print
LA DEUDA BRITÁNICA ASCENDERÁ AL 160% DEL PIB

Brown se convierte en banquero y EEUU inyectará 1,2 billones de dólares adicionales

Gran Bretaña y EEUU inyectarán más dinero público. Obama propone un nuevo plan de estímulo de 850.000 millones de dólares y Paulson solicitará los 350.000 millones restantes de su plan de rescate. Mientras, el Gobierno británico prestará directamente dinero a las empresas del país.


Japón baja los tipos hasta el 0,1%
La deuda pública de España, en riesgo

Noticia publicada el 19-12-2008

(Libertad Digital) El recién elegido presidente de EEUU, Barack Obama, propuso el jueves la aprobación de un nuevo plan de estímulo fiscal con el que pretende inyectar 850.000 millones de dólares en el mercado con el fin de reactivar sus deteriorada economía.
 
Un paquete que servirá para poner en marcha un ambicioso plan de obras e infraestructuras públicas con el que Obama promete crear 2,5 millones de puestos de trabajo. Además, servirá para fomentar las energías renovables y la atención sanitaria.
 
Por su parte, el secretario del tesoro de EEUU, Henry Paulson, solicitará en breve al Congreso el dinero restante que contempla su plan de rescate bancario, y que asciende a 350.000 millones de dólares, informa Bloomberg.
 
Una cuantía que podría destinarse a evitar el colapso de las grandes compañías automovilísticas del país, pese a que inicialmente se había planeado para la compra de activos tóxicos a la banca. En total, la combinación de ambas partidas sumarían 1,2 billones de dólares adicionales de gasto público que serían inyectados en la economía de EEUU en las próximas semanas.
 
Por su parte, el Gobierno británico se dispone a prestar directamente dinero del erario público a las empresas en dificultades para ayudarlas durante la actual recesión, según informa este viernes el diario The Daily Telegraph.

Las compañías que soliciten un crédito a un banco podrán pedir al Gobierno una cantidad equivalente, con lo que el Ejecutivo hará de hecho el papel de prestamista de última instancia. Es decir, el primer ministro británico, Gordon Brown, se convertiría así en el banquero mayor del reino.
 
El Gobierno británico prestará dinero directamente

En realidad, indica el periódico, el Gobierno tendrá que poner más de la mitad del préstamo porque, según se cree, en la mayoría de los casos, los bancos no aportarán más del 25% de la cantidad solicitada.

Ese sistema, que se anunciará oficialmente el año próximo, permitirá a las empresas solicitar créditos de mayor cuantía, y su objetivo es que los bancos vuelvan a prestar dinero al correr la mayor parte del riesgo a cargo del contribuyente.
 
1,9 billones de euros más en deuda pública

El primer ministro, Gordon Brown, es reacio a inyectar más dinero público directamente en los bancos y confía en que esa forma de garantizar los créditos a las empresas ayude a los bancos y los convenza de que deben prestar más, informa Efe.

El jueves, la Oficina de Estadísticas Nacionales dictaminó que la deuda del Royal Bank of Scotland debía ser contabilizada como deuda del sector público porque el Gobierno tiene una participación del 57% en ese banco.

El Royal Bank of Scotland ha acumulado obligaciones por un total de 1,8 billones de libras (1,9 billones de euros). Si se cuenta la deuda de ese banco como deuda pública, ésta pasará del 44% a más del 160% del Producto Interior Bruto (PIB), según calcula The Daily Telegraph.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE