Menú

Se cumplen diez años de la muerte de Drazen Petrovic

Perdió la vida en una carretera alemana entre Nurenberg y Múnich. Será recordado en Zagreb y Sibenik, su localidad de nacimiento (1964).

L D (EFE) El fenómeno, que hizo al Cibona Zagreb bicampeón europeo y que marcó 62 puntos para el Real Madrid en una final de la Recopa, será homenajeado por los jugadores jubilados y actuales junto a la directiva del Cibona, que ya han colocado una corona a su tumba en el cementerio agramita de Mirogoj y mas tarde los representantes de la Federación croata de baloncesto, acompañados por la familia de Drazen, harán lo propio. En su ciudad natal de Sibenik se celebrara un concierto humanitario en honor de Petrovic y mañana domingo los delegados del Sibenik, su primer club, instalarán una corona de flores sobre la famosa canasta en la calle Preradoviceva, donde Drazen dio sus primeros pasos en el mundo del baloncesto.

Las circunstancias de su muerte fueron inverosímiles. Anteriormente, el mismo día, optó por no viajar en avión con sus compañeros de selección, que volvía del Preeuropeo en Polonia, para pasar un rato con su amiga Klara, que le esperaba con su coche. Y en la carretera le "acechaba" el destino. Fue un día de fuerte lluvia y un camión que iba en su contra cruzo a su lado de la carretera y chocó frontalmente con el VW Golf conducido por Klara, que increíblemente sobrevivió.

En su magnifica carrera, cortada en seco a sus 28 años y medio, Petrovic gano entre otros galardones dos Copas de Europa y una Recopa con el Cibona, otra Recopa con el Real Madrid, Campeonato Europeo y Mundial con Yugoslavia, y dos platas olímpicas, una con Yugoslavia y otra con Croacia. Cuatro veces fue elegido mejor jugador europeo por La Gazzetta dello Sport.

Ya jugando en los Nets de Nueva Jersey, en 1993 fue incluido en el tercer mejor quinteto de la NBA. Para su anterior entrenador Mirko Novosel, "de haber seguido, habría sido uno de los mejores jugadores de la NBA de siempre". Diez anos después de su muerte nadie en Croacia olvida al Mozart, como le llamaban por su virtuosismo con el balón en las manos. El próximo día 18 en el pabellón del Cibona, que hoy en día lleva su nombre, se enfrentarán la selección croata actual y el Dream Team croata que ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Barcelona. Salvo Toni Kukoc, comparecerán todos los que disputaron aquella final olímpica ante los Estados Unidos de Jordan, Magic y Bird. Entre otros, estarán Dino Radja, Velimir Perasovic, Danko Cvjeticanin, Zan Tabak y Stojko Vrankovic.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios