Menú

La CEOE podría forzar la marcha de Díaz Ferrán en dos semanas

El Mundo analiza la delicada situación que atraviesa Díaz Ferrán. Si el presidente de la CEOE no dimite, la organización forzará su marcha en dos semanas. Todos coinciden en que "deteriora la imagen" de la patronal y le tratarán de ofrecer una salida digna a un cargo al que se aferra.

0

Díaz Ferrán trata, mientras tanto, de aferrase al cargo con argumentos que el diario tilda de machacones. "Seguiré hasta el fin de mi mandato porque he sido elegido democráticamente y nadie me ha pedido que me marche en los órganos de dirección de la CEOE". Ferrán hace así oídos sordos a las reiteradas peticiones, hasta ahora privadas, para que dimita de la CEOE debido a que su mala imagen está dañando a la patronal.

La debacle de los negocios de Díaz Ferrán –el pasado lunes vendió su último negocio, la empresa de autobuses Trapsa- ha sido continua desde que en diciembre de 2009 cerró Air Comet. Díaz Ferrán también se vio obligado a suspender los pagos de Viajes Marsans el pasado mes de junio.

El lunes, en la presentación de un libro del Instituto de Estudios Económicos sobre la regulación del derecho de huelga, las preguntas derivaron muy pronto hacia su situación en la CEOE.

Las voces críticas sobre su gestión en la patronal son ya mayoría, según El Mundo. Lo piden los presidentes de poderosas patronales como Unesid (Pérez de Bricio); AETIC (Jesús Banegas); CNC (Juan Lazcano); FICE (Rafael Calvo); el responsable de la Federeación Española de Empresas de Viajes (Rafael Gallego) o el presidente de Anged Juan Miguel de Mingo. También en las regionales creen que Díaz Ferrán debería abandonar el cargo.

Joan Rosell, de Fomento del Trabajo, ha vinculado su reelección como líder de su patronal a que se haga explícito su desacuerdo con la permanencia de Díaz Ferrán. "Está deteriorando la imagen de la CEOE y ese es un lujo que no nos podemos permitir en un momento como éste", señala. Hasta sus allegados, sus acérrimos defensores en la patronal, han tirado ya la toalla de su defensa.

Un amigo de Díaz Ferrán comenta que hace unos días le remitió una carta pidiendo "por su bien" que dejara la presidencia de la patronal. Un ejecutivo de la CEOE considera en El Mundo que "lo ideal sería que el propio Gerardo dimitiera antes de las próximas reuniones del comité ejecutivo y la junta directiva que se celebrarán el 20 de octubre. Si él no lo hace, algún vicepresidente alzará la voz y entonces se romperá el silencio de los que, hasta el momento, no han dicho nada en público por temor a desestabilizar la Confederación".

La reunión del comité de 50 ejecutivos y la junta directiva, de la que forman parte 200 empresarios, viene precedida de un cónclave de vicepresidentes, unos 20 en total, en lo que el diario califica de una especie de consejo de ministros de la CEOE. El día 20 es, según El Mundo, el día D para Díaz Ferrán.

"Díaz Ferrán ha hecho muchas cosas buenas", dicen algunos de sus defensores. "Acabó con el poder absoluto de Jiménez Aguilar; amplió la dirección de la patronal y profesionalizó la organización nombrando un secretario general muy eficaz, José María Lacasa, y los documentos que elabora ahora tienen un gran nivel y sirven de guía para la mayoría de los empresarios. El problema es que no ha sabido marcharse a tiempo. Debería haberse marchado cuando lo hizo su socio Gonzalo Pascual".

Mañana lunes, informa El Mundo, se producirá una reunión informal de los vicepresidentes con Díaz Ferrán en la que le ofrecerán una salida digna. Si está dispuesto y lo explicita, podría continuar en la presidencia hasta la convocatoria de elecciones. Si no lo hace, la solución es que alguno de los vicepresidentes decanos, Carlos Pérez de Bricio o José María Aguirre González, se hagan con la CEOE hasta los comicios de enero.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD