Menú

Mercedes-AMG A 45 y A 45 S: el SúperGTI

Mercedes, y su división de competición AMG, le aprietan más las tuercas al A 45 para sacar hasta 421 caballos al motor en la versión S.

0
Mercedes, y su división de competición AMG, le aprietan más las tuercas al A 45 para sacar hasta 421 caballos al motor en la versión S.
Mercedes-AMG A 45 S

'No debían estar muy satisfechos' ni en Mercedes-Benz ni en AMG, la división deportiva de la marca de la estrella, con el rendimiento del anterior A 45, que con su motor de 360 caballos se convertía en el cuatro cilindros más potente del mundo. Por eso, para la nueva generación del compacto alemán, en la versión más deportiva han trabajado muy a fondo con el objetivo de seguir siendo referencia frente a rivales como los Audi RS3 o los BMW M2, con los que la marca de la estrella siempre discute la supremacía.

El resultado de este trabajo es de récord. Porque con el mismo bloque motor, un 2.0 de cuatro cilindros, alcanza ahora 387 caballos en la versión AMG A 45 y nada menos que 421 en el AMG A 45 S. Esta variante convierte a este motor en el más potente de los fabricados en serie en el mundo. Un propulsor que no solo llega al Clase A de cinco puertas, sino que también se estrena en el CLA Shooting Brake y dentro de poco en el nuevo GLA.

El motor de acceso a la gama de este SúperGTI rinde los mencionados 387 caballos con un par máximo de 480 Nm. Gestionado por un cambio automático de ocho velocidades y con tracción 4Matic, a las cuatro ruedas, es capaz de alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima. En cuanto al S, sube hasta los 421 caballos y la cifra de par se eleva hasta los 500 Nm. Con ello, la velocidad máxima llega a los 270 km/h y la aceleración de 0 a 100 km/h se realiza en solo 3,9 segundos. Pero más allá de estas impresionantes prestaciones, más aptas para circuitos, los dos son dóciles ‘corderitos’ en el día a día.

Más información del Mercedes-AMG A 45 y A 45 S.

En Motor

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation