Menú

Liga

Pedro acaba con un Rayo valiente

El canario marcó un hat-trick en la goleada de los azulgrana en Vallecas, ante un Rayo que mereció más en la primera mitad.

0
El canario marcó un hat-trick en la goleada de los azulgrana en Vallecas, ante un Rayo que mereció más en la primera mitad.
Los jugadores del Barça celebran uno de los goles en Vallecas. | EFE

No necesitó el FC Barcelona su mejor versión para salir con una goleada de Vallecas (0-4) ante el Rayo Vallecano, con un hat-trick de Pedro, y seguir con paso firme en el liderato de la Liga, a pesar de los infructuosos intentos de un voluntarioso conjunto vallecano.

El equipo del Tata Martino no resolvió las dudas sobre su estilo pero consiguió una nueva goleada, que minimiza cualquier debate, a pesar de que los madrileños fueron mejores en algunos tramos de la primera mitad. Y es que el partido comenzó con un conjunto local muy atrevido. Apenas habían transcurrido unos pocos minutos cuando Perea remató a bocajarro un balón que sacó Valdés en una parada espectacular. El Rayo apretaba con un sorprendente Mojica, presionaba sobre la salida de balón de su rival y trataba de sorprender a la zaga azulgrana.

Sin embargo, en defensa daba facilidades, a pesar de que la inclusión de Baena en el centro del campo y Baúl como central mejoró las prestaciones del equipo respecto a las últimas jornadas. Poco tardó Messi en dar el primer susto cuando se internó en el área, se marchó de todos, incluido Rubén, y Arbilla llegó al curce cuando se diponía a marcar a puerta vacía.

Con la posesión discutida durante todo el choque, el Barça esperaba los errores en la salida de balón del Rayo para sembrar el pánico. Y, fruto de una pérdida, llegó el balón a Messi, los defensas se cerraron en exceso en torno al argentino y abrió el balón a la banda derecha para que Pedro definiese con clase. Se ponían por delante los visitantes, sin haber hecho demasiados méritos, y parecía que el partido se les ponía cuesta abajo.

Pero si algo tiene el Rayo en Vallecas es que no pierde la cara al partido y los hombres de Jémez no cambiaron ni un ápice si guión de juego. Siguieron poniendo en dificultades a sus rivales, que no terminaban de encontrarse a gusto. Entonces apareció Jonathan Viera, uno de los hombres que debe asumir el peso en ataque de los vallecanos. El canario recortó en el área y lanzó un disparo que se colaba por la escuadra de Valdés. El portero rechazó el balón y Adriano derribó a Trashorras cuando llegaba al rechace. Penalti y una oportunidad única de los locales para igualar el choque y seguir vivos.

Decisivo Valdés

Y apareció Valdés. Ya era uno de los mejores jugadores del Barça cuando detuvo el penalti lanzado por el propio Trashorras. Y es que el guardameta está en el mejor momento de su carrera y su nivel le convierte en uno de los elementos más valiosos de su equipo. Su seguridad y determinación terminó por frenar el empuje del Rayo antes de que llegase el descanso.

El partido estaba abierto pero la luz se apagó en el Rayo muy pronto. Una pérdida de Perea propició el robo de Messi, que cedió el balón a Cesc para que centrase el balón y Pedro marcase ante Rubén. El golpe fue demasiado para el Rayo que, como sucedió en Málaga, terminó por desconectarse en la segunda mitad. El esfuerzo de los primeros minutos les hizo bajar el pistón y los errores se empezaron a encadenar. Diluidos completamente, perdieron el empuje y el Barça se sintió completamente cómodo sobre el césped.

Sólo tuvo que esperar a que los errores del Rayo llegasen. Y no tardaron. El balón le cayó a Neymar en otra pérdida de los locales -muy cansados- dentro del área frente a Rubén y el brasileño cedió el balón para que Pedro marcase a puerta vacía. Las ocasiones seguían sucediéndose y, con el Rayo entregado, Gálvez envió el balón de manera infantil a Xavi, que cedió Cesc para que marcase el cuarto ante Rubén. El Barça no quiso hacer más sangre en un partido en el que le bastó con esperar y machacar a su rival para seguir en lo más alto de la tabla. El debate sobre el estilo puede esperar.

Ficha técnica

Rayo Vallecano: Rubén; Tito (Nacho, m.46), Gálvez, Saúl Ñiguez, Arbilla; Trashorras, Baena; Perea (Embarba, m.48), Jonathan Viera (Larrivey, m.60), Mojica; y Bueno.

Barcelona: Valdés; Montoya, Piqué, Mascherano, Adriano; Xavi (Jonathan Dos Santos, m.83), Song, Cesc; Pedro (Iniesta, m.74), Messi y Neymar (Tello, m.80).

Goles: 0-1: M.33 Pedro; 0-2: M.47 Pedro; 0-3: M.72 Pedro; 0-4: M.79 Cesc.

Árbitro: Clos Gómez (comité aragonés). Amonestó a Trashorras y Baena, del Rayo Vallecano; y a Adriano, del Barcelona.

Incidencias: encuentro correspondiente a la quinta jornada de la Liga BBVA, disputado en el Estadio de Vallecas (Madrid) ante 11.740 espectadores. En el descanso, el grupo de rock español Mago de Oz interpretó sobre el césped una de sus canciones más emblemáticas, 'Fiesta pagana', perteneciente al álbum Finisterra (2000).

0
comentarios