Menú

La recuperación "inminente" será en los "próximos meses"

El Gobierno ha vuelto a protagonizar otra anécdota que, si no fuera por la gravedad de la recesión, serviría de guión para una película de los hermanos Marx. De la Vega dice ahora que recuperación "inminente" significa "en los próximos meses".

0
El Gobierno ha vuelto a protagonizar otra anécdota que, si no fuera por la gravedad de la recesión, serviría de guión para una película de los hermanos Marx. De la Vega dice ahora que recuperación "inminente" significa "en los próximos meses".

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró este jueves que la economía española va a volver a crecer "con carácter inminente", con el objetivo de que "cuanto antes se genere empleo" y se alcance la estabilidad presupuestaria en el tiempo marcado. Pero un día después, la vicepresidenta ha matizado las palabras de su jefe, llegando, incluso, a cambiar su significado.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros,María Teresa Fernández de la Vega, explicó que cuando Zapatero dice "inminente" en realidad significa en "los próximos meses". Se trata de una muestra más de la política errática del Ejecutivo y de la falta de transparencia sobre la situación real de la economía, que denuncian el BCE y la agencia Standard and Poor´s.

Según el diccionario María Moliner, "inminente" se aplica "a lo que está amenazando o a punto de ocurrir": "Parece inminente un cambio de ministerio". También se aplica a "amenaza, peligro", etc., significando que es inminente la cosa a que se refieren esas palabras: "Es inminente el peligro de inundación".

Además, De la Vega aseguró que el Gobierno cuenta con "algunos datos relativamente positivos" que se registran de una forma "sistemática" y con una tendencia "suave", que permiten albergar "esperanza". No dijo a qué indicadores se refiere, eso sí, se curó en salud al asegurar que "aún quedan meses de dificultad".

La vicepresidenta –siguiendo la línea argumental de Zapatero- intentó esconder el descalabro al que se enfrenta España el próximo año, con una tasa de paro del 20%, un déficit público equivalente al 10% del PIB, el fin de las ayudas a las entidades financieras por parte del BCE y la subida de impuestos todo ello acompañado de una subida de los tipos de interés que presionará sobre las familias hipotecadas.

Así, consideró que el Informe Económico presentado por Zapatero supone un análisis "realista y riguroso" sobre la situación económica de España. "Somos realistas partiendo de que 2009 ha sido uno de los años más difíciles de nuestra historia económica reciente", señaló.

Lo que parece claro para el Gobierno es que hay que seguir con el mismo mensaje de siempre: "hemos superado el peor momento de la crisis" y es tiempo de ponerse manos a la obra para llevar a cabo las dos reformas, a su entender, más importantes: la del sistema productivo y la del mercado laboral. Como siempre, no desveló en que consistirán estas reformas.

Aunque en España se van al paro 2.000 personas al día (según los registros maquillados del Ministerio de Trabajo- De la Vega dijo que se está produciendo una "desaceleración en la destrucción del empleo", que, a su juicio, refleja que "las cosas pueden empezar a marchar mejor". Asimismo, puso de manifiesto la mayor confianza de las empresas y la mejoría en las inversiones en adquisición de bienes de equipo, informa Europa Press.

Pese a todo, recalcó que es preciso "seguir ayudando a la economía para que crezca, con una reforma del sistema productivo y laboral", que debe afrontarse con "diálogo y consenso".

"El próximo año debemos seguir profundizando en las medidas adoptadas en 2009", añadió para apostillar que "lo que es evidente" es que las líneas de crédito dispuestas a través del ICO, las ayudas a sectores estratégicos o las líneas de apoyo a las entidades financieras "han permitido amortiguar el fuerte impacto de la crisis internacional en la economía española".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD