Menú

Gasol lidera a unos Lakers que sueñan con el primer puesto del Oeste

Los Lakers han logrado su séptima victoria seguida –novena que encadenan en el Staples Center– al superar a los Hornets con un gran Pau Gasol.

Gasol lidera a unos Lakers que sueñan con el primer puesto del Oeste

Kobe Bryant, con 30 puntos, ha sido el máximo anotador del duelo, resuelto con victoria del conjunto angelino por 102-84, aunque la actuación más completa llegaba de manos de Pau Gasol, con 23 puntos, 16 rebotes y cuatro tapones, informa Efe. Por parte de los Hornets de Nueva Orleans ha destacado Carl Landry, con 24 tantos y diez rebotes. Esta victoria, unida a la derrota de los San Antonio Spurs frente a los Memphis Grizzlies (111-104), deja a los de Phil Jackson a cuatro partidos de los tejanos, líderes de la Conferencia Oeste, a falta de nueve encuentros para el final de la temporada regular.

Los californianos tenían claro que la victoria pasaba por volcar el ataque en sus torres. Y el mensaje lo asimilaban a la perfección desde el comienzo tanto Gasol como Andrew Bynum, que dominaron los aros sobre Emeka Okafor y Landry, mientras que Bryant y Marco Belinelli intercambiaban canastas de cinco metros. La entrada en pista de los reservas angelinos, en especial la del enérgico Shannon Brown, mantuvo la intensidad de los Lakers. Con un 2+1 de Gasol se llegó al término del primer período con clara ventaja local (30-19) tras un parcial de 12-2.

Los Hornets reaccionaron de forma firme en el segundo cuarto gracias a la dirección del mágico Chris Paul y a la inmensa labor en los tableros de Carl Landry, encargado de hacer olvidar a David West, lesionado para el resto de la temporada. La brecha se redujo a cuatro (40-36), pero en un santiamén los californianos volvieron a poner tierra de por medio con un vendaval ofensivo liderado por Bryant y el ala-pívot español, que dio pie a una renta cercana a los veinte puntos (57-39) poco antes de llegar al descanso y tras un abultado parcial de 17-3.

El conjunto de Monty Williams no tardó en acechar de nuevo a su rival (64-55), que acusaba los problemas de faltas de Bynum, aunque la situación quedó bajo control en cuanto los Lakers retomaron el mismo nivel defensivo de la primera mitad. Los robos de balón de Artest, los contraataques culminados por la pareja estelar angelina y la aportación desde el banquillo de Lamar Odom mantuvieron la superioridad local durante el tercer período (74-57, m.34).

Pero una vez más los Hornets supieron remar a contracorriente y lo hicieron con confianza y empuje. Dos acciones de Aaron Gray y Quincy Pondexter pusieron sobre aviso a los Lakers (78-72), pero de repente resurgió el mejor Bynum –a pesar de jugar con cinco faltas– mientras los Hornets, con numerosos fallos desde el exterior, no terminaban de carburar. Con 90-82 a 2:35 para el final, Bryant se sacó de la manga una canasta tras penetración imposible y Odom sentenció con un tiro de seis metros desde la esquina, neutralizando así cualquier asomo de reacción, por pequeño que fuera, de los Hornets.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios