Jueves 21 de Octubre
Actualizado a las 00:08:55
LD

Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Economía

3
EL PIB CAERÁ UN 1,2%, SEGÚN BBVA

La recesión en 2010 será cuatro veces más dura que la prevista por Salgado

El Servicio de Estudios del BBVA estimó este miércoles que la economía española se contraerá un 3,8% en 2009 y un 1,2% en 2010, mientras que el paro alcanzará el 18,1% este año y escalará al 20,1% en 2010.

Europa Press

Las previsiones de la entidad financiera contrastan con las del Gobierno que, para este año, prevé una caída del PIB del 3,6%, y para 2010, es aún mucho más optimista que BBVA, ya que plantea un descenso del 0,3%, cuatro veces menos que la estimación del banco.

Según el economista jefe de BBVA para España y Europa, Rafael Doménech, pese a la existencia de elementos que lastran el crecimiento español diferencialmente frente a Europa, como el mayor proceso de desapalancamiento y el ajuste del sector inmobiliario, la economía española ha podido acotar la fase más aguda de la recesión y evitar que su caída fuera superior por el uso más "incisivo" de la política fiscal y por la contracción de las importaciones.

Sin embargo y a pesar de la moderación en el ritmo de contracción ya producida, existen "pocos elementos" que permitan prever que en 2010 existirá un periodo de "sólida recuperación". En concreto, el Servicio de Estudios del BBVA estima que, según el indicador sintético que elabora la entidad, el PIB caerá en el tercer trimestre un 0,4% y un 0,2% en último trimestre de este año, lo que dará lugar a una caída global del 3,8% en 2009.

Finales de 2010

De esta forma, cree que las tasas positivas de crecimiento empezarán a llegar en los últimos meses de 2010 y que el empleo, a pesar de las grandes incertidumbres que rodean a la población activa, también empezará a recuperarse en esas fechas, aunque la tasa de paro no empezará a bajar hasta el año 2011.

Asimismo, considera que el crecimiento potencial de la economía, anteriormente situado en el 3%, se reducirá al entorno del 2% después de la crisis, aunque se mantendrá por encima del de la zona euro, que se rebajará al 1,4%.

El déficit público, por su parte, alcanzará el 11,4% en 2009 y se moderará al 10,3% el año que viene, lo que supone cifras más pesimistas que las últimas publicadas por el Gobierno. En este sentido, el BBVA afirma que en 2010 se iniciará un proceso de ajuste en las cuentas y que los beneficios a largo plazo de este proceso exceden "ampliamente" los efectos contractivos sobre el crecimiento a corto plazo.

Reducir el déficit, un gran reto

Sin embargo, afirma que debe prestarse "especial atención" al plan temporal de reconducción del déficit, ya que supone un "gran reto" y hay que impedir que afecte negativamente a una recuperación que no llegará hasta finales de 2010 y que será "lenta y difícil".

En cuanto a la deuda pública, el BBVA afirma que en 2009 llegará al 54% del PIB, "sensiblemente inferior" al nivel de la UE (cerca del 80%) que, a diferencia de España, ha sido responsable de un "sustancial paquete de ayudas" a los bancos equivalente al 5,7% del PIB.

Sobre las reformas, el Servicio de Estudios cree que se debe acelerar el ritmo de adopción de reformas estructurales para afrontar con éxito los retos del futuro. En este sentido, Doménech consideró que si se aceleran estas reformas, hay posibilidades de que el crecimiento potencial sea mayor en el futuro.

Reforma laboral

Entre las reformas, Escrivá apuntó al mercado de trabajo y a la trasposición plena de la directiva de servicios, dos frentes que podrían tener un "impacto decisivo" en el crecimiento a largo plazo, ya que la mejora de la competitividad y la flexibilidad son "fundamentales" para ayudar en la búsqueda de nuevos mercados.

Por su parte, Doménech resaltó el problema que supone la dualidad del mercado de trabajo, que da lugar a una elevada tasa de temporalidad que hay atajar a través del reequilibrio de los costes de despido, de forma que las indemnizaciones crezcan de forma "suave" en función de la antigüedad.

Asimismo, apuntó a la negociación salarial como otro de los focos de las reformas necesarias, ya que los salarios en España no son sensibles a las tasas de paro y al resultado de las empresas, lo que genera un gran desequilibrio. "La velocidad de salida de la economía española dependerá crucialmente de la prioridad que se aplique a las reformas", señaló.

Difícil recuperación

Sobre los factores que dificultarán la recuperación, Doménech destacó un mercado laboral que muestra un alto nivel de desempleo estructural, y el redimensionamiento del sector inmobiliario, que continuará en 2010, aunque la mejora en la accesibilidad de las familias a la compra de vivienda, derivada de unos tipos de interés bajos y de una previsible caída del precio, favorecerá la demanda.

De la misma forma, Doménech se refirió a los ajustes del crédito, aunque cree que el proceso de desaceleración "ha tocado fondo". Además, indicó que la inversión se seguirá contrayendo "con intensidad" en 2010 y más que la UE, y crecerá a un ritmo del 22%, frente al 31% de años pasados.

En cuanto al consumo, se verá afectado por diversos factores, como el proceso de desapalancamiento de la economía española por la incertidumbre sobre la riqueza de las familias, por la subida del paro y por la subida del IVA, aunque estos efectos estarán limitados por los bajos tipos de interés, que se mantendrán en el entorno del 1% a lo largo de 2010.

La subida fiscal mermará el PIB

Sobre la subida de IVA, Doménech aseguró que afectará en medio punto al consumo por ser un "impuesto distorsionador" que afecta a las decisiones de consumo y que genera una caída del consumo privado y un aumento del ahorro, lo que provocará también cierta caída de la actividad.

En este sentido, aseguró que el BBVA defendía un aumento de IVA con efectos neutrales que compensara una bajada de cotizaciones a las empresas, de forma que se encareciera el consumo y se abaratara el factor trabajo sin efectos en las administraciones públicas. A pesar de todo, cree que subir el IVA distorsiona menos que subir las rentas del trabajo o de capitales.

En materia de precios, Doménech adelantó que la inflación empezará a repuntar en 2010, aunque aún hay recorrido para que la subyacente siga bajando hasta el entorno del cero, para después empezar a aumentar ligeramente. De esta forma, para 2010 el IPC se situará en el entorno del 1% o "ligeramente por debajo".

Esta y otras noticias en la versión para móviles de LD: m.libertaddigital.com

También en Economía

INCLUYEN TRES GRANDES FALACIAS

¿Por qué los Presupuestos de 2011 son papel mojado?

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2011 ya tienen la luz verde del Congreso. El problema es que el mensaje de austeridad transmitido por Salgado contrasta con la realidad de las cifras. Previsiones irreales, ingresos inflados y ausencia de recortes amenazan con más déficit.
EL GRAN FRACASO DE ZAPATERO

El desastre solar: agricultores españoles arruinados y fabricantes chinos enriquecidos

La burbuja solar de Zapatero está empezando a dar resultados: campos llenos de paneles, árboles arrancados, familias endeudadas y una electricidad más cara. Eso sí, también hay ganadores: los productores de paneles, el problema es que en su mayoría son fabricantes chinos y alemanes.
27.561 EN TRES AÑOS

Las ejecuciones hipotecarias alcanzan su máximo desde que empezó la crisis

Las ejecuciones hipotecarias realizadas en España por bancos y cajas en el primer trimestre de 2010 fueron las más numerosas desde que comenzó la crisis, en 2007, según un informe publicado este miércoles por Moody's.

Lo más popular

Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899