones si a cambio sus futbolistas tienen libertad para desarrollar su creatividad. A genios como Zidane o Ancelotti hay que dejarles disfrutar y no encorsetarlos en unos pocos metros cuadrados. Ninguno son amigos de lecciones tácticas pesadas. Ya lo dijeron algunos jugadores tras el partido ante el Deportivo de la Coruña. "Zidane sólo nos ha dicho que salgamos a disfrutar".

4. Mano izquierda en cambios y ruedas de prensa

Cuando tienes trato con los jugadores, eres consciente del momento por el que están pasando. Así realizas cambios, no sólo pensando en ganar el partido, también en tener al futbolista contento. Son los guiños en ciertas situaciones. Esos momentos que sólo algunos entrenadores leen al tener una intuición especial. Dos jugadores que estaban pesando en salir del Real Madrid, están volviéndose a sentir importantes. James no ha dejado de jugar pese a que en los dos partidos el resultado estaba sentenciado y Jesé ha tenido minutos en ambos encuentros.

Ancelotti y Zidane. Dos personas con una parecida forma de ser. Clave en su comportamiento en el área técnica o en el vestuario. También ante los periodistas cuando se pone delante de un micrófono. Como si fuera de familia taurina, Zizou es experto en el arte del toreo. Si le preguntas por algo que no te puede o quiere contestar, opta por hacerlo pero con una sonrisa. Se ríe mucho. Transmite felicidad y eso se contagia. Es igual que Ancelotti en ese aspecto.

5. Idea de fútbol

Ancelotti y Zidane. Maestro y alumno. Han estado mucho tiempo junto. Primero en la Juventus y luego en el Real Madrid donde no podrían haber trabajado codo con codo sin tener la misma idea de juego. "Quiero un estilo de juego rápido desde atrás, con posesión y estar en campo contrario. Un juego ofensivo", explicó Zidane. Ante el Deportivo de la Coruña ya se notó el cambio. Dio la orden de realizar menos pelotazos, arriesgar más en los pases al iniciar la jugada desde atrás y tratar de ser ofensivos. Es algo habitual ver a Marcelo y Carvajal subiendo sus respectivas bandas a la vez.

Carvajal y Marcelo atacando hasta el final

Zidane terminó algo enfadado tras el partido ante el Sporting de Gijón porque en la segunda parte no fueron ambiciosos. No es un técnico que con el resultado a favor se conforme. No piensa tanto en mantener su portería a cero. De ahí que, salvo el portero, a veces estén todos sus jugadores en campo contrario, ya sea atacando o presionando.

Salvo el portero y los centrales, todos en campo contrario

En donde Zidane está tratándose de diferenciar de Ancelotti es en el orden defensivo. Busca la portería contraría pero sin la pelota quiere dos líneas de cuatro jugadores o incluso de cinco en el centro del campo. "No puede ser que tres jugadores no defiendan", dijo en rueda de prensa. Esta misma frase en otro entrenador hubiera supuesta un incendio en el vestuario. Con Zidane es una orden que se cumple al instante.

Equipo sin partirse con Bale y Benzema cubriendo las bandas

En los entrenamientos todavía no se puede realizar una comparación entre Zidane y Ancelotti. De momento, cuentan que el galo trata de que el balón sea protagonista en el día a día pero se está centrando estas semanas mucho en el aspecto físico. Florentino Pérez quizá se equivocara echando al italiano, pero la vuelta de Zidane es como volver a contratar a Ancelotti. Sólo le falta levantar la ceja.

En Deportes

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'El misterio del suicidio de Casado con el veneno de Rajoy'
    2. Echenique dice que "los que patean a mujeres indefensas" son "posibles votantes de PP, Cs o VOX"
    3. El drama de Amparo: "Llegué a mi casa y estaba okupada, si entro me llevan detenida"
    4. Luis Herrero: 'La que se avecina'
    5. Ciudadanos no superaría al PP, juntos no podrían desbancar a Susana Díaz y VOX lo tiene difícil
    0
    comentarios

    Servicios