Menú

Los jóvenes necesitan un 70 por ciento de su renta para comprar una casa

El esfuerzo de los jóvenes para poder comprar una vivienda libre alcanzó el 69 por ciento de su salario al cierre de 2006, más de 10 puntos por encima de los niveles alcanzados un año antes y más del doble del nivel recomendado (30 por ciento), debido a la progresiva subida de los tipos de interés, que no se ha visto compensada por la desaceleración de los precios de la vivienda. Estas son las conclusiones de la 17 edición del Observatorio Joven de Vivienda en España (Objovi) correspondiente al cuarto trimestre.

El esfuerzo de los jóvenes para poder comprar una vivienda libre alcanzó el 69 por ciento de su salario al cierre de 2006, más de 10 puntos por encima de los niveles alcanzados un año antes y más del doble del nivel recomendado (30 por ciento), debido a la progresiva subida de los tipos de interés, que no se ha visto compensada por la desaceleración de los precios de la vivienda. Estas son las conclusiones de la 17 edición del Observatorio Joven de Vivienda en España (Objovi) correspondiente al cuarto trimestre.
LD (Europa Press) El informe, editado por el Consejo de la Juventud de España (CJE), fue presentado hoy en rueda de prensa por el presidente del CJE, Mario Esteban, el vicepresidente de la organización, José Luis Arroyo, y el sociólogo y autor del trabajo, Joffre López. Según se desprende del estudio, estos niveles de esfuerzo condicionaron que la tasa de emancipación de los jóvenes se situase al término del pasado año por debajo del 50 por ciento, en muchos casos, ante la negativa de las entidades financieras a conceder hipotecas en tales términos.
 
Esta situación fue aún peor entre los 18 y 24 años, cuyo esfuerzo teórico se eleva hasta el 93,4 por ciento de su salario. No obstante, en esta franja de edad la tasa de emancipación cae por debajo del 30 por ciento, como en el caso de los trabajadores entre 25 y 29 años, cuyo esfuerzo es del 71,7 por ciento, porcentaje que cae hasta el 58,6 por ciento entre los 30 y los 34 años. Además, el CJE destacó la relación directa que existe entre la tasa de temporalidad y el esfuerzo salarial. Así, subrayó que el menor esfuerzo salarial se produce entre los colectivos con mayor estabilidad laboral.
 
Según los datos aportados por el Observatorio, poco más del 35 por ciento de los jóvenes entre los 18 y los 24 años cuentan con un empleo indefinido, mientras que el esfuerzo salarial que deben emplear para acceder a una vivienda es superior al 93 por ciento. Esta relación se observa también entre los 25 y 29 años (más del 50 por ciento y 71,7 por ciento, respectivamente), y de los 30 a los 34 años (más del 60 por ciento y 58,6 por ciento). Además, si se establece una relación entre el salario de una persona joven y el precio medio de una vivienda libre en España de 100 metros cuadrados, se observa, según el informe que los jóvenes han de dedicar el sueldo bruto de 12 años para adquirir una vivienda libre.
 
Sin embargo, es aún más significativo, según el CJE, que este plazo se haya incrementado en el cuarto trimestre de 2006 respecto al mismo periodo de 2005 en todas las comunidades autónomas, lo que se debe, en su opinión, a que, pese a la desaceleración de los precios de la vivienda (9,1 por ciento en 2006), estos siguieron creciendo por encima de los salarios (en torno a un 3 por ciento en el mismo año). Además, ante la idea de que comprar de un piso en pareja o con otras personas supone facilita el acceso a una vivienda, el estudio estima que el esfuerzo salarial en el caso de un hogar joven ascendió al 43,2 por ciento.
 
Por otro lado, la recomendación del CJE para aquellos que puedan acceder a una vivienda tipo por falta de presupuesto es optar a viviendas más pequeñas. Así, la superficie máxima a la que podía optar una persona joven en el periodo de referencia sin emplear más del 30 por ciento de sus ingresos (límite máximo de endeudamiento asumible), se situó en los 43,4 metros cuadrados, un 17,7 por ciento menos que en 2005.
 
Mayor esfuerzo en Madrid, País Vasco y Baleares
 
Por otro lado, la mayores tasas de emancipación se registraron allí donde los precios son mayores, según el CJE, con la Comunidad de Madrid, el País Vasco e Islas Baleares a la cabeza, donde el esfuerzo se situó por encima del 83 por ciento del salario individual, mientras que en el extremo opuesto se situaron, por debajo del 54 por ciento, Navarra y Extremadura.
 
Desde el punto de vista de la superficie máxima tolerable, el CJE alerta nuevamente de los casos de la Comunidad de Madrid, País Vasco e Islas Balares, donde una persona joven sólo podía aspirar a poco más de 35 metros cuadrados. Además, sólo en Extremadura esta superficie superó los 60 metros cuadrados, mientras que ligeramente por debajo de este margen se situaron Navarra y Castilla y León.
 
Datos "preocupantes y graves"
 
A la vista de estos datos, el CJE consideró que las condiciones de acceso de los jóvenes a la vivienda libre en propiedad son "muy preocupantes y graves", dado que son una claro ejemplo, a su juicio, de "exclusión residencial". Por ello, instó a que los ejecutivos autonómicos y locales que queden constituidos tras las elecciones del pasado 27 de mayo, adquieran un mayor compromiso para solucionar este problema y tomen medidas de coordinación con el Estado en esta materia, ya que, señalaron, "no puede recaer todo el peso político de la vivienda sobre el Ministerio" dirigido por María Antonia Trujillo.
 
En este punto, la organización valoró positivamente las iniciativas ministeriales para facilitar el acceso de los jóvenes al mercado de la vivienda, especialmente, el Plan Vivienda Universitaria, si bien, consideró que estas viviendas deberían dirigirse a todos los jóvenes, no sólo a los universitarios. Asimismo, consideró que, pese a que ha mejorado la ocupación estable de los jóvenes, estos siguen siendo los más castigados por la temporalidad. En este sentido, y tras valorar positivamente la última reforma laboral, consideraron necesario "intervenir" en el mercado de trabajo fomentando las actividades más productivas y otorgando menos protagonismo a aquellas de menor cualificación.
 
Por otro lado, demandaron un parque público de vivienda en alquiler, y estimaron que la fórmula del alquiler con derecho a compra supone una "trampa", ya que, a largo plazo, implica el posible uso especulativo de las viviendas. En esta misma línea, abogaron por incrementar el tiempo preceptivo previo a la venta de una VPO para establecerlo por encima de los 20 años. Por último, solicitaron establecer un porcentaje obligatorio de reserva del 40 por ciento para vivienda protegida en el suelo edificable, frente al 30 por ciento que establece la Ley de Suelo, que entrará en vigor a partir del 1 de julio.
 

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso