Menú

Cien 'regalos' de Fernando Torres con el Atlético de Madrid

El Niño logró su centenario goleador con el 3-1 de su equipo ante el Eibar. En 2001 marcó su primer gol como rojiblanco en Albacete.

0
Cien 'regalos' de Fernando Torres con el Atlético de Madrid
Fernando Torres, 100 goles de rojiblanco. | Atlético de Madrid

Fue en Segunda División y en un momento decisivo. Si el Atlético de Madrid quería pasar sólo un año en el infierno de la categoría de plata del fútbol español tenía que ganar en el Carlos Belmonte de Albacete para no perder la estela del ascenso. Fue un año duro, el primero de los dos que estuvo en Segunda, y el cuadro rojiblanco, que no logró el objetivo inicial, sólo sacó dos cosas positivas en el curso 00/01: la respuesta de la afición y la aparición de Fernando Torres.

En Albacete, el '9' rojiblanco anotó con 17 años y de cabeza el gol que daría los tres puntos a su equipo. Ahí empezó a fraguarse la imagen de ídolo que hoy ostenta Fernando Torres. Pocos días antes, un 27 de mayo de 2001, el Niño debutó en el Vicente Calderón ante el Leganés. Un 3 de junio del mismo año, reemplazando a su ídolo, Kiko, Torres marcaba en el Carlos Belmonte.

A partir de ese gol ante el Albacete todo se desencadenó a un velocidad de vértigo. Para muchos demasiada velocidad para un chaval que aprendió a manejar la presión de un equipo grande y no pudo pulir sus defectos por la falta de paciencia de un club que necesitaba recuperar su estatus. El 28 de abril de 2002, el equipo sube a Primera División tras un año en el que Torres había marcado seis goles en Liga y uno en Copa del Rey.

Debut en Primera

Fernando Torres debutó en Primera División en el Camp Nou, un campo que se le da especialmente bien, y marcó su primer tanto una jornada después ante el Sevilla en el Vicente Calderón. Esa temporada, ya no había dudas, el delantero y la estrella del Atlético era Fernando Torres. 13 goles en Liga y uno en Copa del Rey fueron los registros de un goleador que muy pronto se había convertido en emblema y capitán del Atlético. Luis Aragonés era su entrenador.

El propio Torres llegó a decir que "ser capitán del Atlético de Madrid con 19 años no es normal". Las prisas del club por volver a ser grande siempre persiguieron a un jugador que veía curso tras curso como se cambiaban diez o más piezas de la plantilla. En la temporada 03/04 marcó 21 tantos, 19 en Liga y 2 en Copa. Una temporada después anotaría 20 entre Liga (16), Copa (2) e Intertoto (2). En la 05/06 bajó sus registros hasta los 13 goles ligueros y en la 06/07, la última como rojiblanco, firmó 15 dianas, 14 en Liga y uno en la competición copera.

Precisamente en 2007, una goleada ante el Barcelona por 0-6 en el Calderón desencadenó la salida de Fernando Torres al Liverpool. Allí explotaría como goleador, marcaría el gol que dio a España la Eurocopa de 2008 y ganaría el Mundial de 2010 a pesar de salir de una dura lesión que mermó su rendimiento.

En Liverpool seguía sin ganar títulos a nivel de club, el proyecto se estancó y se marchó al Chelsea en invierno de 2011. Un 31 de enero se oficializaba su llegada a Londres por 58,5 millones de euros, cifra récord por un jugador español. En Stamford Bridge tardó mucho tiempo en marcar su primer gol y su carrera empezó a perder el respeto de la afición. Pese a no cumplir las expectativas, Torres ganó con el Chelsea una Champions, una Europa League y una FA Cup. Sus goles en la final de la EL y en el Camp Nou ante el Barcelona fueron piezas claves en la consecución de los dos títulos europeos.

Regreso al Atlético de Madrid

En la temporada 14/15, Fernando Torres abandonó el Chelsea para irse cedido dos años al Milan donde sólo marcó un tanto oficial. Su situación personal y la del club italiano provocaron que el Atlético de Madrid encontrara el momento perfecto para volver a traer a su hijo pródigo. El 29 de diciembre de 2014, Torres llegó cedido al Atlético, y el 4 de enero de 2015 fue presentado en el Calderón con un estadio casi lleno.

Debutó nuevamente con la camiseta del Atlético de Madrid el 7 de enero en el Manzanares ante el Real Madrid y marcó sus primeros goles en su regreso, precisamente ante el eterno rival y lo hizo en el Santiago Bernabéu, campo donde nunca había marcado en competición oficial. Esa temporada acabó con seis goles, tres en Liga y otros tantos en Copa.

Ya en el presente curso, Fernando Torres ha sudado sangre para lograr su gol número 100. Ante el Barcelona en casa y en Ipurúa frente al Eibar, el Niño marcó su gol número 98 y también el 99, pero ha tardado una vuelta entera en lograr el 100 ante el que era hasta la fecha su última víctima.

El Calderón estalló para celebrar el tanto centenario de su ídolo, que aún no sabe si podrá seguir en el Atlético de Madrid. Dependerá de sus goles y de la FIFA. La dedicatoria del gol y su camiseta fueron para Manuel Briñas, responsable de la cantera del Atlético cuando llegó Torres al club rojiblanco y la persona que un día le dijo que tenía que jugar en el Calderón. "Este gol es tuyo", le dijo Fernando a Briñas.

Hace unos días, Torres dijo que marcar el primer gol con el Atlético le hizo cumplir un sueño y que el resto de tantos marcados eran "regalos". Ya tiene 100 para repartir.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios