print
LA COMUNIDAD AUTÓNOMA ESTÁ A LA COLA EN INVERSIÓN EN I+D

La Andalucía de Chaves, en K.O. tecnológico

El informe que el PP ha hecho de la situación tecnológica de Andalucía no ofrece buenos resultados. El porcentaje del PIB dedicado en España a la inversión en I+D+i en 2006 alcanzó el 1'20 por ciento. Las Comunidades Autónomas que superaron esta media nacional son la Comunidad de Madrid (1'98 por ciento), la Comunidad Foral de Navarra (1'92 por ciento), el País Vasco (1'60 por ciento) y Cataluña (1'43 por ciento). Andalucía sólo dedicó al gasto en I+D+i el 0'90 por ciento de su PIB regional. Viñeta: Canal Sú.

Noticia publicada el 03-02-2008

L D (Pedro de Tena) La composición de la inversión por sectores presenta diferencias muy notables. En la Comunidad de Madrid, el sector empresarial aporta el 60'72 por ciento, la Enseñanza Superior el 15'68 por ciento y las Administraciones Públicas el 23'33 por ciento. En Cataluña, el sector empresarial contribuye con el 64'96 por ciento, la Enseñanza Superior con el 22'87 por ciento y las Administraciones Públicas con el 11'91 por ciento.

En Andalucía, la inversión por sectores es radicalmente distinta: el sector empresarial aporta el 33'20 por ciento, la Enseñanza Superior el 43'43 por ciento y las Administraciones Públicas el 23'33 por ciento.

Estos datos demuestran la escasa capacidad de la Junta de Andalucía para atraer e impulsar inversión privada a nuestra Comunidad, fomentar la localización de nuevas empresas y apoyar a las que desarrollan actividades de I+D+i en Andalucía.  Para el gobierno andaluz, Andalucía es una región innovadora, como por arte de magia.
 
No podemos olvidar que, como ha firmado la EOI, innovar y modernizar son procesos acumulativos de una serie de activos como son la educación, la formación, las infraestructuras, el tejido productivo, la tecnología o la capacidad y el valor de toda una organización social. En todos y cada uno de estos procesos, Andalucía no está en una buena posición. Realmente todos los datos apuntan a que estamos en un proceso lento de convergencia.

Para el gobierno andaluz, Andalucía es pionera en todo. No hay discurso político donde no se presuma de ello. Sin embargo, la realidad también es otra. A título de ejemplo, el Consejero ha venido presumiendo de que el sistema de dos años de beca y dos de contrato para el personal investigador era una revolución, cuando Madrid había adoptado ya el modelo 4 años de contrato para los investigadores.

El Gobierno andaluz llega tarde a esta carrera de la innovación y el desarrollo empresarial y tecnológico. Debemos recordar que conceptos como competitividad, mérito, calidad, investigación aplicada, excelencia han sido criticados duramente por los socialistas, más partidarios de la igualdad ramplona y sin sentido y el café para todos. Más aún todavía, en amplios sectores del socialismo andaluz no se ha abandonado la idea que asocia lo bueno a lo público y lo malo a lo privado.

Dos son fundamentalmente los problemas en el ámbito del I+D+i en Andalucía: por una parte, la tradicional falta de investigación aplicada ejercida por quien tiene en Andalucía el mayor peso investigador, la Universidad, y por consiguiente el divorcio entre sistema productivo y sistema universitario; por otro, la dimensión de la empresa andaluza, un tejido productivo muy atomizado y muy vinculado al autoempleo, y por consiguiente con escaso poder para innovar y ganar en competitividad.

Del resultado disponible de la orden que incentiva la inversión del sector productivo andaluz, las empresas beneficiadas en la línea de creación son el 29'5 por ciento, un 66'9 por ciento en la línea de modernización, un 0'7 por ciento para cooperar entre PYMEs y por desarrollar actividades de I+D+i un 2'8 por ciento.

En materia de desarrollo tecnológico e innovación, el Gobierno de Chaves promete ahora en el nuevo PAIDI lo que lleva prometiendo desde hace diez años: 11 parques tecnológicos, 25 centros tecnológicos, 90 centros de investigación y más de 700 agrupaciones tecnológicas.

La Revista "Madrid I+D", en un artículo sobre "Nuevos Espacios para la ciencia: los parques científicos y tecnológicos", se dice en relación a Andalucía que "la red se puede considerar débil y fuertemente conectada".

Según el Centro de Predicción Económica (CEPREDE), Andalucía mantiene su retraso en la implantación de la Nueva Economía, siendo la sexta comunidad por la cola en el Índice de Penetración Regional de la Nueva Economía.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados