Menú

Liga

El Barça sobrevive y descubre a Sergi Roberto como lateral (0-1)

Importante triunfo de un cuadro azulgrana plagado de bajas. El gol de Suárez y la gran actuación de Sergi Roberto, claves.

Importante triunfo de un cuadro azulgrana plagado de bajas. El gol de Suárez y la gran actuación de Sergi Roberto, claves.
Suárez marca el único gol del partido ante la mirada de De Marcos y Elustondo | EFE

Valioso triunfo del Fútbol Club Barcelona en el estreno liguero en San Mamés. El precedente, con la reciente victoria vasca en la Supercopa, y la escasez de efectivos con la que cuenta Luis Enrique en este comienzo de temporada jugaban contra los catalanes, que, sin brillo, tiraron de oficio para obtener tres puntos importantes gracias a un gran gol de Luis Suárez, y con una sorprendente actuación de Sergi Roberto en el lateral derecho. El vigente campeón se sobrepuso a las bajas y las lesiones durante el juego de Alves y Busquets.

La primera parte fue con diferencia la más atractiva del partido. De un alto ritmo, tuvo prácticamente de todo, menos goles, si bien los quince primeros minutos fueron bastante insulsos, pues la presión alta del Athletic hacía que el Barça tocara y tocara en su campo, sin apenas profundidad, pero sin sufrir tampoco peligro de los vascos. Pero todo cambiaría a partir de la lesión de Dani Alves, en un choque con Aduriz en el que la pierna del brasileño se hiperextendió y el ex sevillista no pudo continuar por un intenso dolor en la ingle. Curiosamente, su sustituto, Sergi Roberto, en principio desnaturalizado en el carril derecho, comenzó a dar a la banda azulgrana la profundidad que no había tenido hasta ese instante. De una buena internada suya llegó la primera polémica, en una clara mano de Elustondo tras un control de Messi, si bien el centro del circunstancial lateral catalán llegó seguramente después de que el balón rebasara la línea de fondo.

En esas, aunque Bravo participaba mucho del juego, casi siempre lo hacía con los pies, para continuar el eterno toque blaugrana. No tuvo peligro el chileno en todo el partido, pues apenas un cabezazo de Aduriz desde prácticamente el cielo de Bilbao inquietó su marco, pero el cuero no cogió portería finalmente. Poco después, una arrancada (en fuera de juego) de Luis Suárez tras un error de Elustondo al calcular el trayecto aéreo del pase rival, permitió al charrúa encarar al defensor rojiblanco, que le rebañó la pelota con limpieza instantes antes de que el colegiado señalara el punto de penalti. Un nuevo error del trío arbitral (horribles toda la tarde también en los fueras de juego) que no pasó a mayores por la gran intervención de Iraizoz ante Messi, al que adivinó la intención (raso, por la derecha del arquero), para enviar la pelota a córner. Antes del descanso, todavía un disparo lejano de Iniesta, y una estratégica salida de córner del Athletic, en la que Laporte estuvo a punto de rematar a placer, pudieron alterar el marcador. Sin excesivo fútbol, las revoluciones ya iban a mil por minuto en el contador de un duelo tan clásico como intenso.

Pero cuando se esperaba una segunda parte fantástica, de esas que llenan la retina de potenciales recuerdos para el cerebro, el partido se vino abajo. Los locales, cansados por el sobrecargado calendario de las últimas semanas, dieron un paso atrás más que evidente, y el Barcelona empezó a encontrarse cómodo, por más que no creara peligro de como en sus mejores tardes. En su primera incursión, la única de Jordi Alba en todo el duelo, el lateral internacional puso un centro perfecto que Luis Suárez no perdonó, al empalar con la zurda un balón a media altura imposible para Iraizoz. El mermado físico local se resquebrajó tanto como su moral, y de nuevo el imponente Sergi Roberto pudo sentenciar en un derechazo al larguero en los peores minutos del Athletic. Pese a los cambios de Valverde para oxigenar las piernas, al cerebro local ya la sangre llegaba a cuentagotas, y el recurso del pelotazo llegó demasiado pronto. Apenas un disparo de Ibai Gómez en una pelota suelta, y un chutazo lejanísimo de Laporte con el tiempo languideciendo llevaron un respingo a la grada, pero realmente Bravo no vio peligrar realmente su imbatido arco en ningún momento.

En definitiva, un Barcelona poco, o nada brillante, sacó oro en una salida difícil, aunque los leones no tuvieran las piernas habituales en su guarida. Dadas las circunstancias (la cara de Luis Enrique cuando Busquets cayó lesionado en un choque con Aduriz era para verla), los catalanes se pueden dar con un canto en los dientes. El brillo deberá llegar más adelante.

Ficha técnica:

Athletic de Bilbao (0): Iraizoz, De Marcos, Laporte, Elustondo, Balenziaga (Bóveda, m. 50), Rico (Gurpegi, m. 62), Beñat, Eraso, Merino (Ibai Gómez, m. 62), Susaeta y Aduriz.

Fútbol Club Barcelona (0): Bravo, Alves (Sergi Roberto, m. 18), Vermaelen, Mascherano, Alba, Iniesta, Busquets (Bartra, m. 68), Rakitic, Rafinha (Sandro, m. 82), Messi, Suárez.

Goles: (0-1): Luis Suárez (m. 54).

Árbitro: Del Cerro Grande. Mala actuación, con varios errores de importancia.

Incidencias: partido disputado en el estadio de San Mamés, ante más de 50.000 espectadores.

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Radarbot
  • Biblia Ilustrada
  • Libro
  • Curso