Menú

Moto GP

Triunfo español en Moto2 y Moto3

Alex Rins y Jordi Torres sorprendieron los favoritos para ganar el GP de Alemania en sus respectivas categorías.

0
Alex Rins y Jordi Torres sorprendieron los favoritos para ganar el GP de Alemania en sus respectivas categorías.
Alex Rins, durante el GP de Alemania | Cordon Press

El español Alex Rins (KTM) ha logrado su segunda victoria de la temporada al imponerse en un apretado final en el Gran Premio de Alemania de Moto3 disputado en Sachsenring. Rins sorprendió al líder de mundial y compatriota Luis Salom (KTM) a dos curvas del final en la pelea por la victoria, mientras que Maverick Viñales (KTM) acabó tercero.

Rins no falló en el momento de la salida y en la frenada de final de recta llegó en cabeza de la carrera con Luis Salom y Maverick Viñales pegados a su rebufo, en tanto que el alemán Jonas Folger (KTM) intentaba por fuera ganar posiciones aunque sin éxito, ya que incluso perdió el cuarto lugar frente al australiano Jack Miller (Honda).

Las complicadas condiciones del circuito de Sachsenring hicieron que los pilotos se lo tomasen con cierta tranquilidad en la primera vuelta, en la que todos buscaron la temperatura óptima de trabajo de los neumáticos, por lo que no fue hasta la segunda en la que el ritmo comenzó a reflejar sendas vueltas rápidas, hasta cuatro consecutivas, de los pilotos de cabeza.

Autor del mejor tiempo de entrenamientos, Alex Rins intentó imponer su ritmo desde el principio para destacarse de sus rivales, entre los que Maverick Viñales fue quien se encargó inicialmente de mantener al grupo compacto, pero Rins se iba poco a poco y Luis Salom pasó a la acción y superó a su rival para comenzar a recortar distancias con el líder de la carrera.

El fuerte tirón de Rins provocó el primer golpe en el grupo en apenas tres vueltas y por delante se quedó con cuarteto con éste, Salom, Viñales y Miller, en tanto que un poco más atrás Efrén Vázquez (Mahindra) y Alex Márquez (KTM), se esforzaban por no perder el contacto con ellos.

Miller fue el primero en quedarse rezagado y acabó siendo absorbido por sus perseguidores. El cuarteto pasó a ser un trío con Alex Rins manteniendo una diferencia de escasamente tres décimas de segundo sobre Viñales, que necesitaba imperiosamente ganar para que su rival por el título, Luis Salom, no se escapase aún más, y el propio piloto de Palma de Mallorca.

Tras superar a Salom, Maverick Viñales no esperó más tiempo y buscó el rebufo de la moto de Alex Rins para superarlo al principio del decimotercer giro. Era el momento de intentar la escapada, pero ninguno de sus rivales se lo permitió y el liderato de Viñales apenas duró un giro, hasta la apurada de final de recta.

Rins asumió nuevamente la responsabilidad de marcar el ritmo con Viñales "atosigándolo" y con Salom expectante en la tercera plaza. El grupo perseguidor, de otros tres pilotos, Márquez, Vázquez y el portugués Miguel Oliveira (Mahindra), iba ya a casi tres segundos.

A cuatro vueltas del final saltó Salom de su cómoda posición y en un solo giró superó a sus dos rivales para cambiar completamente el ritmo e intentar marcharse camino de su cuarta victoria consecutiva, pero como antes le sucediese a sus rivales, no logró la ventaja suficiente y tuvo que plantear una estrategia distinta en la que buscar cerrar todos los huecos a sus rivales.

Así se llegó a la última vuelta, en la que el piloto de la escudería Estrella Galicia 0'0 se pegó mucho a su rival y a dos curvas del final le superó para alzarse con la victoria, en tanto que Maverick Viñales intentó sin éxito, por dentro de la trazada de la subida a la recta de llegada, doblegar al líder del mundial.

Por otro lado, el español Jordi Torres (Suter) logró el mejor resultado de su corta pero prolífica carrera deportiva al imponerse en el Gran Premio de Alemania de Moto2 que se ha disputado hoy en el circuito de Sachsenring y en el que Pol Espargaró (Kalex) logró recortar puntos al líder del mundial, el británico Scott Redding (Kalex), que sólo pudo ser séptimo.

Torres planteó una estrategia magistral de la prueba, en la que reconoció que salía "a aprender", pero lo hizo rápido y después de aguantar un buen tiempo tras la estela de Pol Espargaró vio su oportunidad y la aprovechó para ganar su primer gran premio del mundial y con su primer recuerdo señalando al cielo, a la memoria de su hermano, también piloto, que murió en el año 2006 en un trágico accidente en el circuito de Montmeló.

Tanto Pol Espargaró (Kalex) como Jordi Torres (Suter) sorprendieron en la salida al autor del mejor tiempo de entrenamientos, el belga Xavier Simeon (Kalex), un hito que no lograba un piloto de esa nacionalidad desde 1989, cuando Didier de Radigues fue el más rápido en los entrenamientos del Gran Premio de Bélgica de Spa-Francorchamps.

Simeon se vio superado por varios pilotos más en el giro inicial, entre ellos el español Julián Simón (Kalex), que se colocó cuarto, dando la impresión de que no sería capaz de aguantar el ritmo de los hombres de delante, mientras que el británico Scott Redding (Kalex), líder de la categoría, salió desde la tercera línea con el octavo mejor tiempo de entrenamientos y en el giro inicial fue capaz de recuperar dos posiciones.

Espargaró y Torres marcaron sendas vueltas rápidas en el tercer giro, en el que Corsi y Simón intentan aguantar el ritmo del dúo de cabeza si bien el campeón del mundo de 125 c.c. en 2009 tuvo algunos problemas que le obligaron a esforzarse para no perder el ritmo de sus rivales, en tanto que por detrás el líder del mundial Scott Redding ya encabezaba el grupo perseguidor, a casi tres segundos.

Jordi Torres daba la impresión de esperar su momento para intentar luchar por la que sería su primera victoria en el mundial en Moto2.

Esa ligera impresión de ir muy tranquilo tras Espargaró se acabó convirtiendo en realidad en la decimonovena vuelta, en la que Torres se metió por dentro de la trazada de su rival para superarlo y comenzar un fuerte tirón que sorprendió a todos sus rivales.

La gran incógnita, que era saber si Torres sería capaz de aguantar el ritmo impuesto hasta el final de la carrera aún a falta de diez vueltas, quedó despejada apenas unas vueltas después cuando él logró abrir un hueco que acabó siendo suficiente,mientras que Pol Espargaró, fue sorprendido también en el último giro por el ataque del italiano Simone Corsi (Speed Up), que lo relegó a la tercera plaza.



0
comentarios