Menú

Liga

Lío en Lezama: ¿un africano en el Athletic?

La posible incorporación de Youssuf Diarra al Basconia –tercer equipo del Athletic– trae cola en Bilbao. 

La posible incorporación de Youssuf Diarra al Basconia –tercer equipo del Athletic– trae cola en Bilbao. 
Youssouf Diarra, ¿un maliense en el Athletic? | Agencias

Desde su nacimiento y puesta en marcha de la mano de trabajadores del metal en 1898, el Athletic tiene su particular tesoro en la cantera.

Ahora, casi 120 años después, un africano hace tambalearse los cimientos de Lezama. La filosofía de cantera del Athletic está, estos días, en entredicho. Su nombre es Youssouf Diarra. Nació en Bamako (Mali) hace 18 años. A los siete años, se trasladó a España para reunirse con el resto de su familia. Su padre llegó a Lérida buscando una oportunidad para poder mantener a los suyos y la encontró en una granja.

Los primeros pasos de Youssuf en el fútbol los dio en las calles de Lérida junto a su hermano mayor. Tras forjarse en varios equipos de la capital leridana, hace año y medio llamó la atención de una agencia de representación –la misma que lleva los derechos de Iñaki Williams– solicitó un cambio de residencia por cuestiones de estudios y se trasladó a Pamplona. Primero jugó en el Ardoi y después se incorporó al Txantrea, que es club convenido del Athletic y puerta de entrada para el conjunto bilbaíno desde territorio navarro. La pasada temporada anotó 15 goles en 33 partidos con la escuadra navarra en Tercera.

En febrero, en una prueba organizada por los responsables de Lezama, Diarra se salió. Ahora, los rojiblancos sopesan incorporar a Youssouf al Basconia –tercer equipo tras Athletic y Bilbao Athletic–.

Las intenciones de la directiva de los Leones han hecho sacar las garras a muchos de sus seguidores. Una inmensa mayoría no comparte la decisión. La consideran una trampa, un ultraje que rompe el espíritu de la filosofía del Athletic que dice lo siguiente:

"La filosofía del Athletic se rige por el principio que determina que pueden jugar en sus filas los jugadores que se han hecho en la propia cantera y los formados en los clubes de Euskal Herria, que engloba a las siguientes demarcaciones territoriales: Bizkaia, Gipuzkoa, Araba, Nafarroa, Lapurdi, Zuberoa y Nafarroa Behera, así como, por supuesto, los jugadores y jugadoras que hayan nacido en alguna de ellas".

Otros, sin embargo, la entienden y justifican. En los estatutos de los rojiblancos ya hay bastantes trabas para fichar jugadores como para ponerse exquisitos con la parte en la que se deja abierta la puerta a que puedan jugar con el primer equipo aquellos jugadores forjados en Lezama. Ahí está el quid de la cuestión. ¿Cuándo se considera a un jugador canterano de un equipo u otro? ¿Quién establece el plazo para considerar que un jugador se forja o no en Lezama? Para la FIFA, hasta los 21 años se estima que un jugador es canterano. Youssouf llegaría a Lezama con 18.

Resquicio o treta. Ahí está el debate. Los que defienden el posible fichaje de Diarra creen que el africano estaría, mínimo, dos años puliéndose en la cantera –una temporada en el Basconia y otra en el Bilbao Athletic– antes de dar el salto al primer equipo. Comparan el caso de Youssouf al de Aymeric Laporte, que tras estar cedido un año en el Avion Bayona –al tener menos de la edad mínima para poder jugar fuera del país natal, 16 años, no pudo salir de Francia– estuvo tan sólo dos temporadas en la cantera rojiblanca antes de pasar a formar parte de la primera plantilla.

Mario Bermejo y Marco Asensio

En Bilbao aún recuerdan el caso Mario Bermejo. El jugador cántabro de padre vasco –hecho que no abre la puerta en la filosofía de los leones para defender la zamarra rojiblanca–, llegó a jugar con el Athletic tras ser fichado del Racing de Santander después de debutar en Primera con solo 16 años. Tras jugar una sola temporada en el Bilbao Athletic, debuta con el primer equipo en Primera División disputando los últimos 7 minutos del derbi de la 5ª jornada ante la Real Sociedad en San Mamés, substituyendo a Ziganda.

El fichaje de Bermejo siempre estuvo en entredicho por una buena parte de la hinchada bilbaína que consideraban que Mario no cumplía con el espíritu de la filosofía de su equipo. El delantero terminó marchándose del Athletic por la puerta de atrás.

Fue tal la polémica por el caso Mario Bermejo, que José María Amorrortu, por entonces responsable de las categorías inferiores del Athletic, rechazó el fichaje de Marco Asensio cuando el acuerdo estaba perfilado.

La perla balear, cuyo padre es de Bilbao, tenía quince años, deslumbraba en la cantera del Mallorca y fue ofrecido a los leones a cambio de 1 millón de euros. Asensio, al igual que Mario Bermejo o Laporte, podría haber jugado 1 o 2 años en la cantera antes de dar el salto al primer equipo. En ese caso, el resquicio que brinda la filosofía rojiblanca, hubiera permitido que Marco hiciera las delicias de San Mamés. Por miedo a la reacción de una parte de la afición, Amorrortu truncó la operación. ¿Aún se tirará de los pelos el bueno de José María?

Algunos les gustará más a otros menos, lo que es indudable es que el Athletic es un club especial.

Temas

0
comentarios

Servicios

  • YoQuieroUno
  • Radarbot
  • Hipoteca
  • Masajeador