Lunes 14 de Febrero
Actualizado a las 23:49:38
LD

Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Economía

27
TRES ESCENARIOS FACTIBLES

Jaque a España: rescate, europeseta o quiebra

Cada vez son más los analistas y organismos que dan por descontado el rescate de España. Bruselas sigue debatiendo a puerta cerrada la posibilidad de crear dos tipos de euro, uno "nórdico" y otro "mediterráneo", así como un mecanismo de "quiebra ordenada" de países.

FAES

Últ.
3,04
Dif.
-0,02
Dif%.
-0,65%
Últ. Act.
17:35
Información diferida 15 min. © fuente infobolsa
M. Llamas

Hace dos años tales escenarios eran impensables, pero la crudeza de la crisis los hace, hoy por hoy, factibles e, incluso, probables. El dilema al que se enfrenta Bruselas, y que se viene discutiendo desde hace más de un año, está más presente que nunca y ha acabado por afectar de un modo directo a España.

Pese a los reiterados desmentidos lanzados por el Gobierno y las autoridades oficiales, cada vez son más los analistas y organismos privados de primer nivel que dan por descontado el rescate internacional del país. En este sentido, la pasada semana tanto el banco de inversión estadounidense Merrill Lynch como la consultora Ernst&Young avanzaban como escenario "probable" el rescate europeo a través del mega fondo de 750.000 millones de euros ideado por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Lo mismo opina el ex economista jefe del FMI Kenneth Rogoff quien no dudó en afirmar que "el Gobierno central [español] no caerá en suspensión de pagos porque Europa apoyará al Ejecutivo, lo rescatará". En este contexto debe encuadrarse, precisamente, la reciente visita a La Moncloa del director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, y su actual economista jefe, Olivier Blanchard.

De hecho, pese a los desmentidos oficiales, el propio organismo reconoció hace escasos días que prepara la creación de un nuevo fondo para rescatar a países por la puerta de atrás, tal y como advirtieron distintos medios de comunicación.

¿Podrá pagar España?

El problema es que España sigue sin generar confianza en el exterior. La negación de la crisis por parte del Gobierno durante casi dos años, el insuficiente ajuste inmobiliario, la grave crisis financiera nacional, las crecientes dudas sobre la solvencia estatal y las tímidas correcciones estructurales (reducción de gasto público y reforma laboral) puestas en marcha hasta el momento hacen dudar a los inversores sobre la capacidad de España para afrontar sus compromisos de pago.

No obstante, los datos muestran que España es el país avanzado en "peor" situación para pagar su deuda (pública y privada) y el que precisará, tras EEUU, del mayor ajuste fiscal hasta 2030. La situación es, pues, muy complicada para las finanzas españolas.

El prestigioso analista estadounidense Mike Shedlock (Mish) avanza ya como "perfectamente obvio" que "España y Grecia suspenderán pagos" en algún momento, es decir, ambos países deberán optar por una reestructuración de deuda (quita y aplazamiento de los pagos pendientes), tal y como pone de manifiesto la delicada situación de sus respectivos sectores financieros, sostenidos in extremis por el Banco Central Europeo (BCE).

A este respecto, Mish se pregunta lo siguiente: "¿Hasta cuándo el BCE estará dispuesto a tirar dinero a la basura?; ¿Cuánto tiempo aguantará Alemania la actual política monetaria del BCE?; ¿Por cuánto tiempo aguantarán Grecia y España las medidas de austeridad?". La situación puede tardar años o apenas un mes, según Mish, pero no duda en que en algún momento ambos países entrarán en default (suspensión de pagos).

"Quiebra ordenada" de países

Quizá por ello las autoridades de Bruselas sigan estudiando la posibilidad de establecer un mecanismo que permita la "quiebra ordenada" de socios de la zona euro. Esta medida, exigida desde hace meses por Berlín, comienza a cobrar fuerza en el seno de la Unión.

Así, el Comisario de Asuntos Monetarios Europeos, Olli Rehn, ya no descartaba dicha posibilidad el pasado viernes. "El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, cree que esto es necesario por lo que solicita un proceso para una quiebra ordenada. No obstante, para realizar esto, la UE tendría que cambiar el Tratado de Lisboa, algo que sabemos que es muy difícil", señaló Rehn.

En una entrevista concedida al diario alemán Handelsbatt, Rehn no rechazó este plan, aunque primero se mostró partidario de emprender "las reformas que son posibles sin necesidad de cambiar el Tratado".

Creación de un "super-euro"

Por otro lado, la elite de Bruselas sigue estudiando la posibilidad de dividir el euro en dos. En concreto, Alemania y Francia analizan desde hace semanas la puesta en marcha de un "doble" sistema monetario en la zona euro.

Es decir, dos euros: uno fuerte ("super-euro"), en el que participarían los países del centro y norte de Europa, tales como Francia, Alemania, Holanda, Austria y Finlandia, entre otros; y otro débil para los denominados PIIGS (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España), según fuentes de la UE consultadas por el diario británico Telegraph.

"Es una medida desesperada. No se trata de soluciones ideales, sino de adoptar el menor de los males. Ayudar a Grecia se podría hacer de forma relativamente barata, pero España no puede permitirse el lujo de caer", ya que su rescate sería muy costoso. Dicho auxilio provocaría un rechazo aún mayor de la opinión pública de Francia y Alemania hacia este tipo de salidas, con la consiguiente presión hacia sus respectivos gobiernos.

La solución consistiría, pues, en una escisión dentro de la Unión Monetaria, gracias a la cual los países fuertes se mantendrían a salvo del riesgo de contagio por parte de los PIIGS, mientras que éstos, mediante una devaluación monetaria y sin ser expulsados explícitamente de la Unión, podrían aplicar de forma menos traumática las reformas estructurales necesarias para impulsar la recuperación de sus respectivas economías, según la visión existente en Bruselas.

Y es que, los líderes europeos temen que el rescate de España acabe tumbando el euro, con lo que Francia y Alemania aceptarían entonces el descuelgue monetario de estos países. La zona quedaría divida así en dos monedas, un euro "nórdico" y otro mediterráneo, sin necesidad de que los PIIGS sean expulsados de la Unión.

No obstante, según estas mismas fuentes, expulsar a un país del euro podría empujar a la región entera hacia una "depresión", ya que la banca europea está muy expuesta a la deuda (pública y privada) del Sur de Europa. Además, "las consecuencias para el país expulsado serían aún más catastróficas", alertan. Así pues, este plan no se descarta en caso de que el mercado mantenga cerrado el grifo de la financiación a estos países durante los próximos meses.

"La crisis de deuda de la zona euro tiene un largo camino por recorrer. Nadie sabe dónde va a terminar. Tan sólo una cosa es segura: la zona euro va a cambiar", alertan los funcionarios de la UE. Nada se descarta ya en el actual escenario, ni siquiera lo que hace apenas dos años era tomado a broma. Claro que también quedaría una última opción: hacer rápido y bien, muy bien, las cosas para reducir de forma drástica el déficit, ganar competitividad y sanear el sistema financiero.

Publicidad

Esta y otras noticias en la versión para móviles de LD: m.libertaddigital.com

Editorial

La Tienda de Libertad Digital La tienda de Libertad Digital Novedades Para ella Para él Vida y Hogar Salud Tabla de inversión Power Almohada con Altavoz Baño de Rosas Escáner de mano

También en Economía

DURÁN DENUNCIA EL "ACOSO" DEL BANCO DE ESPAÑA

PNV, CiU y PP presionan al Gobierno para no perder el control de las cajas

Mientras, la CECA inicia una gira por Asia para buscar inversores que acudan a sus ampliaciones de capital.
Crack de 1907, 1929, 1987, 2008...

'Será en octubre': ¿por qué las crisis financieras suceden cuando suceden?

En el s. XX varias crisis coincidieron en otoño, al igual que la actual -quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008-. ¿Existe algún patrón?
POR DETRÁS DE POLONIA Y CHIPRE

La competitividad de España se desploma nueve puestos en 2010

La competitividad de la economía española ha perdido nueve puestos en 2010, situándose ahora en el 42, por detrás de países como Polonia (39) o Chipre (40).

Lo más popular

Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899