Menú

Texto íntegro de la entrevista a Alejandro Blanco

El presidente del COE atiende a Libertad Digital en su despacho a un mes de conocer si a Madrid le darán o no los Juegos de 2020.

0

Pregunta: Falta un mes y medio para saber si Madrid alberga los Juegos Olímpicos de 2020. ¿Hay optimismo? ¿Están nerviosos?

Respuesta: Hay optimismo; nervios, jamás. Lo importante es estar tranquilo. Somos conscientes de que este partido es muy difícil, pero también sabemos que tenemos una gran candidatura. ¿Nervios? Nunca. Ni siquiera en el momento de la votación.


¿A estas alturas ya está todo el pescado vendido o, por el contrario, aún quedan esfuerzos por hacer ante el COI?

Está todo hecho y falta todo por hacer. Hasta el 7 septiembre, todo el equipo de la candidatura, que está haciendo un grandísimo trabajo que ha sido valorado como "extraordinario" por el COI, estamos volviendo a explicar el proyecto, pidiendo colaboración y apoyo. Hasta el 7 de septiembre sólo nos queda trabajo, trabajo y más trabajo.


¿Será ésta la definitiva después de cuatro intentos y el tercero consecutivo?

Sí, es el momento. Madrid ha hecho proyectos reales, tiene el 80 por ciento de las instalaciones construidas... Tanto en el corte como en la valoración de la Comisión de Evaluación hemos sido los mejores (Madrid obtuvo una nota de 8,09 frente al 8,02 que logró Tokio, mientras que Estambul quedó mucho más retrasada). No hay ni un segundo después para pensar otra cosa. Además, el propio presidente del COI (Jacques Rogge) ha dicho que Madrid ya está preparada para organizar los Juegos. Ésa es la gran lectura de nuestra candidatura.


Como usted dice, Madrid ha sido la mejor valorada y, además, con una gran nota...

Sí, la más valorada habían sido las de París para 2012 y luego Tokio para los Juegos de 2016, pero Madrid las supera ahora. La Comisión de Evaluación ha considerado que éste es el mejor proyecto presentado jamás por Madrid. Han valorado el prestigio deportivo de España, de organización o la propia fortaleza de la candidatura, sin olvidar el apoyo gubernamental, de la sociedad, de las empresas o de los medios de comunicación. Insisto una vez más: es nuestra oportunidad.


De hecho, no hay reproches a la candidatura por parte de COI...

Ni uno solo. Habría que buscar mucho en los libros de las comisiones de evaluación para encontrar una candidatura que tenga tanta unanimidad en el proyecto como la que tiene la nuestra.


Ni siquiera hubo reproches pese a la lacra del dopaje y todo lo que ha supuesto la Operación Puerto, con el vodevil que ha sido el juicio este año...

La Operación Puerto fue un error y un horror. España es uno de los países que más lucha contra el dopaje en todo el mundo y todos nuestros grandes deportistas pasan los controles fuera. Hoy somos un modelo a seguir por los resultados y por la limpieza del deporte español. Se ha cometido un error en el desarrollo de la Operación Puerto que nos ha creado una imagen malísima, pero en ningún caso esto debería empañar ni los éxitos de nuestros deportistas ni la limpieza del deporte español.


Entonces, ¿ayudará la nueva ley antidopaje a mejorar la situación?

Sin duda alguna. Esta nueva ley corrige una situación que retrasaba el desarrollo de los procesos como, precisamente, la Operación Puerto. Pero insisto en que seguimos siendo un país bandera en cuanto a la lucha contra el dopaje. Esta nueva ley sale adelante para luchar con mayor rigor aún. ¿Cuál es el problema? En España y otros países de la Unión Europea, cuando vas por la vía penal no puedes utilizar la prueba hasta que no termine el proceso en la vía administrativa. Así, los juicios en España duran seis, siete u ocho años hasta última instancia. ¿Qué es lo que a nosotros nos ocasiona esa mala imagen? Que en esa misma Operación Puerto estaban los Ullrich, Basso, Alejandro Valverde... Tú no puedes decir que Alemania e Italia sí sancionan, pero España no. Ahí está la clave. Es un problema de imagen y de procedimiento, no de no luchar contra el dopaje.

La nueva ley permite que, aunque tú vayas por la vía penal, cuando hay un caso de dopaje, se puedan utilizar esas pruebas también para la vía administrativa. Si realmente se demuestra que un deportista está dopado, se le puede sancionar. Al margen de que luego el proceso penal continúe. Pero no puedes terminar todo el proceso penal, que son siete, ocho, nueve o diez años, para luego sancionar a un atleta. Eso es lo que no puede ser.


Otro asunto importante es la seguridad. ¿Serían seguros los Juegos en España en 2020?

Recuerdo que hemos tenido una muy buena puntuación en seguridad. Es cierto que otros años (2004 y 2008) tuvimos una nota negativa por una situación concreta que todo el mundo muy bien conoce (11-M)... ¡pero que alguien me diga un acontecimiento deportivo y no deportivo en España donde se haya producido algo grave! No es verdad. Tenemos unas fuerzas de seguridad impresionantes que realizan un trabajo extraordinario y creo que España ha sido un ejemplo de seguridad siempre. Ahora, al haberse eliminado ese problema, evidentemente la seguridad es mucho mejor valorada.


Volviendo a lo que es la candidatura de Madrid 2020 en sí, una vez más el Príncipe Felipe es la cara más visible...

Así es, el Príncipe es el gran líder de la candidatura. Fue el hombre que en el 92 llevó la bandera en Barcelona y ahora es el gran abanderado de la España del futuro. Como un miembro más de nuestra candidatura. Ha sido deportista, es diploma olímpico, tiene conocimiento y dedicación... sin duda es el gran faro que guía la candidatura de Madrid 2020 y que le da una parte diferencial con respecto a las demás. No hay palabras que puedan expresar todo lo que el Príncipe hace por la candidatura y por España. Para nosotros es un grandísimo honor que quiera compartir con nosotros estos momentos inolvidables.


Pero puede que sí se haya echado en falta mayor presencia de Mariano Rajoy...

En absoluto. Normalmente el presidente del Gobierno, en las anteriores candidaturas, iba sólo a la presentación final. Sin embargo, en este caso, el presidente ha estado en Lausana y va a estar el 7 septiembre en Buenos Aires. Hay que destacar que, por primera vez, este Gobierno ha considerado esta fase de la candidatura como acontecimiento de excepcional interés. Nunca antes había sido así. Para nosotros es muy importante tanto el apoyo como el conocimiento que tiene el presidente Rajoy del deporte. Ha estado siempre con nosotros, le ha dado a la candidatura la importancia que tiene y encima va a estar en Buenos Aires. Entonces... ¡qué más podemos pedir!


Las encuestas reflejan que el 80 por ciento de la sociedad española apoya la candidatura de Madrid 2020...

Tanto en la encuesta que hemos hecho nosotros como la que hizo el COI coincidimos en que el 81 por ciento de los españoles quiere los Juegos. Sólo hay unas décimas de diferencia. Es verdad que los que más impulso dan a la candidatura son los menores de 35 años, es gente que considera que los Juegos pueden ser el gran motor de la recuperación económica de España. Se trata de una generación extraordinariamente preparada, que en este momento está con un altísimo nivel de paro. Esta puede ser su gran oportunidad para encontrar un futuro mejor, y eso son palabras mayores que trascienden lo que es meramente una candidatura deportiva. De lo que se trata de es de conseguir una sociedad mejor, más tranquila, donde haya más trabajo para gente cuya preparación es innegable.


Ya sabe usted que en el grupo al que represento, Libertad Digital, hay muchos trabajadores reacios a que le den los Juegos a Madrid...

Respetando las opiniones de todo el mundo, si pensáis así es que no lo hemos explicado bien. A España le faltan por invertir 1.500 millones de euros en siete años entre las tres administraciones. Si cogemos los resultados económicos sólo de Londres 2012, vemos que los ingresos que han tenido quintuplican la inversión. Así pues, el retorno económico es muy superior a la inversión. Si hablamos fríamente en cantidades, no hay color. Por no hablar de la imagen de España: si nos dan los Juegos, el color se disipa totalmente. Barcelona aún hoy, más de 20 años después, sigue gozando de los efectos de los Juegos del 92. La sensación positiva que los ciudadanos de todo el mundo tienen de tu país... ¡eso es incalculable! Y, tercero, que hablamos de un proyecto que, de salir adelante, puede generar 300.000 puestos de trabajo.

En definitiva, si tenemos un proyecto que mejora la imagen, cuyo retorno económico es completamente positivo y que encima genera puestos de trabajo, entonces es difícil discutir el 'no'. Muchas veces, cuando se habla de un proyecto como éste, se encarrila con otras cosas. Para generar puestos de trabajo necesitas inversión, privada o pública, pero quiero recordar que ningún proyecto es excluyente con otro. Organizar unos Juegos Olímpicos no es excluyente con proyectos para mejorar la sanidad, la cultura, la educación... Lo que sí es cierto es que matemáticamente, hablando de cantidades, el retorno es muy superior a la inversión. Ahí están, por ejemplo, los puestos de trabajo que han generado los últimos Juegos Olímpicos (Londres 2012). Otra cosa es que te guste más invertir en otra faceta, o que pienses que ese dinero está mejor invertido en otras cosas. Pero podemos coger los datos de cualquiera edición de los JJOO...


Pero los de Atenas 2004 fueron un desastre...

Sí, pero su proyecto no estaba ajustado a la realidad. Cuando haces un macroproyecto que es insostenible, estás perdido.


Entonces, ¿el proyecto de Madrid sí está ajustado a la realidad?

Sí, y así lo han reconocido a nivel internacional. Madrid no sólo está ajustado a la realidad de España, sino a la del mundo entero. Es un proyecto que económicamente nadie puede discutir. Es más, los especialistas que vienen del COI se llevaron la gran sorpresa de la cuantía económica del proyecto y vieron que se trata de un proyecto perfectamente realizable. Hay un dato importante: Barcelona en el año 91 recibía 800.000 turistas. Le dieron los Juegos y en 1993 pasó a tener 2.700.000 turistas. Eso es un dato objetivo. La candidatura no es cuestionable. Otra cosa es empezar de cero y que te digan que tienes que hacer una inversión de 20.000 millones de euros. En ese caso yo digo que ni loco. Pero en el caso de Madrid 2020 estamos hablando de una inversión de 1.500 millones en siete años entre tres administraciones, que es perfectamente asumible.

A las siete semanas de la celebración de los Juegos ya se notaría el retorno: en ese período entraría en España más dinero que el que tú tienes que invertir. Además, hemos recibido el apoyo de los partidos políticos y de los dos sindicatos mayoritarios (UGT y Comisiones Obreras) ¡Generar 300.000 empleos en esta España actual! Ningún otro proyecto puede dar tanto trabajo. Yo lo explicado desde un punto de vista deportivo, si me apuras también económico, pero no político. Yo me mantengo al margen de la política porque soy un hombre del deporte, no milito en ningún partido. Soy el presidente del COE y defiendo la candidatura como el proyecto de España, no de ningún partido.


Pero a lo mejor este país necesita más inversiones en Sanidad y Educación y no tanto en un proyecto para aspirar a unos Juegos Olímpicos...

¡Sin ninguna duda! Pero es lo que te decía antes: si lo mezclas todo, a lo mejor ya no hablas sólo de la candidatura. A lo mejor tu preferencia es que se invierta el dinero en sanidad, educación o cultura. Pero si tú lo analizas desde un punto de vista global, económicamente es el mejor proyecto que puede presentar a España.


Así que éste es el momento. ¿Y no hubiera sido mejor que le hubieran dado los Juegos a Madrid hace ocho años, cuando todavía no había crisis, y no ahora?

Siempre piensas que es un buen momento, pero nosotros vivimos del presente y, como dices, la situación económica del país no era la que teníamos ahora. El paro no era el que tenemos ahora. Sin duda la mayor preocupación de la sociedad española es el paro. En este momento el proyecto que mejor puede ayudar a la recuperación económica es la candidatura de Madrid 2020. Volviendo a las encuestas, el 90 por ciento de los españoles menores de 35 años considera que el mayor factor de recuperación de la economía española es nuestra candidatura. Y hay que escuchar a los ciudadanos. Cada persona tiene una preferencia. Yo mismo puedo decir que mi preferencia es la sanidad o la cultura, pero cuando analizas sólo la candidatura desde un punto de vista económico, no hay duda de que es el mejor aval para recuperarnos y crear puestos de trabajo. No hay ninguna duda: no hay mejor proyecto en España que Madrid 2020.

Pero tenemos el caso de Eurovegas, que tendrá una financiación cien por cien privada...

Cierto. ¿Pero cuántos puestos de trabajo va a generar? Eurovegas es importantísimo para este país y va a ayudar a la economía española. Que venga un inversor extranjero a invertir en nuestro país... eso tiene una lectura súper positiva. Pero aquí hablamos de otro proyecto, aquí hablamos de un proyecto que no es un sitio solo, que afecta a muchas comunidades. Y hablamos de algo tan importante como el deporte y de mejorar la imagen de España. Pero insisto en que un proyecto no excluye a otro. Coge los presupuestos del Gobierno central o de la Comunidad de Madrid y verás que Madrid 2020 es totalmente asumible.


En esta época de recortes, el deporte no iba a ser ajeno. Hay mucha inquietud en torno al reparto de las becas ADO...

Sin duda. El deporte no es ajeno en este país donde vemos que hay problemas cada día. Lo que hay que pensar es que, si no nos dan los Juegos, nos esperan momentos muy duros para España. Y en el caso concreto del deporte, hay que hacer un planteamiento real, como está ocurriendo en muchos países, y hacer una nueva reforma del deporte español. Puede que no afecte tan a corto plazo, pero sí a la cadena. Y si la cadena se rompe, malo. Tenemos una estructura deportiva para la base, para la detección de talentos, para categoría júnior... y eso se puede acabar cortando. Y cuando eso se corta a medio plazo, los resultados bajan.


Llama la atención que, mientras somos una potencia en deportes colectivos como fútbol, baloncesto o balonmano, por ejemplo, luego la situación es bien distinta en algunos deportes individuales, como el atletismo...

En el caso concreto del atletismo, muchas veces somos bastante injustos. Tenemos un saltador que sacó medalla en salto de longitud como (Joan) Lino –medalla de bronce en Atenas 2004–, pero fundamentalmente las medallas españolas en atletismo llegan gracias al fondo y el mediofondo. Y en esas disciplinas dominan desde hace muchísimos años los africanos. Se ha producido una explosión en África que ha tenido sus consecuencias en España, Europa y el resto del mundo. En el atletismo español asistimos al nacimiento de grandes figuras. Yo creo en el presente y en el futuro de nuestros atletas, y estoy convencido de que seguirán saliendo grandes figuras en un corto. Tenemos figuras en salto, en 800, en 1.500... y seguiremos teniendo buenos resultados.

¿Y en judo, que es el deporte del que viene usted? Hay una sequía importante de medallas en los últimos Juegos Olímpicos, y el último metal fue el oro de Isabel Fernández en Sydney 2000...

Hemos tenido una generación irrepetible de deportistas. Pero cuando hay un deportista muy bueno, que tiene una carrera muy larga, normalmente anula a dos o tres generaciones siguientes de deportistas. Aquí hemos tenido campeones como la propia Isabel, Sara (Álvarez), David (Alarza), Kenji (Uematsu), Miriam Blasco, Almudena (Muñoz)... Luego tienes que esperar a que vuelva a salir una generación exitosa que no es la de los júnior, sino la siguiente a los júnior. Pero estoy convencido de que van a repuntar las artes marciales en España, como hemos visto el año pasado en taekwondo con Joel González, Nicolás (García) o Brigitte (Yagüe), que han sacado tres medallas. Es muy difícil que un deporte se mantenga todo el tiempo arriba porque, como todos, existen sus picos y sus valles. Pero no me preocupa. Lo que me preocupa es que esto rompa la cadena porque luego reconstruirla, empezando desde cero, cuesta mucho más.


¿Qué papel le espera al deporte español en Río de Janeiro 2016 y cómo cree que transcurrirán esos Juegos?

Yo soy muy optimista, pero tiene que mejorar la situación que vengo diciendo porque, si no, es imposible. Si nosotros no podemos mantener el trabajo en las federaciones, mantener a buenos técnicos y buenos deportistas, entonces se resienten los resultados. Nosotros no podemos engañar a la gente ni contar mentiras, mi forma de ser no es esa. Estamos en una situación de riesgo: o la economía española se recupera, que no todo tiene que ser dinero público, o los resultados bajan de forma irremediable. El que no entienda eso, que se dedique a otro tema.


Cambiando de tercio: me cuenta un pajarito que usted es muy futbolero y, además, madridista. ¿Cómo ve al Real Madrid para la próxima temporada?

El Real Madrid, con el presidente que tiene, intenta siempre traer a los mejores jugadores. Se habla mucho de Gareth Bale, que es un jugador extraordinario, pero ya se ha fichado a gente muy buena, a gente que tiene presente y futuro. El Madrid tiene una plantilla espectacular y un entrenador (Carlo Ancelotti) avalado por los éxitos, por su personalidad, y el futuro tiene buena pinta. Pero enfrente están el Barcelona y el Atlético de Madrid, que el año pasado lo hizo muy bien. La competición luego coloca a cada uno en su sitio, pero el Madrid, por plantilla, por equipo y por entrenador, debe estar entre los primeros. Siempre.

Después de fichar el Barça a Neymar, ¿debe ir el Madrid a por Bale?

Eso habrá que preguntárselo a Florentino. El Barça ha hecho un grandísimo fichaje y tiene un grandísimo equipo y en los últimos años ha sido el mejor equipo del mundo.


¿Le gusta más el actual entrenador del Madrid que el anterior?

Mourinho vino con un historial impresionante, pero también ahora Ancelotti. Pero siempre digo que lo importante de un equipo son los jugadores. Yo no conozco a ningún entrenador que tire un penalti, ni a un entrenador que los pare, ni a un entrenador que tire a puerta. El Madrid no puede estar pendiente de ningún entrenador. Nunca. La fuerza al Madrid, y de todos los equipos, se la han dado siempre los jugadores y luego los seguidores.


Dígame por último: ¿le van a dar los Juegos a Madrid? ¿Sí o no? ¿Y por qué?

Sí. Porque la fuerza de nuestra candidatura es la valoración que nos ha dado la Comisión de Evaluación. Nos han confirmado como los mejores y, si no confiamos en nosotros mismos, mal lo llevaremos.

Y si no nos los dan, ¿habría una candidatura para los JJOO de 2024?

Seguro que nos los dan, así que no hay que no piense usted nada más (Sonríe).

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios