Menú

Un once del Atlético sin Lemar es un 'mal' once

El jugador francés ha sido decisivo siempre que ha estado disponible. Su juego interior se antoja vital para desbloquear al Atlético.

0
El jugador francés ha sido decisivo siempre que ha estado disponible. Su juego interior se antoja vital para desbloquear al Atlético.
Thomas Lemar marcó el 1-2 ante el Espanyol. | EFE

No voy a engañar a nadie. Yo también pensé en verano de 2020 que el momento de Lemar en el Atlético había pasado y que seguramente lo mejor para las dos partes era separar sus caminos con una cesión o con una venta. La frustrante realidad era así por aquel entonces y la situación más que hartar daba rabia. Que Lemar estuviese lejos de su mejor nivel provocaba frustración dentro y fuera del Atlético de Madrid, porque muchas veces el mal rendimiento de un futbolista viene provocado por su falta de ganas o por sobreestimar su calidad, sin embargo, ese no era el caso de Lemar. En los entrenamientos volaba. En algunos partidos dejaba destellos de calidad. Pero cuando llegaba el momento de despuntar se atascaba.

Simeone, la dirección deportiva y el club sentían las misma frustración con el galo, porque aparte de todo lo citado anteriormente, Lemar es muy querido dentro del vestuario colchonero. Nadie te puede hablar mal de Thomas. Nadie. "Es un trozo de pan", como dicen algunos de sus compañeros. Ese hecho provocaba que la frustración fuese doble o triple en el Metropolitano ya que tienes en el vestuario a un gran jugador, a una gran persona y no puedes hacer nada porque al chico no le sale nada. ¡Y encima jamás se quejó por no jugar! Que alguien busque una declaración o un mal gesto de Lemar. No encontrarán nada y eso que tuvo más motivos que otros para levantar la voz y quejarse. En resumen, que era un martirio desesperante que no pudiera demostrar su potencial.

Por suerte para el Atlético y para Lemar, todo cambió la temporada pasada y ahora ya no se tira solo del recuerdo de su partidazo de debut ante el Real Madrid en la Supercopa de Europa de 2018. Ahora los recuerdos positivos de Lemar son constantes y recientes. El último, por ejemplo, en San Siro. De frustrante a imprescindible. De suplente residual a titular necesario. De tímido a "dame la pelota que la llevo yo". El Thomas Lemar de 2020 y 2021 es a día de hoy titularísimo en el Atlético de Madrid y como digo en el título de esta columna, un once sin Lemar, no es un buen once.

Por otro lado, en ese camino hacia este presente actual de Lemar, la figura de Simeone ha sido vital. Más de un pito se llevó el argentino por marcarse un Correa dando oportunidades a Lemar. El Cholo abrazó públicamente a Correa en Sevilla, pero con Lemar también tuvo abrazos privados que no se vieron y que han tenido el mismo efecto en el francés. El argentino nunca dejó de creer en Lemar porque precisamente necesitaba a un hombre como Lemar. Solo el Cholo sabe cómo se puede sentir un entrenador que tiene lo que quiere, pero no funciona cuando lo usa.

Y es que el juego del francés es oro puro para el Atlético ya que pocos futbolistas pueden conducir la pelota con la velocidad y la precisión con la que lo hace Thomas. Ese juego interior rojiblanco, que se activa y cambia de marcha cada vez que la coge Lemar, es más que necesario en un equipo al que, antes de ser campeón y después, se le suelen cerrar con defensas herméticas y bloques bajos. Ahí, en esas situaciones de atasco, el que pone la creatividad es Lemar que, de momento, está siendo más regular que Joao Félix o Griezmann, jugadores destinados también a hacer esa función.

Ahora es el turno de ver a Lemar de nuevo sobre los terrenos de juego tras la lesión que le dejó fuera de los mismos varias semanas o el virus estomacal que le dejó tocado con Francia. Lemar, Oblak y nueve más. ¿5-3-2? Sí, con Lemar. ¿4-4-2? Ok, con Lemar. ¿4-3-3? Vale, con Lemar. Los datos están ahí. Su juego también. Si le respetan las lesiones hay Thomas para rato y lo dicho, con Lemar ok, pero un once sin él, no es un buen once.

En

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia