Menú

California entra en bancarrota y congela la devolución de impuestos y servicios públicos

La bancarrota ha pasado de ser una amenaza para convertirse en realidad en California. Al menos así lo ha comunicado el Auditor General del Estado: en febrero, el estado más poblado de EEUU suspenderá pagos.

0
La bancarrota ha pasado de ser una amenaza para convertirse en realidad en California. Al menos así lo ha comunicado el Auditor General del Estado: en febrero, el estado más poblado de EEUU suspenderá pagos.
LD (Luis F. Quintero) Las previsiones lo venían advirtiendo desde el pasado verano. Ahora, el auditor general del Estado de California, John Chiang, ha anunciado que su oficina suspenderá pagos por valor de 3.700 millones adeudados a los californianos a partir del 1 de febrero. Se trata de devoluciones de impuestos (unos 2.000 millones), subvenciones para familias necesitadas (300 millones) y unos 13 millones de dólares en becas para estudiantes universitarios, entre otras partidas presupuestarias.
 
El Estado de California soporta un déficit fiscal superior a los 42.000 millones de dólares y los intentos del gobernador del Estado, Arnold Schwarzenegger, por salvar la situación subiendo los impuestos y aprovechando las recaudaciones de la lotería no han evitado la quiebra. John Chiang ha lamentado tener que "quemar este cartucho", aunque ha señalado que es "una acción sumamente necesaria".
 
De momento, la única promesa de pago llega en forma de pagarés, según Chiang, ya que su oficina prevé que la insolvencia de las cuentas públicas californianas se prolongue durante los próximos meses. Según el auditor, ni siquiera un acuerdo para recortar drásticamente los Presupuestos del Estado lograrían generar liquidez con la suficiente rapidez como para reanudar los pagos comprometidos de inmediato.
 
 
Algunos analistas señalan que en febrero aún se contabilizarán 346 millones en compromisos de pago y que se quedarán sin cobertura presupuestaria. Una situación que se puede prolongar durante el mes de marzo, donde el Estado profundizaría en su insolvencia y se vería obligada a emitir pagarés.
 
El retraso en el pago de las devoluciones a los contribuyentes pueden costarle al Estado de California un 5% de interés si a finales de mayo no se ha efectuado el reembolso. La emisión de pagarés por parte de la administración pública de californiana no se veía desde 1992. Un proceso similar tuvo lugar igualmente durante la Gran Depresión de los años 30.
 
Víctimas de la crisis presupuestaria:
 
  • Devoluciones de impuestos: 1.900 millones de dólares
  • Ayudas para discapacitados: 280 millones millones de dólares
  • Tribunales: 205 millones dólares
  • Ayudas a ancianos, ciegos y discapacitados: 188 millones de dólares
  • Administración de servicios sociales: 122 millones de dólares
  • Ayudas a familias necesitadas: 114 millones de dólares
  • Devolución de impuestos a bancos y empresas: 81 millones de dólares
  • Servicios de salud mental: 77 millones de dólares
  • Administración médica: 22 millones de dólares
  • Becas a estudiantes: 13 millones de dólares
 
¿Un caso aislado?
 
La situación límite de California hace que los analistas se pregunten si puede trasladarse a otros estados. Tal y como adelantó LD, los analistas de la entidad Goldman Sachs ha recomendado apostar en los mercados de Credit Defawlt Swaps (donde se negocian seguros para cubrir todo tipo de emisiones de deuda, tanto pública como privada) contra un total de 11 estados, incluido California, ante el riesgo de que carezcan de la capacidad suficiente para afrontar sus abultadas deudas públicas.
 
Algunos de estos estados se quejaron de la recomendación que emitió dicho banco, pero lo cierto es que los propios reguladores presupuestarios federales de EEUU advierten de que 13 estados avanzan hacia peligrosos déficits fiscales en 2009. Así, tras California, el riesgo de bancarrota aumenta en estados como Nueva York, Virginia, Massachussets, o Florida.
 

En Libre Mercado

    Servicios