print
LAS CUENTAS PÚBLICAS LLEGAN AL CONGRESO

El PP califica de "chiste" que Solbes diga que encontró la "despensa vacía"

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, ha aprovechado la presentación de los presupuestos para hacer balance de la legislatura y destacar la "solvencia" de la economía española, cuyas cuentas cierran con superávit y se reduce la deuda pública. Una situación que contrapuso al año 2004, con el último presupuesto del PP, cuando, según ha dicho, "la despensa estaba vacía". El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha calificado esta afirmación de "chiste" y ha dicho que todo el mundo sabe que el PP "saneó las cuentas públicas, generó empleo y tuvo superávit presupuestario."

Solbes reconoce que las subvenciones pueden subir los precios

ERC y PSOE pactan aumentar el "cheque-bebé"

Noticia publicada el 26-09-2007

(Libertad Digital) Tras las recientes medidas anunciadas por el Gobierno (subvenciones al alquiler, ayudas por el nacimiento de un hijo o gratuidad del dentista) y en medio de fuertes críticas por su electoralismo, el equipo del vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha presentado este martes, ante el Congreso de los Diputados, su proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2008, lo que dará el 'pistoletazo de salida' a su tramitación parlamentaria.
 
En rueda de prensa, y tras entregar en el Congreso el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2008, Solbes ha señalado que, cuando él llegó al Gobierno, la despensa "no sólo estaba vacía", sino que además "no se había pagado la última compra", mientras que ahora "la despensa se ha ido llenando" y la deuda pública se habrá reducido doce puntos del PIB, 12.000 millones de euros, al finalizar la legislatura.
 
El líder del PP, Mariano Rajoy, ha calificado de "chiste" que Pedro Solbes haya afirmado que el Gobierno de José María Aznar dejó la economía española con la "despensa vacía", y ha considerado que el vicepresidente segundo ha presentado unos presupuestos "malos para España". "Supongo que Solbes quería hacer un chiste", ha dicho Rajoy, quien ha opinado que "visto lo que ocurre" con el vicepresidente segundo en las últimas fechas y el "papelón" que hace, a su juicio, en el Gobierno, éste ha decidido hoy "decir una cosa extraña".
 
Tras afirmar que nadie en España duda de que el Gobierno del PP "saneó las cuentas públicas, generó empleo, tuvo superávit presupuestario e hizo una buena política económica", subrayó que Solbes tiene un "problema" con el presidente del Gobierno, pero al final, continuó, "se ha puesto a las órdenes de Zapatero y del resto de ministros, porque no ha logrado imponer su criterio". Además, dijo que Solbes ha presentado unos Presupuestos Generales del Estado para 2008 "malos para España" y que "no resuelven" los problemas de los ciudadanos.
 
Solbes dice sentirse "tranquilísimo"
 
Solbes ha dicho que la previsión de crecimiento del 3,3 por ciento para el año que viene es una estimación "robusta" ante los "posibles desenlaces de las últimas turbulencias de los mercados financieros, dado que la "solvencia" y los "fundamentos" de la economía española "nos dan un amplio margen de seguridad".
 
El vicepresidente ha añadido que "éstos son los presupuestos que necesita España" en el actual contexto internacional, y ha vuelto a rechazar el tinte electoralista de estas cuentas. En este sentido, ha señalado que estos presupuestos "no son muy distintos de ninguno de los anteriores", por lo que habría que pensar que "los cuatro presupuestos han sido para ganar las elecciones".
 
Además, Solbes se ha defendido acusando al PP. Según ha dicho, los gobiernos "populares" también aprobaron, en las dos legislaturas en que estuvieron en el poder, rebajas fiscales antes de diversas convocatorias electorales. Sin embargo, el titular de Economía ha reconocido que, efectivamente, no se trata de promesas cumplidas -tal y como dijo la vicepresidenta el pasado viernes- ya que en el programa electoral del PSOE no se recogía ninguna medida "concreta" sobre natalidad y alquiler de viviendas, ámbitos que se han visto ahora beneficiados.

También ha rechazado las críticas de "derrochador" y ha dicho sentirse "tranquilísimo" con las cifras presupuestadas. Aunque los presupuestos no son electoralistas, según ha dicho el ministro, Solbes ha dedicado buena parte de su comparecencia a hacer balance del gasto presupuestado por el Gobierno socialista desde 2004 en las principales partidas -educación, infraestructuras, gasto social, I+D+i y servicios públicos-, tras lo cual retó "a quien quiera" a que haga un análisis de todas las legislaturas, "la comparen con ésta y vean la diferencia".

El difícil encaje parlamentario
 
A pesar del optimismo y el buen humor del vicepresidente durante esta presentación, todo parece indicar que la tramitación de los Presupuestos será más dura que otros años debido a la cercanía de las elecciones generales y a las demandas que los grupos, los que pueden apoyar al Ejecutivo, mantendrán en estos meses, desde el aumento de las partidas sociales hasta el compromiso inversor con Cataluña.

Aunque el acuerdo con la Generalidad sobre las inversiones en Cataluña ha despejado bastante el camino de las cuentas del próximo año y es muy probable que ERC e IU-ICV, socios del tripartido catalán, reconsideren su postura, de momento, tanto estos dos partidos como CiU siguen manteniendo su amenaza de vetar las cuentas públicas. El vicepresidente segundo, Pedro Solbes, ha reconocido que la proximidad de las elecciones hará que los "juegos parlamentarios" en la negociación de los Presupuestos muestren posiciones "más matizadas vinculadas a la abstención", aunque ha reiterado que espera contar con los apoyos suficientes.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados